Venus dice adiós a la noche y pasará a ser el lucero de la mañana

Javier Peláez
·3 min de lectura
Preciosa conjunción de Venus y la Luna, fotografiada el 27 de abril en Bavaria, Alemania. A partir de ahora, Venus dejará la noche y empezará a verse por la mañana | imagen Karl-Josef Hildenbrand/picture alliance
Preciosa conjunción de Venus y la Luna, fotografiada el 27 de abril en Bavaria, Alemania. A partir de ahora, Venus dejará la noche y empezará a verse por la mañana | imagen Karl-Josef Hildenbrand/picture alliance

Entre las incontables consecuencias que el confinamiento nos ha dejado, una de las más curiosas ha sido el aumento de los astrónomos aficionados que, aprovechando las ventanas y terrazas de sus casas, han iniciado su aventura de observación del cielo nocturno durante estos días… y por supuesto, el planeta Venus es uno de los objetivos más fáciles y vistosos de detectar desde cualquier punto de nuestra geografía.

A pesar de que su nombre popular más conocido es “Lucero del Alba”, lo cierto es que Venus, al igual que cualquier otro planeta tiene su propia órbita y, dependiendo de la época del año, adquiere protagonismo desde nuestro punto de vista en diferentes franjas horarias. “Venus lleva ya unos meses siendo visible en las primeras horas de la noche”, nos explica el profesor y astrónomo Manu Arregi, “es la presentación vespertina de ese planeta”. Su presencia, imponente en el cielo nocturno, ha dejado escenas y conjunciones espectaculares en las últimas semanas, pero ya ha llegado el momento en que Venus se aleja de la noche para empezar a verse con claridad durante las mañanas.

“La transición de Venus de lucero vespertino a matutino ocurre periódicamente, cada 9,5 meses más o menos, debido a la mecánica celeste”, apunta Ángel Gómez Roldán, director de la Revista Astronomía, “Venus es un planeta interior, es decir, está más cercano al Sol que la Tierra, y su movimiento orbital produce estos fenómenos. Lo mismo le ocurre al otro planeta interior, Mercurio, aunque en su caso es menos llamativo por ser mucho menos brillante y más difícil de ver”.

Órbita y fases de Venus vistas desde la Tierra | imagen Manu Arregi
Órbita y fases de Venus vistas desde la Tierra | imagen Manu Arregi

"El momento de mejor visibilidad de Venus se produce cuando más separado (aparentemente) del Sol está, las llamadas conjunción este y oeste. La posición más a la izquierda en la imagen es la máxima elongación este. Recibe ese nombre porque en ese momento, viéndolo nosotros mirando al oeste en el cielo, Venus se encuentra al este del Sol. Alcanzó esa posición el pasado 26 de abril y las semanas anteriores y posteriores ha resultado muy llamativo y fácil de observar”, explica Arregi.

Pero Venus ha continuado trazando su órbita y se encamina hacia la fase nueva (la más cercana en el dibujo). Día tras día lo veremos a menor altura al anochecer. Tras la fase nueva, el próximo 3 de junio, continuará el recorrido por su órbita y, a partir de mediados de mes, comenzaremos a verlo antes del amanecer, haciendo honor, ahora sí, al título de "lucero del alba", que alcanzará su máximo esplendor el 12 de agosto, cuando el planeta se encuentre el su máxima elongación oeste, en el punto más a la derecha, en el esquema, y lo veamos muy alto en el cielo justo antes de salir el Sol.

En este viaje orbital, muy de vez en cuando, Venus realiza tránsitos periódicos cruzando el Sol desde el punto de vista de la Tierra. El último de estos tránsitos ocurrió en 2012 y, desafortunadamente, pocos podrán ver el próximo puesto que no sucederá hasta 2117. En lugar del tránsito, durante la próxima conjunción del 03 de junio, “Venus pasará medio grado al norte del centro del Sol, lo que colocará al planeta a solo un cuarto de grado de la circunferencia solar, demasiado cerca de nuestra estrella e inobservable, por tanto".

Otras historias originales que te interesarán:

Referencias científicas y más información:

Pete Lawrence “Venus is soon to disappear from the evening sky. Here’s why” Sky at night BBC

Agradecimientos especiales a Manu Arregi, Ángel Gómez Roldán y José Miguel Viñas.