¿Se puede usar a la vez maquillaje y protector solar?

·4 min de lectura
Photo credit: getty
Photo credit: getty

¿Eres de las que nunca sales de casa sin maquillaje? ¿Te ves cara de enferma si no te pones base, tapas los granitos, unificas el color de tu cara y le das un plus de luminosidad a tu piel? Entonces, seguro que lo pasas mal en verano, y más en temporadas como estas con una ola de calor que dura días y días y que derrite hasta el asfalto. Además, lo que menos apetece cuando suben las temperaturas es ponerte cremas en la cara, aunque sea el protector solar, con todo lo que se suda.

Más de una vez, incluso, te habrás preguntado si haces bien en maquillarte en verano o si eso le pasará factura a tu piel y cómo hacer para mezclar maquillaje y fotoprotector sin meter la pata. Son dudas más que razonables: “Se trata de preguntas complicadas, que no tienen una respuesta sencilla, porque dependen de muchos factores, aunque principalmente hay que tener en cuenta dos cuestiones: el tipo de piel de la persona y las texturas de los productos que se está aplicando”, explica Paola Gugliotta, fundadora de Sepai y APoEM, máster en Dermocosmética y postgrado en Genética e Inmunología por Harvard.

Una de las cuestiones que conviene hacerse antes de aplicarse varias capas de productos sobre la piel es en qué orden hay que ponérselos. Si se usa maquillaje y fotoprotector solar, ¿cuál sería la rutina de belleza?, ¿también hay que ponerse crema hidratante o son ya demasiadas capas? “Si tienes una piel muy seca y usas una base que es poco hidratante o que tiene una textura en polvo, un maquillaje que es, por ejemplo, muy siliconado y no aporta ni nutrición ni hidratación a la piel, entonces vas a necesitar aplicarte una crema hidratante antes del protector solar. En cambio, en el caso de una piel grasa, probablemente no haga falta extender nada antes del protector solar, porque este ya aporta una mínima nutrición, suficiente para este tipo de piel. Lo importante es que sientas la cara confortable. Si notas la piel muy tirante o demasiado seca, entonces será necesario usar crema hidratante. Pero si, por el contrario, la percibes grasa o aparecen granitos, entonces debes ir quitando pasos en la rutina de belleza. La clave está en observar muy bien la propia piel y seguir muy de cerca lo que le va pasando”, recomienda la experta.

Y si en estos días en los que el termómetro está al rojo vivo tienes la tentación de renunciar al fotoprotector, no lo hagas. Es vital para defenderte de los rayos UVB, que provocan quemaduras y cáncer de piel, y los UVA, que son los causantes de provocar envejecimiento prematuro y manchas, principalmente. Tal vez te estés preguntando si el fotoprotector pierde eficacia si después te pones una capa de maquillaje. Pues no. “Para nada. El protector solar, sea de filtros físicos o químicos, sigue manteniendo toda su eficacia después de aplicarte el maquillaje. Eso sí, para que funcione, te pongas o no base encima, debes extender siempre una cantidad generosa. Eso incluso aunque la formulación de muchos maquillajes ya protejan de la luz. Normalmente, estas bases suelen defender la piel de la luz azul y para ello lo mejor son los pigmentos rojos, habitualmente muy presentes en el maquillaje”, aclara Paola Gugliotta.

De todas maneras, esta especialista añade: “La mayoría de los científicos de todo el mundo parecen empezar a estar de acuerdo en que los filtros más seguros para la piel son los inorgánicos o físicos elaborados a partir de óxido de zinc y dióxido de titanio y sin nanopartículas. Los filtros químicos suelen ser más cuestionados o bien por ser disruptores endocrinos o por resultar perjudiciales para el ecosistema marino”.

Por otra parte, según la fundadora de las firmas de cosmética Sepai y APoEM, si tienes la piel grasa te vendrán muy bien los fotoprotectores con filtros físicos que lleven titanio y zinc, porque estos componentes suelen secar un poco la piel y absorben la grasa. En estos casos lo mejor es poner encima un maquillaje en polvo. En pieles secas son buenas alternativas los maquillajes de base oleosa y los que tienen una textura líquida. Y en pieles mixtas se puede mezclar fotoprotector físico y maquillaje líquido o viceversa. “Se trata de ir probando hasta encontrar la combinación ideal según tu tipo de piel, no hay una receta mágica. Debe ser un gesto muy personalizado”.

¿Y qué pasa si sales por la mañana de casa con la rutina de los dos pasos perfectamente dispuesta sobre tu piel, pero no regresas hasta última hora de la tarde a casa? No te preocupes, se pueden hacer retoques. “Lo importante es reaplicar la protección solar cada tres horas y, luego, no hay problema en retocar capa sobre capa. Se retoca primero el protector solar y, a continuación y por encima, el maquillaje”.

De todas maneras, aunque no existe ninguna contraindicación para ponerse fotoprotector y maquillaje juntos, ¿has probado las cremas solares con color? Te evitas un paso y, al final, es también un ahorro para tu bolsillo. En los últimos años, además, aunque formular estos productos es complejo, los laboratorios han avanzado mucho en sus investigaciones y han conseguido fotoprotectores con distintos tonos. Vamos, que ya no irás a dos colores, morena en la cara y de otro tono en el cuerpo. Piénsalo, es una magnífica opción y menos engorrosa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente