'La útima tentación': Fani parece creer que Christofer es tonto y España también'

·8 min de lectura

Hay situaciones en las que no hace falta ser futurólogo para verlas venir, y la actuación de Fani en La última tentación es una de ellas. Lo ha vuelto a hacer, ha sido infiel por segunda vez a Christofer delante de toda España, colocándolo de nuevo en la tesitura de pedir explicaciones, perdonar o romper bajo el juicio crítico de toda la audiencia. Sin embargo, lo que quizás la influencer no tuvo en cuenta durante su momento con Julián en la piscina es que, en realidad, con su comportamiento es ella quien ha quedado en evidencia. Porque, puestos a opinar como espectadores desde la primera edición del reality -donde fue protagonista- su presencia comienza a antojarse forzada y poco creíble. Una actitud que ya no cuela ante los ojos del público y, al parecer, de su propia pareja.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Fue la protagonista indiscutible de la primera edición de La isla de las tentaciones. Su engaño ante todo un país sin ningún tipo de remordimiento, al menos durante el programa, y el grito desesperado de Christofer al ser testigo de la traición, es ya historia de la televisión. Pero lo curioso del caso es que, aunque inicialmente quedó como la mala de la película y todo el mundo la señaló, con el paso del tiempo logró teñir las etiquetas negativas con su paso por otros realities y su canal de MtMad, proclamando el amor por su pareja. Incluso hubo quien aplaudió su valentía al atreverse a dejarse llevar con Rubén en su primer reality y hacer frente a las consecuencias con una garra bestial. 

Todos, o al menos muchos, entendimos que errar es de humanos y que su caso no es aislado. Son muchas las parejas que viven situaciones parecidas pero sin las cámaras grabándolos. Fani se ganó su lugar en la televisión y su desenlace con Christofer generó mucho debate. El final ya todos los sabemos, fueron felices y comieron perdices... hasta ahora. La reconciliación, con sus más y sus menos, se dio y cuando todo parecía bajo control la pareja decidió volver a ponerse a prueba en este experimento llamado La última tentación. Lo cierto es que analizando su entrada al reality ninguno de los dos se fiaba demasiado de lo que podía pasar. Christofer no ponía las manos en el fuego por Fani y ella tampoco mucho por sí misma. Así que, en ese sentido no nos mintieron. 

Pero el pasado miércoles la volvimos a ver mordiendo de la manzana prohibida con Julián, su asunto pendiente. Desde que llegó le ha faltado tiempo para no solo hacer las paces con él sino bailar juntos y acercarse cariñosamente con gestos que provocaron el desgano total en Christofer en su primera hoguera.

Esta vez ha sido un beso en la piscina y en una noche de jolgorio. Fani, muy metida en la fiesta, se colgó a Julián y no se soltó hasta que pasó lo que se veía venir. No hubo más, pero fue suficiente como para cruzar la raya. La diferencia entre esta vez y la primera fue, además de no terminar entre las sábanas, que Fani sí mostró arrepentimiento casi de manera inmediata. Salió disparada a su habitación, lloró desconsoladamente y reconoció que metió la pata, otra vez. Pero ya cuesta creerle.

Demasiado tarde, me atrevo a decir. Volver a lo mismo sabiendo el dolor que causó en el pasado, ya no tiene excusa. La humillación vivida por Christofer le dejó un daño visiblemente notable todavía en su mirada. En cada una de sus apariciones en televisión ha tenido que soportar las burlas sobre la infidelidad, volver a oír su grito convertido en meme viral, siendo acechado en redes y su lugar de trabajo. Él mismo reconoció lo mucho que le removía estar de regreso en República Dominicana. Pero ahora la pesadilla se repite con una situación que seguramente volverá a despertar aquel duro episodio que parecía superado. Las lágrimas de un Christofer tan enamorado como destrozado frente a Sandra Barneda nos rompieron el corazón porque nadie se merece algo así. Y a pesar de todo, reconoció seguir perdidamente enamorado de la que considera la mujer de su vida.

Sin entrar en juicios de valor, muchos podemos coincidir que si verdaderamente tienes algo de cariño y respetas a alguien, no vuelves a repetir la jugada ante las cámaras. Pero he llegado a dos conclusiones. Que parece que Fani se quiere más así misma que ha nadie, cosa que está bien, pero para eso hay que ser valiente y romper con la persona que tienes al lado. Esta era su oportunidad para demostrar que estaba comprometida con su relación y que había aprendido de su error, pero no parece haber sido el caso. Y lo peor de todo es que no ha sido necesario mucho tiempo ni esfuerzo para volver a hacer lo mismo. En cuestión de horas, pasó del odio al amor con Julián. Los tonteos fueron casi inmediatos y eso a mí me huele a chamusquina. Su aparente afán por ser protagonista a toda costa y dar contenido puede haber sido otra razón de este escarceo que terminó en lágrimas y en un profundo arrepentimiento, para mí poco creíble.

Este nuevo resbalón demuestra un intento forzado por protagonismo, una posible inmadurez o, sobre todo, su falta de amor a Christofer, haciendo que sea muy difícil empatizar con ella. Cuesta creerse sus lágrimas, como también sus argumentos de que tan solo ha sido un beso y que no significa nada. Después de un flirteo más que evidente con bailes y miradas sugerentes, ahora resulta que Julián no le gusta. O todo es un montaje fabricado para provocar este revolú, o verdaderamente Fani no sabe lo que quiere. 

Si lo que pretendía era ser protagonista, lo ha conseguido, pero a costa de un gesto poco elegante. A estas alturas, y tras el machaque vivido con su primera experiencia, ya no cuela el 'estaba confundida'. Uno no es juez para juzgar ni psicólogo para determinar un porqué de su comportamiento, pero lo que parece evidente es que a Fani le gusta gustar y ser la protagonista sin importar las consecuencias. Se evade completamente de todo y se deja llevar, pero eso ya no es justificable, sobre todo cuando entran en juego los sentimientos de otras personas. Está bien ser así, dejarse querer y coquetear con quien quieras, pero entonces atrévete a dejar a tu pareja y estar soltera. 

Tras lo ocurrido, la relación de Fani y Christofer está más en cuestión que nunca. Más que amor, como diría la canción, parece obsesión. Tienen que estar juntos a toda costa cuando la realidad demuestra que lo que tienen no parece ser algo saludable. Preocupante también es escuchar a Christofer repetir cuánto la ama a pesar de todo. Todavía no ha visto las imágenes con Julián ni sabe nada al respecto, lo hará en la próxima hoguera de confrontación que ha pedido y que se emite la próxima semana. Pero ya ha tenido la oportunidad de ver cómo su chica se ha soltado la melena y sobrepasado ciertos límites. “Pero chica, ¿en qué mundo vives? Yo con esa mujer no quiero saber nada más, tengo un límite. No aguanto más estas mierdas. Que siga zorreando como le gusta. ¡Estoy hasta los cojones!”, llegó a decir.

Sin embargo, durante su encuentro posterior con Sandra Barneda y con los ánimos mas calmados reconoció cuánto la ama y lo duro que sería la vida sin ella. Unas imágenes que nos rompieron el corazón ya que desprenden el dolor al despertarse los fantasmas de un pasado que le ha hecho mucho daño. Pero como muy acertadamente le expresó la presentadora, también se tiene a sí mismo y quizás tenga que dar una vuelta a esa reflexión. Si ya una vez fue víctima de risas incómodas, otra vez podría volver a serlo. En sus manos está el ponerse en su sitio y no aceptarlo. O volver a perdonar, solo él lo sabe.

De momento el avance de esta esperada hoguera muestra a un Christofer fuerte y decidido que se presenta para aclarar las cosas, pero que con más contundencia que nunca. No se creyó las lágrimas de Fani, ni nosotros como público tampoco. La telenovela seguirá dando capítulos y descubriremos si hubo o no perdón cuando todo esto acabe.

Más historias que te puedan interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente