Un repartidor tiene un accidente y a los jefes solo les preocupa el estado de la pizza

Ernesto trabaja como repartidor para Glovo en Buenos Aires, Argentina. Este fin de semana, cuando iba a entregar una pizza, lo atropelló un coche. Cuando comunicó lo ocurrido a la empresa, la respuesta que recibió fue la insistencia en conocer cuál era el estado del pedido para saber si este podía ser entregado pese a todo o no. Su historia la ha contado en Twitter la periodista Yanina Otero (@yayaninaa).

El accidente ocurrió este sábado. “Hace un rato socorrí a un repartidor de pizza que lo atropelló un auto. Mientras yo llamaba al Same, el hombre - tirado en el piso y sangrando- avisaba a la app que había tenido un accidente. Lo único que le importaba a ellos era el estado de la pizza. Perverso es poco”, contaba Otero, que adjuntaba un pantallazo con la conversación mantenida entre el repartidor y en la empresa.

En ella se puede leer cómo al otro lado insistían en preguntarle por el estado de la pizza pese a que él les decía una y otra vez que no podía moverse para hacer la foto que le reclamaban.

Dado el éxito de su tuit de protesta y el interés de muchos por saber cómo había acabado la historia, desde el primer mensaje Otero ha ido publicando varias actualizaciones sobre el estado del repartidor y su situación. Así, explicaba que el hombre está bien, que “se dio un golpe muy grande y lo salvó el casco”.

Sobre qué fue de la pizza, incrédula cuenta que “para rematar la historia, apareció la persona que había hecho el pedido, abrió la caja de la moto y se llevó la pizza. Nosotros seguíamos ahí esperando a la ambulancia. De terror todo”.

Un día después del incidente el hijo de Ernesto, como se llama el protagonista del suceso, se puso en contacto con ella para agradecerle haber ayudado a su padre y le comentó que este “tiene 63 años y trabaja para Glovo porque hoy no tiene otra cosa”, por eso ella ha pedido que si alguien puede ofrecerle algo mejor, que se ponga en contacto.

La historia de Ernesto, Glovo y la pizza se ha vuelto viral. Muchos han sido los que se han solidarizado con el repartidor atropellado, pero también hay quien ha dudado de la veracidad de lo contado por Otero o se ha mofado. A ellos, la periodista argentina les ha lanzado un último mensaje.

“A los que insultan, se ríen o dudan, solo espero que sí alguna vez tienen un accidente, nunca pero nunca se crucen con gente de su calaña. De todas formas, los que ayudamos somos más y a mí la felicidad de saber que Ernesto está bien no me la saca nadie”, sentencia.

Le atropellan y a los responsables solo les importa el estado del pedido que transportaba. (Foto: Captura del perfil de Twitter de Yanina Otero / @yayaninaa)