Velos de novia que te van a convencer para tu boda

Sandra Miranda

El velo es uno de los complementos que hacen del look de novia un estilismo mágico. Le da un toque muy especial y, en la actualidad, se considera un accesorio meramente decorativo. Es decir, lo puedes llevar tanto si te casas por la iglesia como si lo haces por lo civil. Antiguamente, el uso del velo estaba ligado a la religión y las novias que pasaban por el altar debían hacerlo veladas.

Foto: Me caso por las fotos by LGS Photography

A día de hoy, lo normal es llevar un complemento en la cabeza, ya sea el velo, un tocado sobre el peinado, o ambas. Si te decides por el velo, debes saber que existen varios tipos y, dependiendo del estilo de la boda y del tipo de vestido que luzcas, te sentará mejor uno u otro. ¡Estos son!

Foto: Gema Nájera

Velo de catedral: es el más largo, suele medir más de dos metros, fundiéndose así con la cola del vestido. Es un velo perfecto para ceremonias religiosas y que se celebren en catedrales.

Foto: Ramoné fotografía y vídeo de bodas

Velo de capilla: Es el segundo más largo, termina con el final del vestido. Se suele lucir en ceremonias que se celebren en iglesias pequeñas o capillas como la del Parador de Corias, con un reducido número de invitados. Este bonito lugar para llevar un velo de capilla está situado en Cangas del Narcea (Asturias). Se trata de un monasterio declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional, y con una estructura impresionante. En sus sótanos podrás descubrir restos arqueológicos de la primera construcción, de principios del siglo XI. Además, su Iglesia, de amplios espacios al estilo toscano y un gran retablo barroco, merece especial atención, ¡será la protagonista de una gran boda romántica!

save

Foto: Parador de Corias

Parador de Corias, 11-th century Benedictine Monastery of Corias

Velo de vals: este velo llega hasta los tobillos, no roza el suelo. Es ideal para vestidos que no lleven una larga cola.

Velo cascada: es un tipo de velo de corte medio que simula una cascada, como su propio nombre indica. Su objetivo es dar volumen desde la cabeza, donde comienza y hasta la cintura. Es la opción ideal si vas a llevar un vestido de palabra de honor.

Foto: Issa Leal

Velo de codo: es un poco más corto, llega hasta el codo o la cintura, y es un tipo de velo ideal para ceremonias civiles y vestidos de corte recto.

Velo francés: es un velo tipo birdcage, que crea un misterio sin igual. Deja ver parte del rostro sin que se llegue a apreciar en su totalidad. Si vas a llevar un vestido de estilo vintage, ¡es el tuyo!

Quizás también te interese:

Cómo elegir el velo de novia

Los velos de novia que harán tu estilismo más especial. ¡Toma nota!

Vestidos de novia en Madrid