Vanessa Guzmán: “Creo que podría vivir del deporte”

Por Roxanna Navarro
Photo credit: Medios y Media - Getty Images

From Diez Minutos

Se nota que está feliz e ilusionada con su vuelta a la pequeña pantalla, donde tuvo su primera oportunidad como actriz en la novela Camila y continuó con éxitos como Amor mío o Atrévete a soñar. Su último rodaje fue Infames y luego, “desapareció”. Hablamos con Vanessa Guzmán sobre este tiempo alejada de las cámaras y sobre el futuro, del que tiene claro que está en un plató o en el deporte.

Te echábamos de menos.

Pues yo me sentía lista hace tiempo para retomar mi carrera pero estaba esperando el proyecto ideal y quería que, cuando llegara, yo me sintiera preparada. Mi retiro fue un tanto forzado y ha sido duro, pero también me ha servido para madurar.

¿Qué viste en ‘Soltero con hijas’?

Desde que me la ofrecieron sabía que era el proyecto perfecto para mí. Me gusta retarme y evolucionar y con esta historia podía hacerlo.

¿Cuál es tu personaje?

Me llamo Victoria Robles y soy psiquiatra. Una persona fuerte y valiente con quien creo que muchas mujeres van a sentirse muy identificadas.

¿Por qué piensas eso?

Porque refleja su empoderamiento. Los guionistas han puesto mucho empeño en representarnos dignamente, sin caer en el planteamiento de que podemos con todo y que no nos hace falta nadie.

El título parece lo contrario.

La trama principal gira en torno a un soltero que vive muy bien solo y, de repente, se encuentra que debe hacerse cargo de sus tres sobrinas.

¿Es para toda la familia?

Claro. Además mezcla a la perfección situaciones de comedia con momentos de drama. Eso también me llamó la atención a la hora de aceptarla.

¿Qué tal con Gabriel Soto?

Muy bien. Habíamos coincidido en Carita de ángel y el reencuentro ha sido maravilloso. Hay muy buena química entre nosotros a nivel laboral y es un gran compañero y amigo. Siempre está atento a todos.

Photo credit: Medios y Media - Getty Images

¿Cómo te sentiste al pisar un plató después de una década?

En seguida me di cuenta de que esta carrera es mi pasión. No me arrepiento de la pausa e, incluso, creo que fue necesaria, pero las ganas ponerme de nuevo delante de la cámara siempre han estado presentes. Además, mi regreso coincide con mis 25 años de carrera que se cumplen en 2020.

¿Por qué te fuiste?

Por motivos familiares y lo cuento porque creo que es bueno que la gente lo sepa. Fuimos a terapia y nos vino muy bien a todos. A veces nos consumimos por dentro por no hablar y tomamos decisiones drásticas. Si no hubiéramos dado este paso, ahora no estaría tan dichosa y sonriente.

¿Qué os llevó al psicólogo?

Es algo muy personal, pero te digo que es suficiente con tener una madre actriz para que los niños necesiten ayuda.

¿A qué has dedicado tu tiempo todos estos años?

Me centré en el deporte y encontré cómo canalizar mi vida a través de él. Poco a poco, me enamoré de este ambiente pues descubrí que el ejercicio me hace estar bien y activa. Estoy a punto de titularme y pienso que el día de mañana podría desenvolverme en ese camino.