La pesadilla de Sara Montiel para convertirse en madre: 'Lazos de sangre' desvela que sufrió once abortos

·3 min de lectura

Sara Montiel se ha convertido en la nueva protagonista del Lazos de sangre, el programa de Televisión Española (TVE) presentado por Boris Izaguirre en el que se ha hecho un repaso de los momentos más destacados de la vida y carrera de la manchega. Si bien se ha contado que una exposición con objetos personales de la artista ha tenido que posponerse a causa de la pandemia del coronavirus, el detalle que más ha llamado la atención es que la afamada actriz llegó a sufrir hasta once abortos en su intento de tener descendencia.

©G3online (autor EOG)
©G3online (autor EOG)

La entrega de Lazos de sangre dedicada a Sara Montiel (1928-2013) ha dado para mucho. Y no solo porque la periodista Cristina Fernández haya compartido que en este 2020 estaba previsto la puesta en marcha de una exposición en el Museo del Traje de Madrid con algunos de los objetos personales de la actriz que conservan sus hijos Thais y Zeus, sino porque precisamente se han abordado las complicaciones que sufrió la también cantante para convertirse en madre.

El programa ha indagado en la obsesión de la artista por ser madre: “Con la sensación de deuda con su madre surge un anhelo en Sara: tener sus propios hijos y trasmitirles los valores de Doña Vicenta. Fue otra de sus grandes luchas”. En este sentido Carlos Ferrando ha confirmado que "siempre tuvo problemas para ser madre".

En la entrega se cuenta que cuando la protagonista estaba casada con Anthony Mann sufrió varios abortos (el último cuando tenía 51 años), siendo especialmente duro uno con un bebé de ocho meses. Este suceso que tuvo lugar en 1959 fue confirmado por la propia Sara Montiel en una entrevista de la época en unas imágenes rescatadas por el programa en las que narra que se cayó en la casa en la que vivía por aquel entonces en Los Ángeles: "Me caí de una escalera y me lo tuvieron que sacar, se murió dentro".

Y es que según ella misma relató se quedaba embarazada pero, a los pocos meses, perdía a los bebés a causa de una inflamación en los tejidos blandos. Menos mal que pudo cumplir su sueño de ser madre con Thais y Zeus.

Y es que cuando la artista se casó con Pepe Tous (era su tercer matrimonio) ambos optaron por la adopción. Así, primeramente llegó Thais (adoptada en Brasil en 1979) que no se sintió atraída por el brillo de los focos, es decir, no ha querido seguir los pasos de su madre en el mundo del cine o la música y ha preferido llevar una vida discreta tras estudiar Derecho. Posteriormente la protagonista de El último cuplé adoptaría a Zeus (en Alicante en 1983) pero, en este caso, no estaría exenta de polémica ya que se habló de un presunto tráfico de niños.

"Era una mujer entregada a sus dos hijos. Era el elemento de emoción y de preocupación, como cualquier madre hacia sus hijos", apunta el político José Bono que, por cierto, también ha sido otro de los protagonistas del documental.

En definitiva que aunque Sara Montiel logró ser una gran diva internacional, la de Campo de Criptana no solo mantuvo una vida sentimental bastante agitada sino que su afán por ser madre acabó convirtiéndose casi en una pesadilla.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©G3online (autor EOG)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente