¿Estereotipo o realidad? Acusan a España de priorizar vacaciones en lugar de vacunación

M. J. Arias
·6 min de lectura

En varias notas informativas distribuidas por agencias internacionales como Reuters y AFP publicadas en diversos medios se afirma que la explicación al hecho de que España no haya usado aún un alto porcentaje de las dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech del coronavirus recibidas estaría en que su recepción ha coincidido con un periodo de concatenación de festivos y vacaciones. Es decir, que se han priorizado las vacaciones frente a la inmunización con la tercera ola de contagios a la vista. Sin embargo, la realidad del caso español es mucho más compleja que una simple cuestión de falta de personal por descanso del mismo.

A nivel nacional España ha puesto algo más del 20% de las dosis de la vacuna del coronavirus recibidas. Destaca Asturias con el 80%. (Foto: Getty Images)
A nivel nacional España ha puesto algo más del 20% de las dosis de la vacuna del coronavirus recibidas. Destaca Asturias con el 80%. (Foto: Getty Images)

Para empezar, cabe recordar que en España, la administración de las vacunas recae en las Comunidades Autónomas y, como ha ocurrido con las restricciones impuestas en Navidad, hay 17 planes distintos. Eso ha provocado que los datos sean tan dispares con Asturias a la cabeza habiendo administrado el 80% de las dosis recibidas y Madrid, La Rioja y País Vasco, a la cola con solo un 6%.

Para explicar este abismo existen varias teorías. Desde La Voz de Asturias han consultado al profesor de Patología Animal de la Universidad de Zaragoza y miembro del comité asesor del Principado en la lucha contra el coronavirus, Ignacio de Blas La explicación que da en casos como el de Castilla-La Mancha y Galicia, donde se han puesto la mitad de las dosis es que podría ser que su estrategia consista en reservar el 50% restante para las segundas dosis de los ya vacunados. En Asturias, por el contrario, donde la población de riesgo (mayores) es más abultada que en otras autonomías, han apostado por vacunar al mayor número de personas posibles en el menor tiempo posible. Eso ha hecho que, como señala el el director general de Salud Pública asturiano Rafael Cofiño, se haya vacunado incluso en días festivos.

A nivel general, sin especificar regiones, desde AFP señalaban a un paro en la vacunación debido al festivo de Año Nuevo y el largo puente generado por el mismo al caer en viernes y el día de Reyes en miércoles. Un argumento esgrimido también desde Reuters, que recoge la frustración de la comunidad médica por esta interrupción que, señalan desde dicha agencia, respondería a que “muchos trabajadores del sector de la salud” están “todavía de vacaciones y algunos residentes de hogares de ancianos” no se encuentran en los centros por haber salido a visitar a sus familiares. Ellos son los primeros en recibir la vacuna según el plan establecido.

Ambas agencias recogen también las quejas de algunas comunidades, como Cataluña, por el retraso sufrido en la entrega por problemas logísticos en la distribución y un problema con las neveras. “Los ritmos han sido diversos en esta primera semana. Hay Comunidades Autónomas que han avanzado razonablemente bien (..) otras han ido a un ritmo muchísimo más lento. Hay una disparidad y nos ocasiona cierto perfil de frustración”, ha declarado a Reuters el doctor Amos García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología.

Una frustración que expresaba así Manuel Pérez-Alonso, profesor de genética de la Universidad de Valencia, a través de su perfil en Twitter en un comentario que ha generado un intenso debate en dicha red social: “Si estamos ante una situación de emergencia, es incomprensible que no se disponga de personal suficiente y recursos suficientes para seguir vacunando cada día. Me parece un auténtico escándalo”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Sin embargo, las supuestas vacaciones del personal sanitario encargado de administrar la vacuna no parece ser la explicación generalizada ni 100% veraz. Este mismo lunes y después de que Susana Griso esgrimiese ese argumento en su espacio matinal en Antena 3, una enfermera le respondía que esa no es la razón y daba el dato de que a su hospital, por ejemplo, solo habían llegado 75 dosis. Desde el popular perfil de Enfermera Saturada, quien está detrás del mismo exponía los datos y apostillaba que “tenemos la solución a la pandemia metida en un congelador a la espera de no sé qué”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Más allá de un supuesto paro por vacaciones, lo cierto es que existen otras explicaciones posibles y complementarias que han sido recogidas por distintos medios. Desde la Cadena Ser apuntan, directamente, a una mala planificación. “Son las cuatro comunidades que destacan en una semana perdida para la vacunación y no por problemas de suministro sino por mala planificación. La mayoría estuvieron muy lentas. Comunidades como Madrid o Castilla La Mancha justifican este pobre resultado en que Pfizer retrasó al martes la entrega, en que son malas fechas y el personal está de vacaciones pero lo cierto es que falló la planificación”, han publicado.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El Español publica este martes una información en la que apunta a una falta de acuerdo sobre las condiciones laborales para trabajar en festivos y fuera de su “jornada laboral ordinaria” como explicación. El citado medio asegura que solo tiene constancia de un acuerdo en dos comunidades en ese sentido. Una, Valencia, donde se han puesto casi el 17% de las dosis. La otra, Ceuta, que alcanza casi el 38%. Sin embargo, ese argumento que podría ser válido para algunas regiones, no aplica en Asturias, donde desde el propio medio aseguran no parece que se haya llegado a ningún acuerdo sindical en este sentido y, aún así, han llegado al 80%.

Se ha hablado de vacaciones y festivos como explicación generalizada, pero lo cierto es que el panorama es mucho más complejo que todo eso y, como señalan en la Cadena Ser, España no es el único país donde se han puesto menos dosis de las esperadas. En Alemania tampoco se han cumplido las previsiones. En Italia, señalan en La Stampa, el plan va lento, solo se han puesto una de cada cuatro dosis, faltan sanitarios y jeringuillas y el proceso es desigual según la región.

EN VÍDEO | Autoridades británicas desaconsejan "mezclar" tipos de vacunas de covid-19