Jordi Cruz expulsa a Saray de 'MasterChef 8' por una perdiz sin desplumar ni cocinar: "Ni se te ocurra abrir la boca"

En el arranque de la octava edición de MasterChef todas las miradas estuvieron puestas en Saray Carrillo, la primera concursante transexual del talent culinario de Televisión Española que presentó uno de los platos más peculiares (cómo olvidar el “Había una vez... truz”). Pues bien, en la cuarta entrega esta cordobesa ha sido expulsada de las cocinas del programa por una tremenda falta de respeto en la prueba de eliminación con bronca de Jordi Cruz incluida.

La concursante presentó un plato bochornoso con una perdiz sin desplumar ni cocinar, provocando la indignación del jurado y los espectadores del formato. Eso sí, tras ver las reacciones en redes, se disculpó en su perfil de Twitter.

(©RTVE)

MasterChef 8 ha emitido una de las entregas más duras del concurso en la que los jueces han expulsado a la aspirante Saray que hasta ha tenido que pedir disculpas virtuales por haberse equivocado con su plato. Como siempre, la entrega ha estado dividida en tres fases, la primera ha transcurrido en las cocinas del concurso, la prueba de exteriores se ha desarrollado en el Banco de España como homenaje a la serie La casa de papel y la tercera, la prueba de eliminación, es en la que se ha producido el duro enfrentamiento de Saray con el jurado que ha terminado con el inesperado desenlace para esta aspirante que, todo sea dicho, participó en la tercera edición del dating Casados a primera vista como Jesús Carrillo.

Televisión Española ha emitido uno de los momentos más bochornosos de la historia de Masterchef. Y es que, primeramente, Saray había perdido los papeles durante la presentación de su postre (unas escasas galletas): “¿Qué quieres que te haga de mi infancia?” Por lo que Jordi Cruz ha decidido entregarle directamente el delantal negro por su actitud: “Amigo, ¿cómo me das un delantal negro sin haber probado mi plato? Me parece injusto”, ha exclamado la participante mientras que el miembro del jurado le ha contestado: “Si te parece injusto solo tienes que darte la vuelta y pirarte”.

Pero hay más porque los aspirantes han tenido que cocinar un plato con los ingredientes que han encontrado en una caja sorpresa y a Saray le ha tocado una perdiz que venía entera y sin desplumar. En el momento que ha observado su ingrediente principal la concursante de 27 años ha tirado la toalla y ha optado por reírse de todo el equipo del formato. “Ni muerta toco yo ese bicho”, ha comentado. Así, la participante ha cocinado una salsa que ha puesto de base en un plato y que ha servido de aderezo del ave totalmente crudo y sin desplumar mientras ya tenía claro “yo me voy para mi casa señores, ya estaría”.

En otras palabras, la participante ha puesto el pájaro muerto encima del plato y le ha decorado haciendo caso omiso a Pepe Rodríguez que le ha pedido que no presentara esta propuesta porque era una falta de respeto.

De esta manera, Saray ha se ha acercado a la mesa del jurado desatando la ira de Jordi Cruz que ha sentido que la concursante le ha faltado al respeto por segunda vez en un mismo programa: “Te voy a ser franco. Que me faltes al respeto a mí, que lo has hecho, a tus compañeros, que lo has hecho, al programa y a los 28.000 candidatos a entrar a estas cocinas evidentemente no se puede hacer. Lo que le has hecho a este producto no tiene justificación alguna. Ni se te ocurra abrir la boca porque no tienes nada que decir porque nos hemos equivocado terriblemente contigo”, ha expresado el chef catalán muy malhumorado.

Por su parte, Pepe Rodríguez también ha querido añadir unas palabras intentando mantener las formas: “Demuestras que no eres inteligente mujer. Vienes con la gracia que piensas que tienes tú a hacer esta idiotez. ¿Qué necesidad?. En este contexto, Saray ha intentado justificarse asegurando que “desde que me disteis el delantal negro me bloqueé, me sentí mal, no quería seguir en este programa porque veía que mi destino estaba marcado”. Pero Jordi Cruz se ha mantenido firme y ha expulsado a la educadora social tras la presentación de un plato de vergüenza: “Te agradecería que te quites ese delantal que no te mereces ni el negro y cruces esa puerta ahora”.

 “Bye, bye...”, ha susurrado la expulsada andaluza mientras ha abandonado los cocinas regodeándose de la situación tras mofarse de su propio nivel culinario. Eso sí, tras la emisión del programa Saray ha pedido disculpas a su manera en las redes sociales alegando que la situación le había superado y que, por eso, había presentado un plato que le ha robado el puesto al mítico león come gamba.

Pero como no podía ser de otra manera, la tremenda bronca de Jordi Cruz y el plato con la perdiz sin cocinar ha provocado todo tipo de reacciones en redes, con infinidad de memes y GIFs incluidos, incluso con críticas de quienes la acusan de hacer un papel para llamar la atención del mundo de los realities (Mediaset):

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©RTVE