Si vas de compras, qué te conviene más: ¿pagar en efectivo con descuento o financiar el monto en cuotas?

·4 min de lectura

En momentos en los que el poder adquisitivo se ve seriamente dañado por una inflación que no cede, es habitual que al momento de "cerrar" una compra el vendedor ofrezca la opción de hacerle un descuento sobre el precio de lista si es en efectivo o bien brindarle la opción de pagar en plazos que van de los 3 a los 12 meses con tarjeta de crédito según el rubro que se trate.

Claramente que con esta "tentadora" oferta el vendedor no tiene otra intención que el cliente vaya directamente a la caja con sus billetes, lo cual le ayuda a mejorar su liquidez y de paso ganar unos días y algunos pesos frente a una operación pactada con tarjeta. Es en este punto donde el potencial comprador debe decidir en cuestión de segundos si está en condiciones se sumar una cuota más a su resumen mensual o si tiene el dinero para pagar cash.

Según un estudio de la Universidad de Toronto Scarborough "abonar efectivo es más doloroso pero, a diferencia del uso del plástico, hace sentir mejor al cliente".

Claro está que esa aseveración, a diferencia de lo que ocurre en la actualidad, se hizo en un contexto de baja inflación, por lo que por no toma en cuenta se muchas veces se asume que si se acepta un plan de pagos, será más fácil pagarlo, pues el costo del mismo se diluye con el paso del tiempo y el efecto inflacionario.

s
s

La decisión de qué alternativa de pago elegir dependerá del monto y del costo de oportunidad

¿Conviene en efectivo y con descuento o cuotas?

Por estos días, resulta habitual encontrar carteles en los negocios de diferentes rubros ofreciendo descuentos por pago en efectivo del orden del 10 por ciento. La decisión de qué alternativa de pago elegir dependerá del monto y del costo de oportunidad de esta alternativa. La pregunta que surge en forma espontánea es ¿Qué parámetro es el ideal para tomar la decisión?

En tal sentido, lo más conveniente es calcular el "valor actual" de cada cuota en función de la inflación esperada y comparar el resultado con el precio de contado.

Si, a manera de ejemplo, se considera una compra de $10.000, con un descuento en efectivo o pagadera en 3, 6 o 12 cuotas, lo que se debe hacer es considerar la inflación esperada para los próximos meses. Si se toma como referencia el REM que elabora el Banco Central, esta rondaría el 4% mensual y calcular el valor actual de ambos planes.

Del cálculo surge que:

1. Con un plan de 3 meses, se pagarán cuotas iguales y consecutivas de $3.333 por mes. Si cada una de esas cuotas se "reexpresa" en función de la inflación estimada, surge que la suma de las mismas alcanzará los $9.250. Es decir que en este caso conviene más el pago al contado. Para llegar a un punto de indiferencia entre el pago contado con descuento y el pago en cuotas, la inflación esperada debería ser del 5,5% mensual o el descuento mayor.

2. Si el plan es de 6 cuotas, con una inflación del 4% mensual, y una rebaja del10% sobre el precio de lista, el monto actualizado sería de $8.737, por lo que conviene el pago en cuotas.

3. Finalmente, si se opta por el plan de 12 cuotas, un descuento del 10% alentará el pago en cuotas, pues el valor actual será de 7.800 pesos.

Pagando en cuotas, es posible "hacer trabajar" todos los meses el capital y obtener un rendimiento

La licuación de la cuota, ¿verdad o mito?

En la elección de estirar el pago en varios meses subyace la idea de que los mismos se irán "licuando" mes a mes. Sin embargo, en la práctica, puede no ser así. Es que si la cuota se mantiene constante pero el sueldo también, ya que en general se ajusta en forma escalonada, entonces ese pago mensual sigue "comiendo" la misma proporción del presupuesto personal o familiar.

Pero el resto de los bienes y servicios que conforman la canasta de consumo irá absorbiendo cada vez una porción mayor del ingreso, reduciendo, en definitiva, el dinero disponible para afrontar las deudas.

s
s

Abonar efectivo es más doloroso pero, a diferencia del uso del plástico, hace sentir mejor al cliente

Una vuelta de rosca adicional

A simple vista parecería que un buen descuento puede compensar a un plan de cuotas sin interés, pero también hay que considerar que al pagar en efectivo se pierde la posibilidad de invertir el capital. En cambio, pagando en cuotas, es posible "hacer trabajar" todos los meses el capital y obtener un rendimiento que permita amortizar parte de las cuotas.

En todo caso, todo dependerá de cuánto rendirá ese dinero en un plazo fijo, que hoy rinde un 4% mensual o para inversores más sofisticados en un fondo de inversión money market.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente