La soberbia no es buena aliada en 'MasterChef': Jesús Castro se gana a pulso el rapapolvo de Jordi Cruz

Cine 54
·8 min de lectura

El esperado estreno de MasterChef Celebrity 5 en Televisión Española (TVE) no ha dejado indiferente a ningún espectador. Y es que, lejos de tener un arranque tranquilo, durante el veredicto de la primera prueba ya se ha producido el primer encontronazo de la edición entre Jordi Cruz (el más exigente de los jueces) y el aspirante Jesús Castro. El actor no ha encajado muy bien las críticas del jurado recriminándole que había tirado producto sobrante y, como ya avisaba en su vídeo de presentación, ha sacado de paseo su fuerte carácter. Una actitud chulesca y un tanto prepotente que no ha gustado a la mayoría de los internautas.

(©RTVE)
(©RTVE)

Masterchef Celebrity 5 se ha estrenado con un casting variopinto que ya está dando mucho que hablar, especialmente el protagonista de El Niño. Y es que Jesús Castro ha protagonizado el primer rifirrafe de la edición durante la primera prueba del talent culinario en la que los aspirantes han tenido que preparar dos platos con el bonito como materia prima principal.

El tenso momento en cuestión se ha producido durante la cata de las propuestas de los concursantes. Y es que la primera valoración de Jordi Cruz ha caído como un jarro de agua fría al de Vejer de la Frontera y ambos han terminado protagonizando un potente pique. Si bien considero que se ha notado a la legua que el chef no ha visto potencial en el aspirante y que, de alguna manera, ha ido a degüello a por el actor, la actitud de Jesús Castro ha dejado muchísimo que desear.

A pesar de que comprendo que a Jesús Castro no le haya gustado la forma que han tenido los jueces de valorar su trabajo creo que no era plan de que se haya enfrentado tan descaradamente a Jordi Cruz en el debut de MasterChef Celebrity 5. Es por esto que en Twitter el joven andaluz se ha ganado el papel de malote de la edición a la primera de cambio.

El intérprete ha presentado sus dos platos, bonito encebollado mutilado y bonito a dos velas, y tras conocer los nombres de estas creaciones Jordi Cruz ha saltado y le ha reprochado que tirara la materia prima. “Tiré espina y piel, no tiré mucha carne, te lo digo de verdad, porque la movida era también el aprovechamiento”, se ha defendido el concursante pero al chef titular del restaurante ABaC de Barcelona no le ha gustado un pelo que le haya dejado por mentiroso: Nosotros lo vemos todo. Y chicha también”. Tras las contundentes palabras del juez, Jesús Castro se ha limitado a expresar “si tú lo decís será así.

Pero Jordi Cruz ha seguido crispado y le ha preguntado al concursante qué es lo que realmente busca en este programa: "Yo estoy buscando aprender un mundo que me gusta", ha respondido el actor que, seguidamente, ha encontrado réplica en el juez. “Aprender, te lo puedo dar. ¿Y discutir conmigo?", le ha cuestionado desafiante el cocinero. "¿Cómo? ¿Si lo busco? No, ¿y tú conmigo?", ha atizado de vuelta el gaditano al que parece que se le ha caído la careta.

Y es que después de que Jesús Castro haya asegurado que se toma bien las críticas, Jordi Cruz le ha terminado de sacudir con la negativa valoración a sus elaboraciones: "Tus dos platos son una pedrada. El nivel de cocina es bajo y la actitud que te he visto es muy nerviosa, muy insegura. Yo te hago por un hombre valiente y con ganas de hacerlo muy bien".

En este contexto, el concursante se ha excusado muy molesto porque le estuvieran prejuzgando demasiado. Así ha justificado que "es el primer día y obviamente he venido un poco nervioso y tenso". Y es que, lejos de recular, Jesús Castro ha seguido en sus trece con una actitud bastante soberbia que ha terminado de caldear el ambiente.

De hecho, Samantha Vallejo-Nágera ha suscrito las palabras de su compañero puntualizando: "Tus platos son malos. Te has cargado el bonito, que era el ingrediente principal. Tienes que aprender a que aquí se viene a que el producto principal resalte". Asimismo, Pepe Rodríguez ha destacado que “no se puede estropear el bonito de esta manera” y además ha insistido en que “hay poco trabajo, hay poco pensamiento, hay pocas formas". De hecho, ha recalcado que “los platos son el espejo de la persona, además ves muchas cosas”. Incluso Saúl Craviotto, invitado a la prueba, le ha aconsejado que “la actitud es la mejor forma de evolucionar”.

Y es que a la mayoría de los internautas no les ha gustado la predisposición del concursante ni mucho menos que se haya encarado con Jordi Cruz en el estreno de Masterchef Celebrity 5. No obstante, como él propio protagonista ha reconocido delante de las cámaras tras protagonizar la primera bronca se esperaba una crítica constructiva “aunque luego viniera el zasca”. Hay más de un espectador que incluso se ha acordado de Saray Carrillo, una de las concursantes más polémicas de la octava edición de Masterchef que enervó al mismo chef tras presentar el famoso plato con una perdiz sin desplumar ni cocinar.

Después de tantas entregas del formato producido en colaboración con Shine Iberia considero que el compañerismo y la actitud de los concursantes durante las valoraciones de sus dotes culinarias marcan la diferencia de su estadía en el concurso. Y, picándose de esta manera, Jesús Castro lo único que ha conseguido es llevarse la primera en la frente y ganarse a pulso un montón de críticas en las redes sociales porque además, tras la reprimenda, se le ha quedado tan mal cuerpo que ha seguido quejándose en voz baja con su compañero Juan José Ballesta.

Un aluvión de comentarios negativos que, todo sea dicho, también se suman a los que ha recibido en el lanzamiento de la cabecera en la que aparecen los nuevos aspirantes bailando. Si bien todos los concursantes se muestran moviendo el esqueleto y haciendo algún tipo de interpretación divertida, Jesús Castro tan solo se limita a cruzarse de brazos por lo que resulta un tanto engreído.

Al final nos encontramos en un concurso de televisión en el que solo puede haber un ganador aunque, desde luego, el mejor premio es que la audiencia reconozca el esfuerzo, el coraje de correr el riesgo de vivir esta experiencia televisiva y, como vengo diciendo, la disposición para aprender. Una actitud negativa nunca conduce a un resultado positivo, ya lo hemos visto otras veces en Masterchef Celebrity ya que si hay algo adictivo de este programa es que no solo muestra el lado más personal de los rostros conocidos sino que también saca a relucir las reacciones más insospechadas de los famosos cuando las tensiones se palpan en el ambiente. Así que apuesto a que este enfrentamiento entre Jordi Cruz y Jesús Castro seguirá dando mucho juego en las próximas entregas porque el actor, que se dio a conocer en la taquillera película de 2014 Daniel Monzón, tiene pinta de no callarse una.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©RTVE