Un sirviente de la reina, el último miembro del personal del palacio que da positivo por coronavirus

La reina permanece aislada en el castillo de Windsor. Foto: Getty

Mientras la reina Isabel permanece aislada en el Castillo de Windsor en medio de la pandemia del coronavirus, otro miembro de su personal ha dado positivo al virus.

Un sirviente real, que pasea regularmente a los perros de la reina y que se encontraba en contacto con la monarca, ahora se encuentra en autoaislamiento tras enfermar por coronavirus, según reportó The Sun.

El año pasado, el sirviente, quien trabaja en el palacio de Buckingham desde hace seis años, fue ascendido. Se cree que mantiene contacto con la monarca casi a diario ya que su trabajo incluye llevarle algunas comidas a la reina.

Este positivo es solo la última alarma que afecta a la familia real, sobre la cual una fuente cercana a la realeza afirma que está “atemorizada”.

“Ahora mismo, hay una sensación de miedo que se siente en el aire”, reveló la fuente a la publicación.

Aún no se conoce exactamente cuándo se diagnosticó al sirviente, pero la noticia llega solo una semana después de que el hijo de la reina, el príncipe Carlos, también diese positivo por COVID-19.

Clarence House confirmó la semana pasada que el príncipe Carlos, de 71 años, presentaba síntomas leves “pero que, por lo demás, sigue gozando de buena salud”.

A la duquesa de Cornwall también se le realizó la prueba, pero el resultado fue negativo. El príncipe y la duquesa ahora permanecen aislados en su casa en Escocia.

Se cree que el sirviente es el segundo ayudante del Palacio de Buckingham que da positivo por COVID-19, tras revelarse que el trabajador se contagió antes de que la Reina partiera hacia Windsor.

La reina Isabel abandonó el Palacio de Buckingham para establecerse en el Castillo de Windsor con el propósito de distanciarse socialmente en medio de la pandemia de coronavirus. Foto: La familia real

La reina abandona el Palacio de Buckingham en medio del brote vírico

El 15 de marzo se informó que la reina abandonaba el Palacio de Buckingham para establecerse en el Castillo de Windsor con el objetivo de ponerse en cuarentena junto al Príncipe Felipe, de 98 años, si fuese necesario.

La monarca ya había cancelado todos sus planes de viaje y compromisos próximos, a medida que el virus se propagaba por el Reino Unido.

Aunque goza de buena salud, el personal pensó que era mejor reubicarla, informó The Sun en ese momento.

“Hasta hace poco, la reina ha estado en contacto con mucha gente allí. Sin embargo, le faltan solo unas semanas para cumplir 94 años y los asesores creen que es mejor alejarla del peligro”, dijo la fuente.

A sus 93 años, si contrajese la enfermedad sería una paciente de alto riesgo, al igual que su esposo, el príncipe Felipe, quien se retiró de los deberes reales en 2017 y ha tenido numerosos problemas de salud en los últimos años.

El príncipe Carlos ha dado positivo. Foto: AP

Primeras muertes por coronavirus en la realeza

La familia real española confirmó la primera muerte por coronavirus en el mundo de la realeza, solo unos meses después de que el virus fuera detectado por primera vez en Wuhan, China.

La princesa María Teresa de España murió el viernes tras dar positivo por COVID-19, convirtiéndose en la primera fallecida de la realeza en todo el mundo.

La princesa tenía 86 años y fue otra víctima de la crisis que ya se ha cobrado miles de vidas españolas y ha desbordado los hospitales.

La muerte fue anunciada en Facebook por el hermano menor de la princesa María, el príncipe Sixto Enrique de Borbón y Parma.

Kristine Tarbert


También te puede interesar...