La UE se impone reducir el consumo de gas natural un 15%

·1 min de lectura

Los 27 estados miembros de la Unión Europea se han puesto en marcha para conseguir reducir el consumo de gas ruso de aquí hasta el 31 de marzo del año que viene.

Un plan acordado hace dos semanas para preparar a la UE para un posible corte del gas por parte de Rusia

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, advirtió la semana pasada que Europa debe prepararse para la "peor situación" en relación con Rusia y el control de su producción de gas.

Según la Comisión Europea, hay que ahorrar un total de 45.000 millones de metros cúbicos de gas para alcanzar el objetivo en los próximos siete meses,

Alemania que consume el 40% del gas ruso que importa la Unión Europea tendría que prescindir de unos 10.000 millones de metros cúbicos.

Algunos países que dependen en gran medida de las importaciones de gas ruso, como Hungría, cuyo primer ministro, Viktor Orbán, ha exigido quedar al margen de las nuevas medidas de ahorro de gas.

La UE no ha impuesto sanciones contra el gas natural ruso pese a lo que Moscú ha reducido significativamente el suministro de gas a la UE en los últimos meses.

Bruselas lo interpreta como una medida de represalia tras las sanciones aplicadas a Rusia por la Unión Europea por la invasión de Ucrania.