Un tratamiento revolucionario reactiva la ovulación en mujeres con menopausia prematura

Una técnica pionera en el mundo consigue que mujeres con menopausia precoz puedan ovular y quedarse embarazadas

Esta nueva técnica, basada en “el estado de latencia de los folículos durmientes de los ovarios”, permitirá cumplir el sueño de ser madres a mujeres diagnosticadas de menopausia precoz. (Foto: Getty)

Un equipo de ginecólogos del Hospital Clínic de Barcelona liderados por el Dr. Francesc Fàbregues y el Dr. Francisco Carmona ha aplicado con éxito un técnica pionera en el mundo que ha permitido que mujeres con síntomas evidentes de menopausia avanzada hayan podido volver a ovular. Además, una de las participantes en el estudio, a quien detectaron menopausia precoz cuando tenía 30 años, acaba de dar a luz a una niña.

La técnica, publicada en la revista ‘Journal of Ovarian Research’, consiste en realizar una laparoscopia procediendo a la extirpación de una parte del córtex ovárico, que posteriormente es fragmentado y reinsertado al ovario contralateral de la paciente. Tras la intervención se estimula hormonalmente a la mujer durante unas semanas con el objetivo de obtener ovocitos y posteriormente ser fecundados por un procedimiento de Fecundación in Vitro (FIV ).

Aunque de momento se trata de un ensayo clínico realizado en 12 pacientes, la mitad ya ha conseguido tener actividad ovárica después de la intervención y una fue madre a finales de agosto. No obstante, a pesar de que se ha logrado efectividad en el 60 por ciento de los casos, los doctores dicen que hay que seguir investigando para conocer los datos de rendimiento.

Con una sola operación y sin fármacos

El concepto de la activación del tejido ovárico en pacientes con fallo ovárico prematuro fue introducido por un grupo de doctores japoneses cuyo procedimiento consistía en realizar dos laparoscopias para por un lado, fragmentar el tejido, y por otro, activarlo mediante sustancias farmacológicas. Se produjeron tres embarazos con esta técnica, pero requería de dos laparoscopias.

Tras el exitoso caso de María José Ortega, los médicos están convencidos de que en pocas semanas lograrán que otra de sus pacientes menopáusicas precoces se quede embarazada. (Ilustración: Hospital Clinic/El Mundo)

La novedad de la técnica, avalada por el comité de ética del hospital y realizada en el sistema público de salud, es que todo este proceso se ha hecho en una sola intervención y que el tratamiento del tejido ovárico no ha sufrido un proceso farmacológico, sino mecánico, que demuestra ser suficiente. La técnica utilizada es, por tanto, mucho más barata y más ágil que la utilizada por el equipo de doctores japoneses.

El factor genético es el más determinante, por lo que es posible estimar la edad de inicio de la menopausia en una mujer según los antecedentes de su madre y/o hermana/s. (Foto: Get

Se calcula que una de cada cien mujeres tiene menopausia avanzada o menopausia precoz que se produce cuando una mujer nace con una reserva menor que la esperada de los fólicuos ováricos o cuando, por diversas razones, los folículos se consumen más rápido que de costumbre reduciendo la fertilidad de la mujer.

¿Qué es la menopausia precoz?

Se considera que una mujer sufre menopausia avanzada cuando tiene síntomas antes de los 40 años. En promedio, la mujer comienza la vida con 300 a 400 mil folículos ováricos. Aunque liberar sólo un óvulo por ciclo menstrual, el proceso de maduración del óvulo consiste en el desarrollo de varios folículos a la vez.

Al final del proceso, sólo uno de los diversos folicos llega a madurar, dándose origen al óvulo. Durante los 30 o 40 años del período fértil, la mujer consume todo sus folículos, entrando a la menopausia en el momento que ya no posee más reserva de folículos ováricos. Cuando los ovarios dejan de funcionar, la mujer ya no produce hormonas sexuales, como estrógeno y progesterona, y deja de ovular, volviéndose infértil.

Pasados los 35 años el potencial reproductivo disminuye notablemente, por eso es importante preservar la fertilidad en la edad reproductiva. (Foto: Getty)

Síntomas y consecuencias para la salud

Lo primero que suele notarse son las irregularidades en el ciclo, pero hay mujeres cuya primera señal de menopausia prematura es la dificultad para quedar embarazadas, producida por una insuficiencia ovárica.

Luego están los síntomas típicos de la menopausia como sofocos, sequedad vaginal y cambios de humor, y muchas mujeres que experimentan la menopausia precoz sufren además problemas emocionales importantes.

Por otro lado, se sabe que la menopausia precoz está asociada a problemas de sueño y estrés. También aumenta el riesgo de tener osteoporosis más adelante y se relaciona con un mayor riesgo de enfermedades del corazón, problemas neurológicos, depresión y ansiedad. En el caso de notar algunos de los síntomas que te hemos contado o si hay un historial familiar al respecto, debes consultar rápidamente con un especialista para determinar el diagnóstico y definir las opciones disponibles.

De todas formas, mantener las medidas dietéticas e higiénicas recomendadas para un estilo de vida saludable o adoptarlas si no las seguías te ayudará a prevenir la menopausia precoz. También se aconseja realizar ejercicio físico aeróbico de forma habitual, evitar fumar, el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y excitantes como el café, así como tener una alimentación equilibrada con un mayor incremento de frutas, verduras y alimentos con calcio y vitamina D.

¿Tienes desarreglos menstruales? ¿Planeas ser madre después de los 35 años?

También puede interesarte:

Este es el número de encuentros sexuales que se necesita para concebir un bebé

Increíble pero cierto: Ovarios de gelatina (¡impresos en 3D!) permiten tener hijos

Donación de semen, ¿tabú o necesidad social?

¿Y si la mayor felicidad sexual de la mujer llegara en la menoupasia?

Ignorar esto te impedirá envejecer de forma saludable

Los chequeos que debes hacerte este otoño según tu edad

¿Y si has perdido el tiempo (y tu dinero) tomando esas pastillas contra el colesterol?

Este es uno de los mayores peligros para la salud íntima de las millennials