Un detective del caso de 'Making a Murderer' demanda a Netflix por difamación

Cualquiera que haya visto Making a Murderer habrá comprobado desde el principio el tono crítico de la serie documental. La exitosa producción pretende demostrar el mal uso de poder en el cuerpo de policía de Manitowoc y el testimonio coaccionado de un adolescente con problemas de aprendizaje que actualmente cumple condena.

(©Netflix)
(©Netflix)

Tras dos temporadas, el ex detective del condado Andrew Colborn presentó una demanda contra Netflix y los directores de la serie, Laura Ricciardi y Moira Demos, por difamación. En la demanda, presentada el pasado lunes en Wisconsin, afirma que la docuserie fue editada para mostrar que él y otros oficiales plantaron evidencia para culpar a Steven Avery y su sobrino de 16 años, Brendan Dassey por el asesinato de la fotógrafa de 25 años Teresa Halbach.

A su vez, explica que nunca fue vocero del departamento durante el caso y que reclinó decenas de peticiones de entrevistas y de hacer comentarios públicos “para no verse relacionado con la controversia que rodeaba el caso”. Asegura que “no es una figura pública” y que ese término sugiere difamación.

La primera parte de Making a Murderer se estrenó en Netflix en 2015, seguida de una segunda entrega que debutó este mismo mes de octubre, documentando las apelaciones.

Su éxito abrió la puerta al furor de las docuseries, sobre todo en la plataforma streaming, además de provocar campañas de apoyo para los protagonistas en EEUU y un sinfín de comentarios en redes sociales.

Para seguir leyendo:
‘The Missing’ (T2), la recomendación streaming de la semana
Netflix prepara una serie sobre Selena Quintanilla
Esta actriz de Orange Is the New Black acusa a Geoffrey Rush de acoso sexual

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente