La última estocada de Amazon al viejo Hollywood

·4 min de lectura

De todos los estudios legendarios supervivientes del viejo Hollywood, solo quedaba uno que no había sucumbido a las prisas de colgarse al fenómeno streaming: MGM, la antigua major del famoso león. El resto de estudios ya cuentan con sus propias plataformas (Disney+, Paramount+, HBO Max) y otros tienen acuerdos de distribución online, como es el caso de Sony Pictures y sus contratos para llevar sus películas primero a Netflix y luego a Disney+, o Universal con su plataforma Peacock y otros contratos similares a los de Sony.

Pero el streaming da la estocada final a través de Amazon que apunta a quedarse con la inmensa biblioteca de producciones de MGM a través de una compra estimada en $9 mil millones.

(Photo by Bollmoor/ullstein bild via Getty Images)
(Photo by Bollmoor/ullstein bild via Getty Images)

La plataforma de Prime Video no se equipara semanalmente con la productividad de contenido de HBO o Netflix, incluso a Disney cuando tiene series en pleno estreno. La producción del servicio streaming de Amazon es menor en cuanto a cantidad pero no en calidad. De vez en cuando nos sorprende con ideas originales como la serie de terror Them, el éxito de Jack Ryan que ha renovado por una tercera temporada o la millonaria y esperada adaptación de El señor de los anillos. Pero Amazon quiere que su presencia en Hollywood siga creciendo en pleno auge del streaming y estarían negociando la adquisición de MGM.

Los rumores sobre una posible venta llevan meses circulando por la industria. Después de todo, MGM es un estudio de pocas producciones, con taquillazos muy esporádicos pero con un catálogo enorme repleto de clásicos. Entre su biblioteca se encuentran nada menos que 4.000 títulos y más de 17.000 horas de televisión. Además de las películas de James Bond, allí encontramos El silencio de los corderos, Rocky, El mago de Oz, Poltergeist, Una rubia muy legal, Creed y hasta es productora de la serie El cuento de la criada a través de su división televisiva.

La noticia llegó a los portales digitales poco después de que se diera conocer la unificación de Warner Media y Discovery, creando un conglomerado multimillonario que agrupa cadenas como HBO, Warner Bros., Animal Planet, CNN y otras. Es decir, una noticia está llevando a la otra, demostrando las prisas e interés de la industria por mantenerse en la carrera por la permanencia en un negocio que está en pleno proceso de adaptación mientras las compañías streaming acaparan la demanda.

MGM fue una de las grandes majors de su época, sin embargo, con el paso del tiempo fue cambiando de dueños, apostando erróneamente y perdiendo la posición que tuvo en su momento. Fundado en 1924 por Marcus Loew y Louis B. Mayer, MGM fue uno de los grandes estudios que solían acaparar la atención de los Óscar a través de musicales, súper estrellas bajo contrato exclusivo y obras legendarias como El mago de Oz o las dos primeras versiones de Ben-Hur. Pero a partir de finales de los 60s su peso fue decayendo, perdiendo valor en la bolsa y cambiando estrategias de mercado, como el uso de la marca para el hotel y casino de Las Vegas.

Las deudas llevaron a varios procesos de venta y llegó a declarar la bancarrota en 2010 para terminar saliendo a flote a través de socios, inversionistas y acuerdos de distribución, como fue el caso de las películas recientes de James Bond.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Sin dudas, la noticia de la posible compra genera muchas preguntas. ¿Significa entonces que 007 podría pasar a convertirse en personaje de producciones streaming? ¿Qué Creed III podría ser una película online? De momento, no se sabe. Se entiende que con este acuerdo, Amazon estaría adquiriendo el catálogo del estudio y hasta ahí llega la noticia. En el caso de Bond, hay otras empresas asociadas e inversoras, como EON Productions, la principal productora de la saga desde sus inicios que a la hora de la decisión llevaría la voz cantante.

La compra de MGM le vendría de perlas a Amazon a la hora de expandir su catálogo. Al ser un servicio de apenas ocho años de vida, competir con los acuerdos de Netflix, con el catálogo de HBO Max y su historial de Warner Bros. y con Disney+ (que ahora cuenta con la sección Star para todas las obras de Fox), necesita de una biblioteca como la de MGM. Los millones de usuarios que consiguió captar Disney sin tener estrenos suficientes en 2020 y los acuerdos de Netflix con Sony, por ejemplo, son prueba de la importancia de los viejos títulos en el negocio de visionado online.

Con la adquisición de MGM, Amazon terminaría de dar la estocada definitiva al Hollywood tradicional, completando el círculo del cambio. Una transición hacia el streaming que la industria lleva cociendo durante los últimos años pero que ha sido a raíz de la pandemia que ha terminado por dar el vuelco definitivo.

Más historias que te pueden interesar: