Los 10 efectos secundarios más notificados en España por vacunas del Covid-19

·6 min de lectura
Getty
No es raro que las vacunas induzcan respuestas adversas en personas sanas. Es algo normal y no hay que preocuparse siempre que el malestar sea leve y temporal. (Foto: Getty)

La mayoría de los españoles fuera de los grupos de riesgo continúa esperando su turno para vacunarse y, mientras llega esa ansiada llamada, la población asiste como espectador al proceso de vacunación de mayores y personas vulnerables. El ruido generado no cesa: el retraso en las remesas, los cambios en el programa de dosificación, el 'desperdicio' y la adjudicación ilícita de las dosis sobrantes, la negativa de algunas colectivos a vacunarse... Ante un panorama tan cambiante veces es difícil abstraerse de todo; muchos han cuestionado la seguridad y eficacia de algunas de las vacunas ante las reacciones adversas que van conociéndose.

Precisamente, para acabar con las polémicas y salir de dudas, acaba de hacerse público el tercer informe de Farmacovigilancia sobre vacunas Covid-19 de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), que recoge al detalle los efectos adversos notificados en España tras la administración de vacunas frente a la Covid-19 hasta el 21 de febrero de 2021. Son estos:

  1. Pirexia o estado febril.

  2. Cefalea.

  3. Mialgia o dolores musculares.

  4. Dolor en la zona de vacunación.

  5. Malestar.

  6. Fatiga.

  7. Escalofríos.

  8. Náuseas.

  9. Astenia.

  10. Mareo.

"Los efectos secundarios después de la vacunación son comunes", dicen los médicos, "y por lo general son indicadores de que la vacuna nos está ayudando a generar protección contra la enfermedad". La mayoría son acontecimientos pasajeros que pueden aparecer en los primeros días tras la vacunación, y no es habitual que se produzcan reacciones más graves de tipo anafilactoide.

Además de la fiebre, el efecto secundario más común entre las personas que recibieron la vacuna, también se produjeron otras reacciones adversas "sistémicas" como cefaleas y mareos, y trastornos del sistema musculo-esquelético: mialgia (dolor muscular) y artralgia (dolor articular).

Por otro lado, la reacción adversa "local" más frecuente y menos grave entre los que fueron vacunados fue el dolor en el lugar de la inyección, que fue reportado por casi la mitad de los receptores de la vacuna. El enrojecimiento o eritema de la piel y la hinchazón o la aparición de un bulto duro en el lugar de la inyección, comunes en muchas otras vacunas, también ha sido mencionado.

La Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) ha publicado en redes las conclusiones del informe donde se pueden apreciar las diferencias entre las distintas vacunas y el porcentaje de cada uno de los efectos secundarios.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

No obstante, aclaran que "cuando se vacuna a muchas personas (y en especial a grupos con riesgo de padecer ciertas enfermedades) en un corto periodo de tiempo, podría observarse un número elevado de acontecimientos adversos sin que eso signifique que sean debidos a la vacuna".

"Hay que tener en cuenta", añaden, "que muchas de las enfermedades observadas (acontecimientos notificados) aparecerían de igual forma si la persona no hubiera recibido la vacuna. Por lo tanto, esta información debe analizarse cuidadosamente para diferenciar problemas médicos que pudieran ser una nueva reacción adversa a la vacuna de aquellos que igualmente habrían ocurrido, aunque la persona no se hubiera vacunado".

Qué es exactamente un 'acontecimiento adverso'

La AEMPS, por su parte, ha querido matizar la terminología empleada para hablar de los llamados efectos secundarios o reacciones adversas. En realidad se trata de 'acontecimientos adversos' y hacen referencia a cualquier problema de salud que ocurre después de la vacunación sin que necesariamente tenga que estar ocasionado por la vacuna.

En este sentido sugieren que las molestias que aparecen tras la vacunación podrían tener que ver con problemas médicos que coinciden en el tiempo o que estén relacionados con el propio acto de la vacunación (ansiedad, desmayo, error en la administración), con un potencial problema de calidad de la vacuna, o realmente relacionados con la propia vacuna (como por ejemplo dolor en el lugar de la inyección o fiebre).Por tanto, no se puede generalizar ni considerar estos acontecimientos como reacciones adversas debidas a la vacuna.

Además, destacan que los datos sobre acontecimientos adversos notificados tras la vacunación no son válidos para calcular la frecuencia de aparición de reacciones adversas en los pacientes que reciben la vacuna, ni permiten realizar comparaciones entre distintas vacunas o establecer una relación causal con las mismas, que requiere una evaluación detallada.

En España se está vacunando siguiendo una estrategia de vacunación única en todas las CC.AA., cuyo contenido se puede consultar en este enlace. Un 64 por ciento de los vacunados recibieron la pauta completa con dos dosis. El 92 por ciento de las dosis administradas correspondieron a Comirnaty, el 4 por ciento a la vacuna de Moderna y el 4 por ciento a la vacuna de AstraZeneca según el Registro de Vacunación del Ministerio de Sanidad.

Que dice la AEMPS de las reacciones alérgicas y otros efectos como diarrea y vómitos

En el informe también se incluye información sobre las conclusiones europeas de la evaluación de los informes de seguridad de la vacuna Moderna y de Comirnaty (Pfizer/BioNTech), en especial sobre reacciones alérgicas graves, concluyendo que "el balance beneficio-riesgo de esta vacuna no se ve modificado".

La evaluación también identifica la diarrea y los vómitos como nuevas reacciones adversas que pueden aparecer tras la administración de Comirnaty, aunque la frecuencia a la que ocurren se desconoce. La ficha técnica y el prospecto de esta vacuna se actualizará con esta información.

Se han evaluado las notificaciones de anafilaxia, reacción adversa ya conocida, concluyéndose que no es necesario de momento actualizar la ficha técnica y el prospecto de esta vacuna, que ya contiene información acerca de su manejo clínico. No obstante, se seguirá vigilando estrechamente la nueva información de esta reacción adversa.

Los casos con desenlace mortal se analizan mensualmente. La mayoría ocurrieron en pacientes con diversos tratamientos y enfermedades de base cuya progresión explica el desenlace, sin que pueda establecerse relación con la vacuna. En algunos casos, ya se habían iniciado cuidados paliativos para estos pacientes antes de la vacunación. Estos datos no identifican ningún aspecto nuevo sobre la seguridad de esta vacuna.

Más historias que podrían interesarte:

Por qué no es aconsejable tomar paracetamol antes de que te administren la vacuna

Ibuprofeno, ¿dosis de 400 o 600 mg? Lo que se debe tomar para evitar reacciones adversas

Qué son las mascarillas elastoméricas contra el Covid-19 que recomiendan los expertos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente