El intento de independizar Venecia fracasa (por quinta vez)

A la quinta, tampoco fue la vencida. Venecia seguirá unida a Mestre por mucho que les pese a los defensores del ‘sí’ en un referéndum que podría calificarse de fracaso después de que solo el 21% del electorado acudiese a la llamada de las urnas para votar si seguir siendo un municipio junto a la parte ubicada en tierra firme o constituir uno en solitario con el territorio de la laguna.

Venecia seguirá unida a Mestre después del fracaso del referéndum para la separación. (Foto: Getty Images)

Ya se había intentado anteriormente con igual resultado o similar. En 1979, 1989 y 1994 se llamó a los venecianos a votar y la mayoría dijo que ‘no’, que nada de separarse de sus hermanos peninsulares. En 2003 volvió a intentarse y en aquella ocasión lo que ocurrió fue que solo participó el 39%. No hubo quorum y el resultado no fue válido.

Exactamente lo mismo que ocurrió hace ahora 15 años ha vuelto a suceder este domingo. Con los daños del acqua alta y sus máximos históricos aún visibles en Venecia, sus ciudadanos contaban con una nueva oportunidad para expresar su deseo de quedarse junto a Mestre y seguir siendo uno o, por el contrario, romper relaciones administrativas y que cada uno obtuviese la consideración de municipio por separado. Ganó, con el 66%, el ‘sí’, pero el hecho de que solo votase el 21% del electorado invalida ese resultado. No hubo quorum ya que este está establecido en el 50% del censo.

Luca Zaia, gobernador del Veneto, cree que con su abstención el pueblo ha hablado, ha dicho “basta" y ahora solo espera que esta historia quede sepultada “por una lápida” cayendo en el olvido. Cosa que no parece que vaya a ocurrir ya que los promotores del ‘sí’, entre los que se encuentra Cinquestelle, ya han avisado de que seguirán presentando batalla impugnando un quorum que no consideran legal. En este sentido, Zaia ha asegurado, en declaraciones recogidas por Il Corriere, que es necesario establecer un mínimo ya que de lo contrario cualquiera podría hacer lo mismo una y otra vez.

No ha sido así y los 180.000 habitantes de Mestre y los 80.000 de la laguna seguirán perteneciendo al mismo municipio. Entre los satisfechos, el alcalde veneciano Luigi Brugnaro, que había abogado por la abstención como opción para invalidar el resultado.

Las razones tanto para seguir juntos como para separarse responden a los mismos intereses, los económicos. Quienes defienden la primera opción, que es la que prevalecerá, argumentan que juntos son más fuertes. Para los segundos, creen que por separado podrían negociarse mejores acuerdos y ayudas ya que los intereses de los habitantes de tierra firme no son los mismos que los de las islas.

Más historias que te pueden interesar: