Un youtuber en la cárcel por cazar Pokémon en la iglesia

Desde luego hay leyes que merecerían ser revisadas. El joven ruso Ruslan Sokolovsky es un conocido youtuber en su país y se enfrenta a una pena de cinco años de prisión… ¡por cazar Pokémon en una iglesia!

El chico hizo un vídeo en el que advertía que era ilegal hacerlo pero que no entendía quien podía ofenderse porque él, sin molestar a nadie, entrara en el recinto santo con su teléfono y cazando Pokémon en absoluto silencio.

Como ‘provocación, Ruslan escogió una iglesia ortodoxa de Ekaterinburg, casi en la frontera con Kazajistán y, aunque en aquel momento cazó los Pokémon y se fue de rositas, al publicar el vídeo recibió un comunicado ya de dominio público notificándole que tiene riesgo de cárcel por su infracción.

La iglesia se basa en que el detenido de 21 años que por ahora pasará dos meses encerrado como medida preventiva, incitaba al odio y ofendía los sentimientos religiosos. Ahora, a la espera del veredicto final, muchos son los que han denunciado la desmesurada pena sea de dos meses o de cinco años, ¡es una locura!

Uno de los colectivos que le apoya públicamente en las redes sociales son las Pussy Riot que ya se las vieron con la justicia rusa en 2012 tras enseñar su torso desnudo en una iglesia durante un acto de protesta. De hecho, acabaron dos años entre rejas por su ‘desfachatez’.

Mientras el joven está retenido, su video lleva ya más de un millón de reproducciones y es que, en pleno siglo XXI, parece mentira que un muchacho pueda acabar entre rejas por usar una aplicación del teléfono sin molestar ni meterse con nadie. ¿Está llegando demasiado lejos esta fiebre Pokémon? Según la iglesia, ha habido implicación de las fuerzas de inteligencia en su desarrollo… leer para creer.

Aquí os dejo su vídeo para que opinéis vosotros mismos: