Veronica Mars, la serie que resucita 12 años después gracias a los fans

La televisión nos ha dado muchas series de culto en los últimos veinte años, Twin Peaks, Buffy, cazavampiros, Firefly, Battlestar Galactica… La repercusión de muchas de ellas se ha mantenido fuertemente a lo largo del tiempo, llegando a generar con su influencia nuevos fenómenos de culto que, a menudo, comparten fans. Sería el caso de Veronica Mars, misterio adolescente que en su día fue descrito (muy acertadamente) como una fusión entre dos de los cult shows por excelencia, Twin Peaks y Buffy.

Imagen de la cuarta temporada de Veronica Mars (Cortesía de TNT)

Veronica Mars fue creada por Rob Thomas y estrenada en 2004 en la difunta UPN (cadena que se fusionó con WB dando lugar a la actual CW), compartiendo casa con Buffy Summers y su pandilla. Protagonizada por Kristen Bell en el papel que hizo que su carrera despegara, la serie se centraba en el misterio de la muerte de Lily Kane (Amanda Seyfried) y sus repercusiones en la pequeña y corrupta localidad de Neptune en Los Ángeles. Fusionando las historias adolescentes ambientadas en el instituto y el género neo-neoir, Veronica Mars conquistó a sus fans con una mezcla de casos detectivescos semanales y una adictiva trama central que recorría toda la temporada.

Pero si por algo la serie enamoró a los fans de Buffy (e incluso a su propio creador, Joss Whedon, que llegó a hacer un cameo en la serie), fue por sus personajes, y en concreto por el carisma irresistible de Veronica, la Nancy Drew del nuevo milenio. Sin embargo, a pesar de sus buenas críticas y la pasión de su público, a Veronica Mars le costó salir a flote cuando el streaming y las redes sociales aun no eran un factor y lo único que contaba eran las cifras de audiencia en directo. La serie fue cancelada tras su tercera temporada, dejando la historia inacabada y convirtiéndose oficialmente en una de las series canceladas antes de tiempo por excelencia. Esto fue lo que cimentó su estatus como serie de culto y lo que la llevó a experimentar un recorrido que ilustraría perfectamente la evolución de la televisión en los últimos 15 años.

Después de la cancelación, los fans se organizaron para pedir a la cadena que salvase la serie y le diese una merecida cuarta temporada. Entre sus acciones, promovieron los packs en DVD para encontrar nuevos espectadores y enviaron cajas de malvaviscos o nubes a las oficinas de Warner Bros, guiño a una frase del primer episodio que inspiró el nombre oficial de los fans: marshmallows. Esta fue una de las primeras campañas que los espectadores crearon para salvar una serie, sentando precedente para que en los años posteriores el fan se convirtiera en un participante más activo del desarrollo de la cultura audiovisual, tal y como hemos visto en los casos de Community, Sense8 o Brooklyn Nine-Nine.

La pasión de los fans, dispuestos a hacer (y pagar) lo que pudieran por salvar sus series favoritas hizo que la figura del mecenas cobrase protagonismo. Años después de la cancelación de Veronica Mars, la web de financiación de proyectos creativos Kickstarter se volvía tremendamente popular. Siguiendo el ejemplo de Firefly/Serenity, Rob Thomas recurrió a ella para continuar la historia de Veronica en forma de película y los fans respondieron de forma abrumadora, recaudando casi 6 millones de dólares (de un objetivo inicial de 2). El largometraje de Veronica Mars se estrenaba en 2014, siendo recibido como un auténtico regalo y agradecimiento a los fans por tantos años luchando por el regreso de la serie.

Imagen de la cuarta temporada de Veronica Mars (Cortesía de TNT)

Desde entonces, el crowdfunding ha perdido fuerza y hemos entrado en la era del streaming. Antes de empezar a cancelar sus programas en masa, Netflix se ganó su reputación resucitando series de culto como Arrested Development o desarrollando continuaciones nostálgicas como Madres forzosas. Este era sin duda el panorama idóneo para que Veronica Mars regresase a las pantallas una vez más, y así ha sido. La plataforma estadounidense Hulu ha sido la encargada de devolvernos a nuestra investigadora privada favorita con esa ansiada cuarta temporada, que llega 15 años después del estreno de la serie original.

Con una temporada de 8 episodios que abarca un solo misterio, el revival de Veronica Mars representa a la perfección (una vez más) las tendencias televisivas actuales: la nostalgia, la popularidad de las miniseries y los formatos más cortos y el estreno y consumo de temporadas completas de una vez (o binge-watching). Por otro lado, los nuevos capítulos nos muestran también cómo el paso del tiempo y su nueva casa han afectado a la serie. Veronica Mars vuelve con los mismos diálogos inteligentes, el mismo sentido del humor y la misma intriga, pero tanto la serie como sus personajes han madurado, y estar en Hulu les ha permitido explorar a fondo la faceta más adulta y atrevida de la serie.

La nueva temporada de Veronica Mars se estrena en España de la mano de la cadena TNT, que emitirá los capítulos semanalmente, todos los martes a las 22:05 a partir del 15 de octubre. En esta cuarta entrega, que toma elementos de los libros oficiales que se publicaron después de la película, una Veronica estancada en Neptune y en la vida se enfrenta a su caso más complicado cuando las desenfrenadas fiestas de primavera se ven interrumpidas por la explosión de una bomba que deja varios muertos, lo que la sumerge en una peligrosa investigación. Veronica cuenta con la inestimable ayuda de su padre, Keith (Enrico Colantoni), y su amado Logan (Jason Dohring), ahora oficial de inteligencia del Ejército, además de viejos amigos como Weevil (Francis Capra), Dick (Ryan Hansen) o Wallace (Percy Daggs III) y nuevas incorporaciones como Nicole (Kirby Howell-Baptiste) o Penn (Patton Oswalt).

Pese a que conserva intacto el espíritu y el ingenio de la serie original, la cuarta temporada de Veronica Mars continúa la historia con aire renovador y ya no tan preocupada por darle a los fans lo que piden. De hecho, los acontecimientos de su episodio final han provocado la ira de muchos marshmallows, que han jurado no volver a la serie. Polémicas aparte, lo cierto es que Veronica Mars ha vuelto demostrando que puede durar mucho tiempo más. De hecho, Thomas y Bell quieren hacer más episodios y contar nuevos misterios, para lo que han decidido romper con el pasado y abrirse al cambio. Al fin y al cabo, esto es lo que siempre ha definido a la serie.

Para seguir leyendo:

'El ala oeste de la Casa Blanca' es un clásico de la televisión, pero ¿ha envejecido bien?

'Transparent', la serie que pasó del éxito a marcharse por la puerta de atrás

Hace casi 20 años que Angel y Buffy protagonizaron el mejor 'crossover' en la historia de las series

'Big Mouth' no es la nueva 'South Park', es mucho más que eso

Dejar que la vida fluya: la mejor lección que nos enseña 'Cómo conocí a vuestra madre'