'Vecinos' regresa 10 años después con una fórmula que parece no tener fecha de caducidad

(Mezcalent)

POR | Ericka Rodríguez-. ‘Vecinos’ es una de las series que ha conseguido cautivar a los televidentes y este domingo que se estrenaron nuevos capítulos lo confirmó, arrasando en niveles de audiencia con más de 2 millones de espectadores.

Aunque su origen es la española ‘Aquí no hay quien viva’, la adaptación del lenguaje es ideal y por eso la fórmula no caduca. Tanto el ‘Canal de las Estrellas’ como ‘Distrito Comedia’ la han repetido durante la última década hasta el cansancio, y sigue vigente y en el gusto del público, pues es una comedia ligera y de situaciones divertidas.

Hasta el año 2008, ‘Vecinos’ había grabado poco más de 100 capítulos y tuvieron que pasar 10 años para volver a ver al elenco original en pantalla.

“Estamos muy ilusionados, muy contentos. Es un programa en donde hay superseñores actores, entonces aparte de que te diviertes mucho, es gente entrañable y después de 10 años nos da ilusión el poder coincidir todos”, aseguró Mayrín Villanueva al programa ‘Hoy’ en 2017.  

Aunque la producción enfrentó una pérdida y una complicación para volver a filmar, la muerte de ‘Don Roque Balboa’, Polo Ortín, quien había fallecido un año antes, y que ‘Benito’ había crecido; entonces la dinámica se resolvió y también gustó.

Cada vecino del condominio tiene su encanto y la gente identifica la personalidad y manías de cada integrante. ‘Germán Martínez’ es el portero holgazán; ‘Pancho Ríos’, mejor conocido como ‘Frankie Rivers’ es el actor frustrado que intenta cumplir su sueño en su hijo ‘Benito Rivers’, con ayuda de su esposa ‘Lorena Ruiz de Ríos’. ‘Don Roque Balboa’, un exmilitar del Ejército mexicano y su nieta ‘Vanessa Balboa’, una veterinaria con un terrible humor’. 

Magdalena Pérez de López’, una vecina pretenciosa que finge ser rica y presumir que su esposo, ‘Arturo López’, es amigo íntimo de cualquier director de institución importante que termina confesando la verdad por su ingenuidad.

‘Alejandra’ es la hija gótica y recientemente se sumó su esposo e hijo al elenco, ‘Rocko’ y ‘Morrison’; y el hijo fresa es ‘Marco’.

‘Silvia’, una solterona que busca casarse empedernidamente, ‘Jorjáis’, un hombre que vive en las calles y termina involucrado con algún otro vecino. Y por último, ‘Luis’ y ‘Pedro’, una supuesta pareja gay, que en el desarrollo de la historia se descubre la realidad. 

Y así confirma su éxito Darío Ripoll:  “La serie ha conectado con el público desde las primeras temporadas, siempre hay un ‘Luisito’ o un ‘Jorjáis’, ya sea que conozcamos a esa persona o tengamos referencias de ella y lo mejor, la satisfacción más grande, es que hemos logrado que se volviera un programa familiar”, aseguró al diario El Universal.  

‘Vecinos’ en números

Cada historia que se entreteje al interior del descuidado edificio habitacional de tres pisos, con dos departamentos por nivel, consiguió el número 1 entre lo más visto. Según los datos de Nielsen IBOPE México, ‘Vecinos’ registró 2.2 millones de personas viendo su televisor y superó a su competidor más cercano por 412%.

En Twitter se volvió tendencia dentro de los primeros 7 temas populares que hablaban sobre los dos capítulos de la octava temporada. En el primero ‘Jorjáis’ contó su historia de vida y ‘Benito’ organizó una fiesta en su casa y en el segundo ‘Lorena’ puso una cocina económica y los ‘López Pérez’ robaron un sillón de ‘Jorjáis’

Pero ‘Vecinos’ no sólo es una gran oportunidad de gozar de los pocos contenidos de comedia, también es un escaparate para los propios actores.

En términos reales hay cánones de belleza con las que muchas emisiones deben cumplir y hay actores y actrices que no encajan pese a su gran trayectoria, este es el caso de Darío Ripoll. Inició su carrera en ‘Furcio’, seguido por proyectos como ‘La fea más bella’, ‘Mi corazón es tuyo’ o ‘Por siempre Joan Sebastian’. Ha participado en más de 15 obras de teatro y en 7 películas en 20 años de trabajo, sin embargo ser ‘Luisito’ de ‘Vecinos’ es el personaje que ha robado corazones y con el que la gente lo ubica. 

Darío se reconoce y confiesa que en el fondo, esa asociación se debe a que se parece a ‘Luis’ en la vida real. “A Pablo Valentín (‘Pedro’ en ‘Vecinos’) se le ocurrió decirme bipolar un día y ya se quedó para siempre, es de esas cosas que suceden en el primer acercamiento, eso pasó en la primera temporada. El ‘bipo’, es un hombre al que le gustan las cosas bien hechas, es el más sensato, pero es un hombre un poco inseguro de sí mismo y por eso los demás de alguna manera lo envuelven para que tome decisiones un poco equivocadas, es una persona buena pero es influenciable. Yo puedo ser un poquito bipolar como ‘Luis’, no tanto, pero bueno, de alguna manera trato de prestarle un poquito de cosas que tengo como Darío Ripoll, pero el 80 por ciento son cosas que se construyeron”.

En estos momentos de crisis por la pandemia por coronavirus, ‘Vecinos’ no solamente divierte, sino que aporta valiosas lecciones para aprender a convivir en comunidad y rescatando que el dar la mano y ser solidario siempre será mejor que enfrentar las complicaciones solos. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Lalo España, una joya mexicana sin fecha de caducidad