La UE mantiene sus divisiones respecto el tope al precio del gas

La UE mantiene sus divisiones respecto el tope al precio del gas

La Unión Europea intenta encontrar una ruta conjunta para contener la subida de los precios de la energía. Pero las diferencias se han mantenido durante la cumbre informal que ha reunido a los 27 jefes de Estado y de Gobierno en Praga.

Varias de las ideas que hay sobre la mesa cuentan con el visto bueno de la mayoría de miembros, como la compra conjunta de energía.

"Una cosa está muy clara, hay un amplio apoyo a que la próxima primavera, al final del invierno, cuando nuestros almacenamientos se agoten, es de suma importancia que se establezca una compra conjunta de gas para evitar competir entre nosotros y para que tengamos un poder de negociación colectivo", ha asegurado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Aunque se mantiene la división en torno a la introducción de un tope al precio del gas. Pero a pesar de ello, los líderes de Francia, Alemania y Países Bajos han insistido en mostrar unidad durante el encuentro. Sin embargo, Berlín preferiría una alianza del G7 para bajar los precios y evitar el riesgo de que haya escasez de suministros.

"Apoyamos la limitación del precio del gas si no obstaculiza la seguridad del suministro, porque si estamos en el mercado mundial compitiendo por el GNL, por ejemplo, si nuestra región tiene un límite de precio y las otras regiones no lo tienen, entonces nos quedaremos sin gas porque nadie nos venderá el gas", ha explicado la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas.

La cumbre también ha sido la ocasión para que Alemania explique al resto de líderes su paquete de 200.000 millones de euros para ayudar a las empresas y los ciudadanos. Muchos de sus socios europeos han criticado la medida argumentando que podría crear distorsiones en el mercado único. Pero el canciller de Alemania, Olaf Scholz, ha restado importancia a las criticas. "Si se mira alrededor, se ve que lo que estamos haciendo forma parte de un montón de medidas que otros países han tomado en otros momentos", ha dicho en Praga.

Los líderes se reunirán dentro de dos semanas en Bruselas donde se espera que lleguen a un acuerdo sobre cuál es la mejor manera de reformar el mercado de la energía.