Víctor Janeiro y Beatriz Trapote confiesan juntos en televisión el problema que les amarga la convivencia

·2 min de lectura
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

Víctor Janeiro y Beatriz Trapote vuelven a estar de completa actualidad, y es que el hermano de Jesulín de Ubrique ha reaparecido en televisión, junto a su mujer (lo que hace todo aún más extraño), para superar un problema que les amarga la convivencia desde hace años, uno de los miedos más profundos del torero que todos desconocíamos y al que ahora hemos podido poner nombre: "Esperemos que hoy Víctor supere su miedo a la oscuridad, porque en casa la que le tiene que aguantar soy yo siempre", decía Beatriz en el programa 'Los miedos de', por cuyo estreno ya han pasado otras caras conocidas como Loles León, Fabiola Martínez y Antonio Canales.

El lugar elegido para la prueba fue un convento abandonado. Porque si no era suficiente con que también fuera de noche, el programa decidió añadir a 'la receta' un emplazamiento de lo más tétrico en medio de un poblado abandonado de los años 50 en el que, además, el guía aseguró que a veces "se escuchan voces de niños".

Photo credit: Mediaset
Photo credit: Mediaset

Víctor se negó, en un primer momento a entrar en el convento, pero consiguió afrontar el miedo que le aterra, sobre todo, por sus hijos: "A mi hijo le está pasando lo mismo que me ha pasado a mí, y no sé cómo ayudarle para que no arrastre lo mismo que yo he arrastrado hasta de adulto". Beatriz, por su parte, ha sido su gran apoyo hasta la misma puerta del convento, donde debían separarse, y aunque en todo momento le ha animado y tranquilizado, cuando Víctor le ha cogido de la mano para llevarle con él, ha pegado un grito y ha demostrado que ella también tenía miedo. "¡¿Lo ves?! ¡Que no entro!", se quejaba el torero.

Photo credit: Mediaset
Photo credit: Mediaset

Víctor incluso llegó a entrar en bloqueo y a quedarse quieto en una habitación sin querer avanzar, pero todo cambió gracias a un vídeo mensaje de su hijo mayor, Víctor Jr., en el que le pedía que no tuviera miedo a la oscuridad: "Eres un campeón, papá". Un mensaje con el que al diestro se le saltaron las lágrimas, pero que le dio fuerza para continuar: "Me dio una potencia que me relajó, y rompí, por fin, a andar hasta el final". Su mujer, además, confesó estar de lo más orgullosa de su marido.

Photo credit: Mediaset
Photo credit: Mediaset

Ahora, Víctor podrá hacer cosas cotidianas que antes le daban miedo, como cruzar el salón de su casa de noche, bajar al sótano o incluso ir al baño de madrugada. Eso sí, el torero no ha sido tan optimista, y aunque cree que es un paso, "es un miedo que tengo desde hace años, esto no se supera de la noche a la mañana".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente