Únete a la última tendencia foodie: Los lunes sin carne

Beneficios de no comer carne un día

El impacto de este pequeño gesto (dejar de tomar carne un día) es más grande de lo que nos podemos llegar a imaginar, y no sólo en tu salud. (Foto: Getty)
El impacto de este pequeño gesto (dejar de tomar carne un día) es más grande de lo que nos podemos llegar a imaginar, y no sólo en tu salud. (Foto: Getty)

Los Meat Free Mondays son ya toda una institución entre la gente cool. ¿Aún no te has enterado? Es un movimiento internacional que apuesta por dejar de comer carne un día a la semana (también se incluye el pescado). ¿El motivo? Que tenemos que limpiar nuestro organismo de las toxinas procedentes de los productos de animales, y de paso, cuidar un poco el planeta.

Así que una vez más ponemos todas nuestras esperanzas en el lunes. Es el día que empieza la semana y por eso está considerado como el día perfecto para dejar los malos hábitos y reemplazarlos con acciones saludables. Así cada semana tenemos una nueva oportunidad para mejorar en todos los aspectos.

¿Sabías que según un estudio de la prestigiosa Universidad de Oxford, Inglaterra, quienes llevan una dieta vegetariana tienen un 32 por ciento menos de riesgos cardiovasculares? En este contexto, cada día sin carne (de una semana) disminuye en un 4,5%por ciento las posibilidades de sufrir enfermedades del corazón.

De ahí que la campaña Lunes sin carne vaya ganando adeptos. En su origen, la idea de los lunes sin carne se creó durante la Primera Guerra Mundial cuando el gobierno de los Estados Unidos pidió que se dejara de comer carne los lunes y trigo los miércoles como un apoyo a las fuerzas armadas.

Después un publicista estadounidense, Sid Lerner, recogió el guante y desinteresadamente fundó en 2003 Meatless Monday para sensibilizar a la población sobre la salud pública, concretamente para luchar contra las enfermedades evitables asociadas con el consumo excesivo de carne.

La obesidad, el colesterol, las enfermedades cardíacas y la ingesta de antibióticos son algunos de los efectos colaterales del ‘carnivorismo’. Además, desde que la OMS declarara que la carne (roja) es “probablemente carcinógena”, la dieta vegetariana ha ganado adeptos.

Cured meats
La OMS recomienda no abusar de la carne procesada: “cualquier tipo de carne que haya sido transformada con sal, curación, fermentación, ahumado, para mejorar el sabor y preservar el alimento”. (Foto: Getty)

Más allá de la polémica ha quedado probado que hay suficientes evidencias científicas para considerar las carnes procesadas (salchichas, algunas hamburguesas de carne picada y también embutidos) como un producto que genera cáncer. Así que quizás sea el momento de plantearse un giro en tu alimentación, ¿no crees?

Por otro lado, como te contaba, esta iniciativa promueve un estilo de vida más saludable tratando de concienciar a las personas de los efectos positivos que tendría reducir el consumo de carne en su dieta diaria, pero con este pequeño gesto también ayudarías a frenar la desertización de ciertas zonas del planeta y reducirías las emisiones de co2.

Las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a toda la cadena de producción de carne representan una quinta parte de las emisiones mundiales. Lo publicó en 2009 la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), en un informe donde se señalaba que un 18 por ciento de las emisiones provienen de la deforestación provocada por los criadores de ganado, el transporte de la carne y la producción industrial del alimento, entre otros procesos.

Ello se debe en gran parte al metano producido por los animales y el estiércol de las granjas. Además, para la cría de estos animales se desvían grandes cantidades de agua y grano. Así, según recoge El Mundo, se estima que producir un kilo de ternera equivale a 20 bañeras llenas de agua.

Con la participación activa del Centro para un Futuro Habitable de la Universidad de Johns Hopkins, se ha convertido en un movimiento mundial con un enfoque saludable pero también ambiental. Muchos hospitales, instituciones educativas, restaurantes y negocios particulares se han unido a la causa.

Woody Harrelson, Emma Thompson o Gwyneth Paltrow apoyan y hacen campaña para expandir la iniciativa a la mundo, y un ex Beatle es su principal promotor, ¡mira!

Paul McCartney, vegetariano convencido, y una de las personalidades más reconocidas del mundo lanzó este videoclip “Meat Free Mondays” para conseguir hacer llegar el movimiento a todas partes del mundo.

Así que ya sabes, hoy tienes la oportunidad de unirte a este esfuerzo mundial para una mejor salud personal, comunitaria y global. ¿Te animas?

También te puede interesar:

Sí, se puede tomar jamón (y sushi) estando embarazada

Si dejaste de comer bacon porque era cancerígeno, ¡vas a dejar de hacerlo!

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente