La valiosa enseñanza que Rossy de Palma dio a sus hijos a pesar de sufrir maltrato

·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - MARCH 29: Rossy de Palma attends the 'Canal Connect' exhibition at the El Canal Theater on March 29, 2022 in Madrid, Spain. (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)
Rossy de Palma ha demostrado ser una madre coraje (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)

La eterna ‘chica Almodóvar’, Rossy de Palma, ha vivido junto a Jesús Calleja una aventura televisiva en Ruanda que ha terminado siendo, también, una aventura interior que le ha removido sus peores momentos del pasado.

Rossy tiene siempre esa actitud de mujer fuerte y empoderada con seguridad en sí misma y es que lo que ha pasado en la vida, no es moco de pavo. La actriz jamás había hablado de malos tratos a pesar de que el feminismo está a la orden del día más que nunca, afortunadamente.

Sin embargo, el viaje con Calleja y sus dos hijos, Gabriel y Luna, la han hecho abrirse en canal ante los telespectadores. Rossy de Palma ha alado del maltrato que dice haber sufrido a manos del padre de sus dos hijos.

“Tuve miedo porque me vi a mí misma desde arriba”, con esta frase estremecedora nos podemos hacer una idea de las atrocidades que ha tenido que vivir la artista a manos de su expareja, “tuve que ir al hospital”, sentencia.

Ella siempre se ha considerado madre soltera porque el padre de sus hijos jamás se hizo cargo de ellos. Gabriel y Luna nacieron con un año de diferencia, en 1998 y 1999. Ahora Rossy hace público que su relación fue muy turbulenta. Sobre él, asegura que: “En Francia conocí al padre de mis hijos. No fue el amor romántico: fue como un reconocimiento. Quise mucho a ese hombre. Desde nuestro primer encuentro ya hablamos de hijos. Nosotros nos quisimos mucho y mis hijos están hechos con amor.”

Sin embargo, la cosa se torció durante el primer embarazo: “En el embarazo ya empiezan los problemas. Él quería dominar… Bloqueaba mi instinto maternal. Era una cosa un poco cazurrona de querer tener la voz de mando. Era de esas personas que petan y te montan un pollo por cualquier cosa. Yo me preguntaba: ¿Le va a dar el telele ahora o le va a dar después?”, relata con su naturalidad habitual.

Sin entrar en mucho detalle, Rossy confiesa que su relación terminó tras “un suceso violento por el cual vino la policía a casa”, también cuenta cómo un consejo le cambió la vida para siempre: “Una señora que ayudaba a mujeres maltratadas me dijo: ‘Usted lo que tiene que hacer es cambiar la cerradura de su casa e irse a Madrid. Y eso es lo que hice”.

Luna y Gabriel, hijos de Rossy de Palma en Ruanda con ella (Imagen: Planeta Calleja (Cuatro)
Luna y Gabriel, hijos de Rossy de Palma en Ruanda con ella (Imagen: Planeta Calleja (Cuatro)

De aquella relación le quedan sus dos hijos y asegura que “por amor bajé al infierno y subí con dos ángeles” a los que ha criado sin odio ni rencor hacia su padre dándoles una valiosa lección de vida.

La propia Luna, que hoy tiene 22 años, contó en el programa que no sentía odio por el hecho de que su padre se hubiese esfumado cuando eran pequeños: “Tampoco es que lo haya conocido. La primera vez que lo vi como persona adulta lo vi como una persona. Fue sanador. Le dije que me he dado cuenta de que no lo conozco. El que se ha perdido conocerme es él a mí. Estoy rodeada de amor”, sentencia.

Luna tiene presente la enseñanza que siempre le ha dado su madre: “Mi madre me dijo: ‘No le odies porque el odio a la única que hace daño es a ti’ es una persona que ha sido la primera víctima de sí mismo.”, recuerda la joven que Rossy le dijo.

Al final Rossy lo tenía muy fácil para influir en el pensamiento de sus hijos cuando eran pequeños pero ella decidió que no enraizaran ese odio hacia el hombre que la dañó sino que, si lo deseaban, algún día le conocieran desde la madurez, como ha hecho Luna, y sin prejuicios de por medio, eso sí, conociendo la verdad.

Te puede interesar...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente