Vacunas contra el coronavirus: AstraZeneca podría ampliar el ensayo en EE. UU. para buscar una eficacia del 90 %

Noticias Internacional
·6 min de lectura

Los resultados positivos provisionales de AstraZeneca (AZN) publicados el lunes sobre la vacuna de COVID-19 fueron recibidos con cierta confusión por parte de los expertos en salud y de Wall Street mientras estos intentaban analizar las afirmaciones de la empresa según las cuales la vacuna tiene una eficacia de “hasta el 90 %” y de un “70 % en promedio”.

La candidata a vacuna fue probada de dos formas distintas, lo cual da como resultado dos índices de eficacia ‒62 % y 90 %‒ que la empresa ha fijado en un promedio del 70 %. Esta menor eficacia en parte se debe a que ambas dosis fueron administradas con un mes de diferencia. La eficacia mayor es la que se obtuvo reduciendo la primera dosis a la mitad añadiéndole un refuerzo completo.

Pero eso ha confundido a algunos expertos en salud e irritado a algunos analistas.

“Estoy completamente sorprendido. No lo comprendo”, dice el doctor Arthur Caplan, un destacado experto en bioética y profesor del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, sobre por qué la empresa elige probar las dos formas de administración a estas alturas del partido y por qué la administración más suave ofreció una mayor protección.

No está solo. Otros expertos en vacunas como el doctor Peter Hotes de la Escuela de Medicina de Baylor y el doctor Paul Offit del Hospital Infantil de Pensilvania hicieron comentarios similares en entrevistas concedidas a Yahoo Finance Monday.

“Esto es ciencia por comunicados de prensa y es realmente difícil saber qué está pasando”, dice Offit.

¿Qué significan estas cifras?

La eficacia del 62 % con la aplicación de la dosis completa ha intrigado a muchos expertos, quienes se preguntan si entran en juego anteriores preocupaciones sobre una plataforma de vector de adenovirus, usada tanto por AstraZeneca como por algunos candidatos chinos. Johnson & Johnson también usa una plataforma similar, pero según algunos expertos, es poco probable que se tenga el mismo problema.

A diferencia de Pfizer (PFE) / BioNTech (BNTX) y Moderna (MRNA), que están empleando una nueva tecnología sintética llamada ARN mensajero, AstraZeneca emplea una codificación sintética en un virus inactivo para administrar la vacuna.

Hotez supone que la primera inyección indujo más anticuerpos que inhibieron la segunda dosis. Las vacunas basadas en adenovirus a veces pueden hacer que el organismo se vuelva inmune a una segunda inyección de la misma vacuna.

Pero incluso con una eficacia menor a la de las vacunas de Pfizer y Moderna, ambas con una eficacia del 95 %, Hotez señala que aún se desconoce la eficacia real a nivel mundial.

“Estas cifras de eficacia pueden fluctuar si vacunamos a toda la población estadounidense”, dice.

Los analistas de SVB Leerink son indulgentes y dicen que AstraZeneca y su socio, la Universidad de Oxford, han embellecido los resultados para presentar una eficacia mayor.

“Sus inventores han sugerido que la pequeña muestra con la dosis inicial más baja demuestra que tiene una eficacia superior, y eso solo desacredita el programa”, dice el analista Geoffrey Porges.

Añade: “Parece que la aparición de una inmunidad vectorial preexistente o posterior a la vacunación tiene un efecto atenuador significativo sobre la eficacia de las vacunas”.

Caplan, de la Universidad de Nueva York, señala que, aun disponiendo de los datos publicados por los ensayos de las vacunas, seguimos ignorando muchas cosas sobre las vacunas.

Aún se desconoce qué grupo etario, étnico o de tipos de enfermedades funciona mejor o peor con una vacuna concreta, dice, así como cuánto dura la protección y si puede bloquear la transmisión de la enfermedad.

Esto quiere decir que mientras los organismos reguladores internacionales se preparan para evaluar los datos a nivel mundial, aún queda mucho por saber.

Porges dice: “Consideramos que la revelación de los datos es prematura e insuficiente”.

La empresa la enviará para su uso de emergencia a la Organización Mundial de la Salud, lo que permitirá que los países con ingresos bajos y medios dispongan de una candidata a vacuna que no requiera envíos ni manipulaciones especiales.

Otros analistas de SVB Leerink dijeron lo mismo el lunes.

“A pesar de la aparente inferioridad frente a los medicamentos basados en el ARN mensajero, pensamos que hay algunos atributos importantes de este programa, especialmente durante la primera ola de vacunación en el momento álgido de la pandemia, cuando la demanda superará de forma considerable a la oferta”, dice.

AstraZeneca dice que los ensayos en fase avanzada de su vacuna contra la COVID-19 fueron “altamente efectivos” para prevenir la enfermedad. Una vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford previno el desarrollo de coronavirus en un 70 % de las personas durante las últimas fases de los ensayos, informó el equipo el lunes, 23 de noviembre de 2020 (Oxford University Pool a través de AP, imagen de archivo)
AstraZeneca dice que los ensayos en fase avanzada de su vacuna contra la COVID-19 fueron “altamente efectivos” para prevenir la enfermedad. Una vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford previno el desarrollo de coronavirus en un 70 % de las personas durante las últimas fases de los ensayos, informó el equipo el lunes, 23 de noviembre de 2020 (Oxford University Pool a través de AP, imagen de archivo)

Doblar el número de vacunas disponibles reduciendo las dosis a la mitad

El director de AstraZeneca en Estados Unidos, Ruud Dobber, ha explicado a Yahoo Finance que la empresa trabajará con la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para hablar sobre el ensayo en Estados Unidos y es posible que introduzca una nueva rama en la última fase del ensayo para incluir el refuerzo de media dosis.

“En general, creo que el conjunto de datos es muy completo y positivo”, dice Dobber.

AstraZeneca se ha abstenido de hacer comentarios al ser preguntada sobre la razón del cambio en las dosis y sobre por qué la dosis más alta no fue eficaz. Un ejecutivo dijo a The Guardian que la media dosis fue un accidente, pero sigue ignorándose por qué resultó ser más eficaz.

Está claro que la empresa está entusiasmada con el descubrimiento y que pretende seguir con los ensayos en curso con la administración de refuerzos de dosis completas y medias dosis.

En un comunicado enviado por email el martes, un portavoz, dice: “Vemos que este régimen de administración tiene muchas ventajas y ahora empezaremos a hablar con los reguladores para incorporar esta dosis combinada y realizar más investigaciones clínicas. Seguiremos el método científico para comprender mejor estos datos y, a su debido tiempo, compartirlos en una revista revisada por pares”.

Durante una sesión informativa celebrada el martes, Moncef Slaoui, director de Operation Warp Speed, dijo que en el ensayo de Estados Unidos ‒en el que solo han participado 11 000 personas, es decir, un tercio de la muestra objetivo‒ solo se han probado dosis completas. También señaló que aquellas personas que recibieron media dosis en otros ensayos eran menores de 55 años.

Por su lado, Dobber dice que los datos de los ensayos de Reino Unido y Brasil se publicarán a finales de esta semana y que serán enviados a una revista para ser revisados por pares.

Entre las candidatas principales, esta empresa es la única que ha prometido no lucrarse con su vacuna mientras dure la pandemia. El precio de cada dosis es de unos 3 dólares, en comparación a los 20 dólares o más que cuesta cada dosis de las candidatas con tecnología de ARN mensajero.

Anjalee Khemlani