Una liposucción de regalo de Navidad para una niña de 7 años

Un ticket para un spa urbano, un viaje en globo atravesando el país... En el capítulo de los regalos extravagantes, cada día se ven más y más extraños. Aunque este puede que sea de los más peores: estas Navidades, una niña británica de 7 años ha recibido un cheque para realizarse una liposucción. La autora: su propia madre.

 

Sarah Burge es conocida como la "Barbie humana" por su afición a la cirugía plástica en busca de un look brillante y perfecto. Tanto es así, que lleva operaciones por valor de 500.000 libras. Esta mujer depositó en los calcetines de su hija, como regalo de Navidad, un cheque de 7.000 libras. No es para ahora, es para el futuro, dice la madre. Para cuando la niña, Poppy, desee hacérsela. "Es como una inversión en su futuro", ha dicho la madre a los medios. Está claro que tiene afición a dar titulares a los tabloides, ya que hace unos meses hizo lo mismo por el cumpleaños de su hija: le regaló un futuro "aumento de pecho".

Es una forma de verlo, aunque levanta ampollas y recelos: si el bienestar y tranquilidad del futuro no se lo van a dar el estudio o el trabajo... ¿se lo dará tener un cuerpo y una imagen confeccionados a medida a punta de bisturí? ¿Será feliz Poppy mediante un cuerpo perfecto?

[Vídeo: Reacciones de niños al abrir el peor de los regalos]

Como sabéis, la liposucción consiste en una intervención para extraer localmente la grasa del cuerpo. La mayoría de bloggers británicas que se han hecho eco de la noticia, se han lanzado al cuello de la "mamá Barbie", escandalizadas sobre  el mensaje que lleva el regalo: no te esfuerces en quererte a ti misma por lo que eres, para eso existen los cirujanos plásticos. No importa ser buena, trabajadora, leal, creativa u original, tan solo sé bella. ¿Entenderá Poppy que ese regalo se parece mucho a un insulto?

La propia niña, se defiende la madre, es la que le pedía como regalo "operaciones de cirugía plástica". Eso parece venir directamente de la influencia de Sarah, campeona de las operaciones… Ya sabemos lo que piensa la señora Burge al respecto de este tema, y podemos suponer que en el futuro (recordemos, tiene 7 años), llegarán otros regalos similares. ¿Qué harías tú si te pidieran tus hijas un aumento de pecho o una operación facial, siendo tan pequeñas?