Adiós fogones, 'Masterchef Celebrity' se convierte a un espectáculo de besos fastidioso

Cine 54
·5 min de lectura

La quinta edición de Masterchef Celebrity ya no es ni la sombra de lo que era. Y es que el programa gastronómico ha entrado en el juego tonto de darse besos a diestra y siniestra haciendo del show su principal baza para seducir a los espectadores y dejando de lado las recetas. No nos olvidemos que el formato con rostros conocidos, basado en el espacio de televisión británico de cocina con el mismo título, busca al mejor cocinero entre famosos. Sin embargo cada vez está menos pendiente de la esencia del talent.

©Twitter (@MasterChef_es)
©Twitter (@MasterChef_es)

La última entrega emitida de Masterchef Celebrity 5 se ha saldado con la expulsión de Juan José Ballesta y con la repesca de Lucía Dominguín aunque si hay algo que verdaderamente nos ha llamado la atención es que de un tiempo a esta parte el programa más que estar pendiente de las recetas han puesto en marcha un juego absurdo que se está tornando fastidioso. Y es que el talent parece que se ha vuelto una competición de los mejores besos en vez de un desafío gastronómico entre famosos.

La semana pasada Ainhoa Arteta resolvió la tensión con Jordi Cruz dando un morreo al implacable juez. “Mira, no tengo ni idea de qué veredicto me vas a dar, pero te voy a dar un morreo que te vas a…”, expresó la soprano soltando al chef un intenso beso en la boca que no solo dejó a los espectadores a cuadros sino que recordó al de Tamara Falcó en la anterior edición.

Lo más significativo es que no estamos hablando de un caso aislado, de hecho, la quinta edición de Masterchef Celebrity podría perfectamente tener como banda sonora la canción Besos de El Canto del Loco sobre todo cuando Dani Martín cantaba aquello de “que lo bueno y lo que importa está en los besos. Y eso es lo que quiero, besos”. Si bien los besos nunca han faltado en el programa (¡seguro que todavía recuerdas el de Saúl Craviotto a Eva González o el que fue tan largo entre Anabel Alonso y Jordi Cruz!) este año el amor está de más en el aire de las cocinas. Porque lo poco gusta, lo mucho cansa… y lo repetitivo aburre.

A las pruebas nos remitimos ya que durante el último programa se han sucedido los besos sin razón. Por un lado el intento de Flosie, el conocido álter ego de Florentino Fernández, a Pepe Rodríguez, que terminó en una escena un tanto bochornosa de ambos corriendo por el plató como el ratón y el gato; y por otro, el protagonizado por el propio humorista y Celia Villalobos durante la prueba final. Ambos se han convertido en dos de los momentos más destacados de la velada, pero ya atufa que hayan dejado aparcado el verdadero propósito del programa.

Pero detengámonos en estos instantes que han dado la gloria a sus protagonistas. Flosie, el personaje creado por Florentino Fernández para MasterChef Celebrity 5 llevaba varios programas detrás de Pepe Rodríguez. Hasta ahora el chef del restaurante El Bohío siempre había evitado los labios de la auténtica estrella de la edición que en la última entrega ha dado caza al miembro del jurado justo antes de la valoración de la primera prueba.

Flosie ha conseguido al fin el beso de Pepe Rodríguez antes de la cata del plato que el humorista ha presentado su equipo cuando Anabel Alonso, que ha acudido como invitada junto a Bibiana Fernández, ha acabado intercediendo por el humorista y ha convencido al cocinero que se deje besar. “El plato principal todavía le espera”, ha avisado Florentino Fernández dejando caer que veremos más escenas de este tipo.

Y lo cierto es que este lametazo (con un tímido beso incluido) más que resultar gracioso ha provocado la controversia en la red ya que en plena pandemia de COVID-19 el programa se ha saltado las medidas sanitarias. Porque, a pesar de que la productora ha intentado garantizar la seguridad del equipo del formato y de los propios concursantes, hay gestos como éste que no gustan demasiado al público, más aún cuando en la prueba de exteriores se ha llevado a cabo un homenaje a los sanitarios.

Precisamente Florentino Fernández también nos ha dejado sin palabras durante la prueba de eliminación de este séptimo programa cuando le ha plantado un beso a la mismísima Celia Villalobos. La política y el humorista se han convertido en la pareja no oficial de MasterChef Celebrity 5 ya que desde el primer programa han demostrado tener mucha empatía entre ellos. No obstante, esta vez han juntado los labios tras una discusión, la mejor manera en la que puede acabar una pelea pero que a más de un espectador nos ha chirriado.

En resumidas cuentas, Masterchef Celebrity está metiendo la pata hasta el fondo porque lo que más nos gusta es que los famosos expongan sus dotes culinarias descubriendo su tesón frente a las pruebas (sobre todo en la que los concursantes se dividen en dos equipos así como en la de la eliminación). Obviamente el humor y el show están bien como acompañantes para desengrasar el formato, pero solo hay que darse un paseo por Twitter para comprobar que los usuarios también opinan que tanto beso por aquí y por allá ya supera lo innecesario.

Más historias que te pueden interesar:

Imágenes: ©Twitter (@MasterChef_es)