Víctor Elías: "Natalia Sánchez es mi mejor amiga, es la que mejor me conoce"

Photo credit: Ana Ruiz
Photo credit: Ana Ruiz


En 2003, Víctor Elías conquistaba al público gracias a la serie 'Los Serrano' que podría tener un reencuentro para celebrar su 20 aniversario. Ese niño rebelde, que era su papel de Guille, fue creciendo. Igual a marchas forzadas, por la pérdida de su padre y ahora recientemente ha perdido a su madre. Víctor podía haberse refugiado en cosas poco recomendables, pero su pasión era el arte. Más concretamente la música, donde ha encontrado su hueco. Desde hace cinco años, Cadena Dial cuenta con él para dirigir sus galas, donde artistas de renombre se ponen a sus órdenes. Además, trabaja con grupos como Taburete o con cantantes como Fran Perea, con quien mantiene una gran amistad desde que coincidieron hace 19 años en 'Los Serrano'. Aunque podemos decir que la música es su vida desde bien pequeño, Víctor no ha dejado de actuar en películas y series de televisión. Por cierto, en la serie de Telecinco también encontró el amor con Natalia Sánchez, aunque ahora es su mejor amiga, y actualmente su corazón lo ocupa Ana Guerra, de la que confiesa que está muy enamorado.

Eres actor, músico y director musical de galas como las de Cadena Dial, ¿en qué consiste esa labor?
Básicamente en coordinarme con todos los artistas y que los espacios vacíos se rellenen con música.

Así que, los artistas se ponen a tus órdenes.
Sí, pero intentamos ser fieles a su canción y a su estilo.

Pero estrellas como David Bisbal o Alejandro Sanz se ponen a tus órdenes.
Bueno, entre comillas, porque lo que hago es trabajar mano a mano con sus directores musicales.

Un tío tan joven y trabajar, mano a mano, con artistas de ese nivel, ¿cómo te sientes?
Cada vez que lo hago me siento acojonado, pero no puedo manifestarlo porque tengo que ser un profesional.

Tu padre también era músico. Lo has heredado de él.
Sí, en mi casa siempre he estado rodeado de instrumentos. De hecho, 'Guille' ya sabía tocar el piano en 'Los Serrano'. Cuando terminó la serie estudié Música y eso me ha ayudado a saber lo que quería ser. Conté con el apoyo de mis padres, que en ese sentido han sido mis guías.

Photo credit: Ana Ruiz
Photo credit: Ana Ruiz

Hablas de tus padres, dices que han sido tus guías, los dos ya desgraciadamente no están. ¿Cómo has conseguido continuar tu camino sin caer en determinadas cosas malas?
Afortunadamente, tengo a mis tíos Carolina y Manuel, que me han apoyado desde pequeño de manera incondicional. Mi familia ha estado siempre conmigo, porque soy hijo único. El trabajo ha sido un refugio para mí.

Y más en estos últimos meses que has perdido a tu madre.
Yo diría que ha sido mi refugio en estos últimos 31 años. Siempre dicen que si te dedicas a algo que te guste no trabajarás en la vida, yo diría que no descansarás en la vida. Lo vocacional te lleva a que no puedes dejar de hacerlo. Puede llegar a ser una adicción y te quita problemas, porque se te pasan las horas. Los que nos dedicamos al arte no llevamos una vida rutinaria, no tenemos horarios normales. A mi trabajo le tengo mucho que agradecer. Igual he tenido la suerte de ser adulto pronto porque tenía la suerte de ver las cosas que me apasionaban, y no refugiarme en otras cosas...

"No es difícil trabajar con tu pareja, Ana y yo primero trabajamos juntos y luego fuimos pareja"

Otro de tus apoyos ha sido tu novia, Ana Guerra.
En esta época, por supuesto.

¿Es difícil trabajar con tu pareja?
No, porque primero trabajamos juntos y luego empezamos nuestra relación. Lo que tiene que ser difícil es que primero surja el amor y luego trabajar. Nosotros la confianza la trabajamos en un terreno totalmente paralelo al laboral. Encima del escenario somos hasta fríos. Nos preocupamos mucho de tener un telón que separe lo profesional y el amor.

Esta relación por lo menos te está durando.
Parece que sí. Yo estoy encantado, feliz y muy enamorado. También es verdad que me pilla en otra época de mi vida, porque tengo un punto de madurez que me planteo las cosas desde otra perspectiva. La relación que más me duró fue la de Natalia Sánchez, que estuvimos siete años juntos.

"No puedo ser más feliz por Natalia Sánchez. Hacemos videollamadas y me enseña a los niños"

Ella también está feliz con Marc Clotet y sus dos hijos.
Sí, y no puedo ser más feliz por ella. Hacemos videollamadas y me enseña a los niños.

¿Cómo se consigue ser amigo de una ex pareja?
Yo creo que habiéndose querido mucho, confiando lo suficiente en la otra persona y que aunque se hayan hecho cosas mal, no ha sido para fastidiar a otro. Todos hacemos cosas mal.

Vosotros crecisteis juntos.
Es verdad. Si tuviera que decir que alguien es mi mejor amiga, esa es Natalia, porque es la que mejor me conoce. Y por mi parte igual. Tengo la suerte de haber acabado bien con ella.

Al final, Ana va a tener celos...
¡No! Ellas se conocen.

¿Qué proyectos tienes ahora?
Estoy terminando la música para el documental de Dulceida, la de una serie que no puedo decir y trabajando con Fran Perea para recordar los veinte años de 'Los Serrano', que se cumplen el año que viene.

Veinte años ya. Empezaste muy joven. ¿Sientes que te has perdido algo de tu infancia y adolescencia?
Claro que me he perdido cosas, como las excursiones del instituto. Pero también me siento un privilegiado porque he vivido cosas que otros chicos de mi edad no han hecho. No puedo quejarme, porque disfruté mucho con todo lo que viví en la serie.

¿Eres monárquico?
Sí. No me importa decirlo.

"La figura de los Reyes no me molesta, incluso me gusta"

Lo digo por la relación familiar que tienes con la reina Letizia. (Su madre era prima del padre de la monarca)
A mí la figura de los Reyes no me molesta, incluso me gusta. No creo que me influya pensar eso por tener un familiar ahí arriba. A mí me gusta mucho la historia, concretamente la de España, y creo que en nuestro país la figura de la monarquía siempre ha sido importante.

¿Después del fallecimiento de tu madre, has hablado con Letizia?
He hablado con su padre.

Estilismo: Victoria Nogales. Ayd. de estilismo: Jesmar Portilla. Maquillaje: Pablo Cerdan Agradecimientos: Restaurante Crudo & Cotto. Paseo de la Castellana, 122. Madrid. Telf.: 912 120 623. www.crudo-cotto.com