Usar apps te impulsará a caminar 40 minutos diarios más

·2 min de lectura
Photo credit: seksan Mongkhonkhamsao - Getty Images
Photo credit: seksan Mongkhonkhamsao - Getty Images

Las aplicaciones para medición de la actividad física han inundado el mercado durante los últimos ocho años. En contraste, muchos de los usuarios y no usuarios son escépticos y consideran que únicamente sirven para hacerse una idea aproximada de lo que han entrenado. Sin embargo, un análisis múltiple de la Universidad del Sur de Australia ha demostrado no solo que se equivocan, sino que hay una diferencia apreciable.

Los investigadores oceánicos recogieron la información de más de 400 estudios científicos con un total de 164.000 usuarios en todo el mundo que emplean podómetros, pulseras, relojes inteligentes y otros productos para medir sus progresos entrenando. Después de cotejar los datos y comparar con sujetos que no recurren a estas apps, los expertos descubrieron que esta tecnología sí ayudaba a entrenar más.

Los datos publicados en la revista científica Lancet Digital Health muestran que los usuarios de apps de medición de actividad física caminan de promedio 40 minutos diarios más y en unos cinco meses pueden perder un kilogramo más de peso que el resto. Sin importar el número de opciones que se puedan medir, el coste de la aplicación o la sofisticación, quienes usan estas aplicaciones caminan 1.800 pasos más de media respecto a quienes no cuentan con opciones para registrar sus progresos.

Otro aspecto positivo de estas tecnologías para acompañar el deporte es que se han observado evidencias de que tienen un efecto prolongado. "Son eficaces para aumentar la actividad física y para una modesta pérdida de peso en una amplia variedad de poblaciones y grupos de edad. La magnitud del beneficio es de importancia clínica, y los beneficios parecen ser duraderos durante al menos 6 meses", aseguran en su conclusiones.

La base de la explicación podría estar en la competitividad. Si bien en los gimnasios, piscinas y otros lugares de uso común los hombres pueden animarse a medirse con otros y con ello aumentar la intensidad o el tiempo de su deporte, cuando se encuentran a solas no cuentan con ese termómetro ni el estímulo para mejorar.

Los autores del estudio han remarcado que estos resultados se consiguen "durante grandes períodos de tiempo", no con un empleo puntual. No obstante, han destacado que se han comprobado en todas con personas de todas las edades y que suponen una buena manera de estimular para el desarrollo de la actividad física y sus correspondientes efectos beneficiosos para la salud. "(Las apps) animan a la gente a ejercitarse de manera habitual, a que forme parte de su rutina y a fijarse metas para perder peso", argumentó en la presentación de los resultados Ty Ferguson, firma principal del estudio.

En definitiva, el estudio tiene una respuesta para los escépticos en las conclusiones: "Hay pruebas suficientes para recomendar el uso de la tecnología de registro de actividad, al menos como complemento de los programas destinados a aumentar la actividad física".