Raquel Meroño gana 'Masterchef Celebrity 5' demostrando una evolución impresionante en la final

Cine 54
·5 min de lectura

Nadie daba un duro por ella ¡et voilà! Raquel Meroño ha sido la ganadora de Masterchef Celebrity 5. Si bien apostábamos porque Josie daría la campanada en el la gran final del talent culinario de Televisión Española (TVE) definitivamente ha sido la actriz madrileña quien se ha impuesto en el esperado duelo a Florentino Fernández después de haber mejorado durante toda la edición y, especialmente, durante esta última entrega emitida.

(©RTVE)
(©RTVE)

En Masterchef Celebrity 5, la edición marcada por la pandemia, Raquel Meroño ha cantado victoria después de superarse en cada reto propuesto. La también empresaria ha sido la aspirante que se ha llevado el título que le acredita como ganadora del programa, además de 75.000 euros que ha destinado a Mensajeros de la paz del padre Ángel.

En la primera prueba los aspirantes se han enfrentado al reto de seguir al chef David Muñoz, dueño de DiverXO, replicando el plato Bogavante con tortilla cremosa de queso cheddar añejo. En las valoraciones el plato de Raquel Meroño, nombrado En la cresta de la ola, y el de Florentino Fernández han sido los mejores recibiendo el humorista la chaquetilla para el duelo final. Y es que a pesar de que el ritmo ha sido frenético, tanto la intérprete como el cómico han seguido al pie de la letra las instrucciones del reputado cocinero.

Pero hay más ya que en la prueba de exteriores Raquel Meroño ha vuelto a demostrar su potencial saliendo airosa del reto a pesar de trabajar con heridas en las manos fruto de su arrojo en el primer desafío de la velada.

Los concursantes se han trasladado a Cantabria, concretamente al Cenador de Amós del chef con tres estrellas Michelin Jesús Sánchez que ha diseñado un menú degustación. Raquel Meroño, aprovechando que ha sido la segunda mejor del cocinado anterior, ha apostado por la coca crujiente de sardina y ensalada de pamplinas así como por el solomillo de vaca Tudanca con sangre de tierra que ha recibido el visto bueno de los comensales (entre los presentes Miguel Ángel Revilla y Ana Patricia Botín-Sanz).

En esta prueba de exteriores la exprotagonista de Al salir de clase ha bordado ambos platos por lo que los jueces le han seleccionado para el duelo final con Florentino Fernández, siendo Ainhoa Arteta, Josie y Nicolás Coronado eliminados del show. “Esto no era solo una cuestión de ganar, os lo prometo de verdad. Era una forma de darle las gracias a un montón de gente que me ha estado apoyando”, ha expresado la actriz minutos antes de que Jordi Cruz le haya entregado la chaquetilla. “Esta chaquetilla es un símbolo, un triunfo personal y una evolución muy grande. Estoy muy orgullosa. Me lo voy a dedicar a mí que ya era hora”.

Y es que la actriz, cuyos padres e hijas le han apoyado desde las propias cocinas en el duelo final, ha mejorado notablemente durante toda la edición como ha demostrado en la elaboración de los últimos platos. Raquel Meroño se ha jugado el tipo con un sashimi de atún con gelatina de tomate como entrante (que ha bautizado como Aire del sur), con un solomillo de cerdo con esferas de coco (que ha llamado Al otro lado de la esfera), y con un volcán de mango con caramelo de cacahuete para el postre que ha sido un verdadero puntazo.

Raquel Meroño ha tomado por tanto el relevo a Tamara Falcó y se ha convertido en la sorprendente ganadora de la quinta edición de Masterchef Celebrity. A pesar de que en el arranque del programa la actriz presentó un nivel más bien bajo ha sido en esta última entrega que ha sorprendido especialmente con sus dotes para la cocina con un menú inspirado en Bali (donde ha residido una temporada y donde además tiene un negocio): “Mi cocinado ha sido como una coreografía, ha sido como un baile. No ha pasado nada extraño. No he tenido que solucionar ningún error. Todo ha fluido”.

Es más, con el postre del duelo definitivo bautizado como Corazón de volcán se ha ganado definitivamente a los jueces. Esta exquisitez ha gustado muchísimo tanto en presentación como la elaboración siendo la guinda de su concurso. “Muchas veces las apariencias engañan porque algo aparentemente oscuro puede esconder grandes tesoros, sobre todo si trabajas bien. Pico y pala, con esfuerzo, descubres el corazón que se pone detrás de los proyectos. Esta vez en forma de mango”, ha explicado haciendo un homenaje a su propia vida. Una narrativa que, desde luego, ha dejado al jurado sin palabras.

Y es que la también empresaria ha trabajado muy duro para inscribir su nombre en el palmarés del talent show de La 1. La concursante ha demostrado su evolución y todos los conocimientos adquiridos en las doce semanas de competición conquistando al exigente y habitual jurado que ha estado además acompañado por los prestigiosos chefs Joan Roca (Celler de Can Roca) y Ángel León (Aponiente).

“Lo conseguí. Gracias por todo, estoy muy agradecida. Me he dado cuenta de lo fuerte que soy, han sido las primeras palabras a cámara de la flamante ganadora. Ya con el trofeo en la mano ha puntualizado “M de mamá microondas, M de mujer MasterChef, M de Meroño”.

En efecto, la perseverancia y la fuerza de voluntad en el terreno de la cocina han llevado a Raquel Meroño a estar en boca de todos y, sobre todo, a recuperar la ilusión por la televisión como ella misma ha destacado en esta trepidante final que ya es historia de la cadena pública.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: (©RTVE)