'OT 2020' hace justicia al talento y experiencia de Nia

·7 min de lectura

Estaba cantado. Nia Correia se ha convertido en la ganadora de OT 2020 con un 45% de los votos, relegando a Flavio a un segundo puesto con un 32% y a Eva a una tercera posición con un 23% de apoyo del público. Y yo que me alegro porque la Beyoncé canaria reúne todas las cualidades artísticas para coronarse como la número uno de esta edición que ha hecho historia por atípica.

(©José Irún/RTVE)
(©José Irún/RTVE)

Aunque OT 2020 ha intentado de todas las formas posibles generar algo de emoción y expectativas en la gran final considero que es la primera vez en la historia de este formato que vivimos una victoria anunciada desde el principio, un triunfo indiscutible. En este sentido, el resultado del talent musical de La 1 no ha sorprendido, Nia ha cumplido el pronóstico que tan evidente resultaba desde hace semanas por su aplaudido paso por el programa de Televisión Española (TVE) y por el simple hecho de que, a pesar de su corta edad, esta joven que se ha hecho con el cheque de 100.000 euros que entrega la productora, Gestmusic, mantiene una prolífica carrera que ahora podrá continuar con la fama y visibilidad que le ha brindado el concurso.

Nia, la clarísima favorita de los espectadores, ha ganado OT 2020 deslumbrando con su voz por delante del murciano Flavio y la coruñesa Eva. Y yo me quito el sombrero. Desde el arranque de la edición el pasado 12 de enero (la más larga en la historia del programa ya que por la crisis del coronavirus se ha cerrado el 10 de junio) la canaria ya demostró que estaba un escalón por encima de sus compañeros. Pero en esta vida nadie regala nada y a medida que avanzaban las galas la joven ha sido el mejor ejemplo de trabajo, de superación, de fuerza y de perfección.

Con Say Something de A Great Big World y Christina Aguilera, la canaria me ha puesto la piel de gallina, dejando también a los fans del programa boquiabiertos en las redes sociales. Sentada en una butaca, ha ofrecido una nueva exhibición de ese talento que desborda por todos los poros de su piel, acunando la letra con su derroche vocal y su expresividad. No obstante, después de que Hugo y Anaju hayan sido eliminados por ser los menos votados en la primera ronda, los tres finalistas restantes se han subido otra vez al escenario para interpretar los singles que han lanzado durante estos meses (recordemos que esta es la primera edición en la que los concursantes salen ya con un hit bajo el brazo) y es ahí donde verdaderamente la ganadora nos ha acariciado el alma. Si bien Eva ha gustado con Dumb y Flavio con su tema Calma, Nia ha arrasado con 8 maravillas que, todo sea dicho, hace alusión a las ocho islas que componen el archipiélago canario. Un número deslumbrante y dinámico con sabor latino y repleto de ritmo que se suma al catálogo de actuaciones memorables que ha ofrecido a lo largo del concurso.

El paso de Nia por OT 2020 marcó un antes y un después en la gala 5 con su interpretación de Run the world de Beyoncé con la que se metió a la audiencia y al jurado en el bolsillo, una de las poquísimas ovaciones unánimes de los jueces de este talent musical. Ahí ya se llevó el premio. No obstante, cada actuación de esta cantante que ha recogido el testigo de Famous ha sido un regalo que ha sido visto incluso en países como Estados Unidos, Rusia y Nigeria por lo que la canaria ya triunfa alrededor del mundo.

A pesar de su juventud (tiene 26 años), Nia ha bordado cada tema y ninguna actuación ha supuesto un obstáculo insalvable para esta canaria que ha superado con creces cada interpretación que se le ha puesto por delante gracias a su perseverancia. Pero su soltura sobre el escenario guarda un secreto y es que esta show girl tiene muchas tablas ya que antes de ingresar en la Academia contaba con experiencia previa en la industria donde ya se movía como pez en el agua y hasta en televisión ya que se presentó al casting de la última edición de Factor X.

Y es que además de haber realizado un Ciclo Superior de Actividades Físicas y Deportivas, perteneció al Coro Oficial de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria. Asimismo, durante tres años formó parte del elenco del musical El Rey León que se representa en la Gran Vía madrileña. “Salí de un musical y pensaba que iban por ahí los tiros a los que yo me quería dedicar hasta que encontré el cabaret y dije: ‘a mí también se me da bien bailar, interpretar y cantar’”, contó en la gala 0. Asimismo ha viajado por muchos países como cheerleader y actualmente trabajaba en Lío, un dinner show de Ibiza.

Pero entonces ¿Nia ha sido la ganadora de OT 2020, la edición que marca la despedida de Roberto Leal como maestro de ceremonias, por su trabajo previo? La verdad es que no, aunque le haya servido de ayuda. Lo primero, y quizás más obvio, es que la concursante de Las Palmas de Gran Canaria puede presumir de ser la única que no ha estado nominada en ninguna de las galas por lo que ha caminado firme durante toda la edición hasta la final. Pero además esta estrella televisiva, nacida el 2 de enero de 1994, ha destacado por ser trabajadora, disciplinada y muy exigente consigo misma ya que hay veces que se ha venido abajo y ha sufrido altibajos emocionales dentro de la Academia porque siempre ha querido dar el máximo. No obstante, la joven ha hecho reír a compañeros, profesores y seguidores con su naturalidad y su particular sentido del humor. De hecho, solo recuerdo una vez que realmente perdió su inconfundible sonrisa y fue cuando Noemí Galera comunicó que el programa quedaba temporalmente suspendido por la pandemia.

Igualmente yo creo que OT 2020 ha premiado la humildad porque Nia aun siendo la favorita desde el minuto uno, y a sabiendas de que es el diamante en bruto de la edición, nunca se lo ha creído. Si echamos la vista atrás a la primera hornada de concursantes (recientemente Netflix ha resucitado el documental OT: la película) la inocencia y la modestia primaba entre los dieciséis. Casi dos décadas después la canaria ha sido de las pocas concursantes que ha mantenido esta ausencia de soberbia en una generación más que resabiada.

Además de ser puro sentimiento, la canaria lleva el ritmo en las venas y descubrir sus actuaciones en directo sobre el escenario ha sido todo un espectáculo visual. Pero también para nuestros oídos ya que Nia es mucho más que buenos movimientos puesto que tiene un chorro de voz que le ha permitido lucirse desde el arranque del concurso con aquella correcta interpretación de Il Like It de Cardy B y Bad Bunny que sirvió como carta de presentación.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

A pesar de las polémicas que han rodeado a la edición (la propia ganadora se vio envuelta en una controversia cuando tuvo que aguantar el tipo durante el tema Volver junto a Estrella Morente ya que la cordobesa aprovechó su actuación en directo para reivindicar la tauromaquia) OT 2020 ha tenido un justo final reconociendo el talento de la novena maravilla-como ya la definen muchos seguidores usando el título de su single como pretexto-que le queda mucho por enseñar.

Nia nos ha regalado su sinceridad y ha dejado claro que Operación Triunfo nunca fue solo tener una voz bonita. Gracias por tanto.

Más historias que te pueden interesar:

·OT: la película, un viaje en el tiempo que muestra la cara más amarga del fenómeno 18 años después
·Hugo, el favorito de la gala 3 de OT 2020 guarda un problemático pasado
·El pasado en casas de acogida de Nick, el primer nominado de OT 2020

Imagen: ©José Irún/RTVE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente