El uso responsable de las tecnologías, el gran reto de los padres

Por Ana Gómez Viñas
Photo credit: Getty Images

From Diez Minutos

La tecnología ha cambiado nuestros trabajos, la forma de comunicarnos y de relacionarnos. Por eso, es tan importante que hagamos un uso responsable de esta, un movimiento que respalda la plataforma 'Levanta la cabeza', de Atresmedia. Los datos hablan por sí solos: en España, 39,4 millones de personas se conectan a Internet. De hecho, nuestro país es el quinto del mundo con mayor número de horas de navegación en la red desde el móvil (2 horas y 11 minutos). En primera posición, Brasil (4 horas y 48 minutos).

Para conocer el uso que nuestros hijos hacen de la tecnología, el estudio 'Familias hiperconectadas', de Qustodio, revela que los niños de 5 a 11 años pasan una media diaria de 2 horas y 24 minutos conectados; y nosotros 3,2 horas. ¿Y qué es lo que más nos preocupa? El 'grooming' (ciberacoso sexual a menores); publicar información personal y acceder a contenidos inadecuados. Otro dato importante: el 38% de los padres y madres admiten una adicción al móvil.

Aprendiendo juntos: nativos digitales

Photo credit: Getty Images

En el estudio de Qustodio se destacan dos generaciones: los nativos digitales, niños y niñas que perciben la tecnología como una parte de sus vidas porque nacieron con ella; y los aprendices digitales, sus progenitores, que han tenido que adaptarse e incorporar la tecnología a sus vidas.

Movimiento 'Levanta la cabeza'

Photo credit: Getty Images

Según la plataforma digital 'Levanta la cabeza', que recoge información sobre tecnología, privacidad y ética, cambio de hábitos o ciberseguridad, de los 47 millones de habitantes en España, 37,2 tiene un smartphone; y 27 millones son activos en redes sociales.

Algunas recomendaciones: establecer horarios

Photo credit: Getty Images

Algunas recomendaciones para enseñar a nuestros hijos a usar la tecnología son: evitar su manejo en menores de dos años; establecer horarios y limitar el tiempo de exposición a las pantallas; apagar notificaciones y activar el modo avión en horas determinadas; colocar las pantallas en lugares comunes de la casa; e instalar control parental en los dispositivos.