Quién fue Veronica Guerin, cuyo nombre vuelve a los titulares tras hallarse el posible arma del crimen en Alicante

M. J. Arias
·3 min de lectura

Veronica Guerin conducía por una carretera a las afueras de Dublín cuando al pararse en un semáforo en rojo una motocicleta se colocó a su altura y uno de sus ocupantes la disparó hasta seis veces acabando con su vida. Ahora, el arma con el que esta periodista de investigación a la que Cate Blanchett dio vida en el cine fue asesinada en 1996 podría ser la encontrada enterrada en un parterre en Alicante. Allí ha sido detenido John Gilligan, jefe de una banda criminal irlandesa afincada en la costa española.

Veronica Guerin fue asesinada en junio de 1996 por una banda criminal. (Foto: Independent News and Media/Getty Images)
Veronica Guerin fue asesinada en junio de 1996 por una banda criminal. (Foto: Independent News and Media/Getty Images)

El asesinato de Guerin supuso un auténtico mazazo para la sociedad irlandesa y hubo quien lo catalogó como atentado contra la libertad de expresión. Conocida por sus investigaciones periodísticas bajo la cabecera del periódico Sunday Independent, era muy respetada por sus compañeros de profesión. Descrita en los perfiles publicados tras su muerte como una gran conocedora del submundo del crimen organizado y los bajos fondos de Irlanda, Guerin murió a manos de una banda de narcotraficantes.

Según recogió en su día El País, su caso hizo que se endureciesen las leyes contra el tráfico de estupefacientes y los autores materiales e intelectuales de su asesinato fueron cayendo uno a uno. El cabecilla de la banda ahora desmantelada, John Gilligan, estaba en prisión cuando se estrenó la película que llevó la vida y obra de Guerin a la pantalla en 2003. Ahora ha vuelto a ser detenido en Alicante junto con otros cinco miembros de su banda.

La policía irlandesa y la española les seguía la pista desde hace meses y en los registros efectuados en Torrevieja y Orihuela han incautado marihuana, miles de pastillas, dos vehículos, diez teléfonos móviles, documentación y el material necesario para manipular sustancias y envasarlas. Su negocio actual consistía en el envío de droga y pastillas. Pero de todo lo incautado, lo que más ha llamado la atención a los investigadores ha sido el hallazgo en una de las viviendas de un revólver Colt Phyton enterrado. Se trata del mismo modelo usado para matar a Veronica Guerin.

En el momento de su muerte, la periodista del Sunday Independent tenía 36 años y era madre de un niño de siete años. Llevaba tres años entregada al periodismo de investigación y sus reportajes la habían colocado en el punto de mira de algunos criminales. De hecho, el atentado que le costó la vida no fue el primero que sufrió.

Tras la publicación de su investigación sobre Martin Cahill, uno de los grandes jefes de la mafia irlandesa, un hombre con el rostro tapado por un casco se coló en su casa y la disparó en una pierna. Tras aquel incidente su periódico se gastó miles de libras para instalar seguridad en su domicilio y la policía le ofreció protección.

Aquello no la frenó ni hizo que abandonase una profesión a la que llegó pasados los treinta. Siguió haciendo su trabajo. En el curso del mismo se cruzaron su camino y el del detenido Gilligan, quien está acusado de haber agredido a la periodista personalmente. Ahora, tras haber salido de la cárcel hace años e instalado en Alicante, el criminal irlandés ha ‘caído’ de nuevo a sus 68 años.

Serán los investigadores, que le han seguido la pista durante este tiempo llegando a frustrar algunas entregas, quienes determinen si el arma encontrada bajo tierra en Alicante está relacionada con el asesinato de Guerin, como señala The Guardian. En 2001 Gilligan fue absuelto del crimen aunque el juez creía que estaba involucrado.

EN VÍDEO | Vuelve a la instrucción el segundo caso contra Josu Ternera en Francia