Un niño murió de influenza luego de que en Facebook le recomendaron a su madre hierbas y frutas y no medicamentos

El rechazo a la vacunación y las ideas equívocas sobre los efectos que la inmunización y en general la medicina tienen en los individuos y la sociedad son fuente de graves peligros. No solo ponen en riesgo a las personas, sobre todo los niños, que no son vacunados y quedan a merced de severas enfermedades sino que, en ocasiones, propician nuevas epidemias de males ya contenidos o provocan negligencia que deja sin el tratamiento necesario a los pacientes.

Eso, como en el trágico caso de un niño de 4 años en Colorado, puede incluso llegar a ser fatal.

El miércoles pasado, de acuerdo al relato del periódico Colorado Times Recorder, falleció un menor a causa de complicaciones de la influenza, luego de que, al parecer, su madre no le proporcionó los fármacos que médicos prescribieron a su familia para enfrentar esa enfermedad.

El fármaco antiviral Tamiflu, útil para tratar la influenza, (Getty Images)

En cambio, se afirma, la mujer buscó consejo en un grupo de Facebook integrado por personas que rechazan la vacunación. Allí se le dijo a la madre que no tomara tamiflu, el medicamente prescrito por médicos a su familia luego de que otros dos de sus hijos, que afortunadamente están con vida, fueran diagnosticados con influenza.

“Sí, da miedo que el médico me dijo que le diera a mis otros hijos y a mí misma [el tamiflu], así que no lo hicimos”, comentó la mujer en el grupo de Facebook denominado ‘Stop Mandatory Vaccination’ (‘Alto a la vacunación obligatoria’).

En cambio, la madre recibió en ese espacio consejos sobre remedios “naturales”, señala el citado periódico, que incluyeron consumir la planta medicinal conocida como saúco, poner papas o pepinos sobre la frente del niño enfermo o meramente tomar vitaminas y “comer muchas frutas y verduras”.

“OK, perfecto, trataré eso”, respondió la madre ante esa clase de sugerencias para tratar la infección de sus hijos.

La cadena NBC News indica que el citado grupo de Facebook, que tiene más de 178,000 miembros, es “uno de los más grandes grupos de desinformación sobre salud que se conocen” y desde allí se han esparcido teorías conspirativas que afirman que epidemias son engaños. Y con frecuencia se ofrecen indicaciones allí para encarar enfermedades que no solo pueden ser inútiles sino incluso peligrosas.

Lo cierto es que el niño enfermo entró en un estado muy grave,  presentaba una fiebre de 104 grados y llegó a sufrir por ello convulsiones que precipitaron su fallecimiento, por lo que en realidad necesitaba medicamentos efectivos (el tamiflu u oseltamivir es un antiviral efectivo para tratar y prevenir la influenza) y atención urgente.

Pero en ese grupo, de acuerdo a NBC, ninguno de los 45 comentarios que la madre recibió le recomendó buscar atención médica.

Una vacuna contra la influenza. Personas del movimiento "antivacunas" rechazan la inmunización, pese a que ha mostrado ser eficaz para abatir enfermedades y salvar millones de vidas. (AP)

La madre ha comentado que cuando acudió al hospital con sus hijos enfermos no se le dio la atención adecuada y se le había devuelto a casa. Lo primero ciertamente es inquietante, pero también lo es que la madre se negara a darles a sus hijos el medicamento prescrito por los médicos y en su lugar tratara remedios naturales ineficaces ante una infección aguda y con una severa carga de charlatanería.

En una página de GoFundMe que ha sido asociada a la familia, la madre del menor fallecido señala que cuando acudió al hospital con su niño más pequeño, de 10 meses, que también tenía fiebre los médicos no aceptaron que el menor fuera admitido al hospital y le dijeron que volviera a casa.

El diagnóstico era influenza y al final tres de sus cuatro hijos enfermaron. Uno de ellos, de cuatro años, súbitamente sufrió convulsiones producto de la alta fiebre, perdió el sentido y debió ser llevado de emergencia al hospital.

Tristemente, las complicaciones de su enfermedad, incluido daño cerebral, fueron tan severos que el menor falleció. En esa página de GoFundMe no se hace mención al tamiflu o a los consejos del citado grupo antivacunación de Facebook.

Pero si la madre hubiese hecho caso de los médicos y administrado a su familia el tamiflu que le prescribieron los doctores, la tragedia podría haberse evitado.

Como pueden evitarse incontables enfermedades y fallecimientos por enfermedades prevenibles y tratables si se recurre a la vacunación y al cuidado médico legítimo, efectivo y oportuno.