Unai Simón pone en duda a las vacas sagradas de la selección española

Unai Simón realiza una parada magistral en los cuartos de final de la Copa del Rey, ante el Barça. (Foto Juan Manuel Serrano Arce/Getty Images)


A cuatro meses para el inicio de la Eurocopa, la portería de la selección española representa una de las grandes incógnitas para Luis Enrique. Por un lado, Kepa Arrizabalaga está en una dinámica desoladora en cuanto a estabilidad y rendimiento deportivo en el Chelsea se refiere, mientras que quien debería ser el amo y señor de ese puesto, David de Gea, ha demostrado ser un déficit competitivo a consecuencia del complejo bloqueo mental que exhibió durante el Mundial de Rusia. Sin embargo, un nuevo candidato llamado Unai Simón está aprovechando la coyuntura para destacarse como el mejor aspirante posible.

Pese a tener 22 años de edad, la juventud del portero no le ha impedido hacerse con el mando de una de las porterías más prestigiosas de la Liga: la del Athletic Club de Bilbao. La madurez que muestra Unai Simón en cada encuentro le ha conducido a ser uno de los guardametas más destacados de la Liga. Así, el portero vasco es la baliza en la cual orbita la defensa vizcaína y uno de los principales motivos de la solidez adquirida por el cuadro de Gaizka Garitano.

Por ello, Simón es el cuarto portero de la Liga con más porterías a 0 (10) y el 9º con más paradas (52). En el otro lado de la balanza, Aitor Fernández también se ha postulado como un posible candidato, ya que es el portero con más paradas de la Liga (101) y el que más atajadas ha realizado en tiros lanzados desde dentro del área (67). Números extraordinarios que deberían impulsar al del Levante a situarse, también, entre las quinielas de cara a la Eurocopa.

En clave selección, si comparamos las estadísticas de Unai Simón con las de sus mayores competidores en liga, De Gea y Kepa, el custodio de San Mamés encaja menos de un gol por partido (0.8), mientras que el guardameta del Manchester United presenta unos números superiores (1.2) y Kepa es quien más goles encaja por encuentro (1.3). Rapidísimo a la hora de achicar frente al rival y muy difícil de batir por sus 1.90 metros de altura, Simón es un auténtico valladar en su zona de dominio.

En este sentido, Unai y De Gea presentan el mismo número de paradas por duelo (2.6), aunque Simón ataja el 76% de disparos que le lanzan y De Gea el 69%. Por su parte, Kepa solo detiene un 56% de los intentos rivales por marcar y por ello tiene el número más bajo de paradas por enfrentamiento (1.7). Es cierto que el Chelsea de Frank Lampard es un conjunto eminentemente más ofensivo que el Athletic y el Manchester United, pero el descenso en el rendimiento de Kepa y la falta de solidez que expone semana tras semana le debería hacer alejarse de esa pugna por ser el portero titular de la selección española.

Es cierto que el del Athletic Club tiene un amplio margen de mejora que va ligado a su bisoñez, pero es un proyecto de portero campeón. Así, debe atreverse más a imponerse por alto y mejorar su contundencia en balones divididos, pero la seguridad, tranquilidad y jerarquía que ha ganado bajo palos ha hecho que sea uno de los mejores en su posición. Su rendimiento va al alza y su valor crece a pasos agigantados.

Con paradas espectaculares ante rivales de la talla de Barça, Real Madrid, Atlético de Madrid o Sevilla, Unai Simón se crece en grandes escenarios y en el día a día, demuestra una regularidad abrumadora. Por su nivel actual y por el mal estado de sus dos rivales directos, Unai Simón ha derribado la puerta de la selección española de Luis Enrique a base de actuaciones extraordinarias. Con la mente limpia y un gran talento, Simón está preparado para adueñarse de la portería española.

Más historias que te pueden interesar: