Ramón García vuelve a nuestras vidas: el mítico presentador protagonizará un especial de 'Grand Prix'

·7 min de lectura

Si hay un presentador al que realmente echamos de menos en la televisión nacional después de todo lo que ha sido y ha aportado en la pequeña pantalla ese es Ramón García. Pero la generación que estiramos con Grand Prix del verano estamos de enhorabuena porque el clásico programa “del abuelo y el niño” está de vuelta con el mítico conductor. Y lo mejor de todo es que este especial, con motivo del 25º aniversario del título, se emitirá este mismo viernes a través de YouTube.

(©RTVE)
(©RTVE)

Es prácticamente imposible recordar Grand Prix sin que se nos venga a la cabeza Ramón García. Aunque suene a chiste ya han pasado 25 años desde que este programa veraniego hiciera las delicias de pequeños y mayores, convirtiéndose en uno de los concursos veteranos de la televisión española con 14 temporadas y 165 episodios desde su lanzamiento en 1995. Precisamente en esta primera etapa que se alargó hasta 2005 en La 1, antes de dar el salto a la FORTA desde 2007 a 2009- siendo emitido por Telemadrid y Canal 9 con Bertín Osborne al frente-, es la que consagro a nuestro Ramontxu.

Lo cierto es que verano tras verano los seguidores del formato pedimos la vuelta del concurso conducido por Ramón García y este mismo 17 de julio el programa, en el que tradicionalmente se enfrentaban en juegos y pruebas refrescantes los habitantes de dos pueblos de la geografía española, se podrá ver a partir de las 21:30 horas en el canal oficial de YouTube.

No obstante, el concurso regresa de forma esporádica, es decir, que tanto el programa como el presentador más mítico de su historia vuelven en forma de refrito para una plataforma de streaming y solo con motivo del cumplimiento del medio cuarto de siglo. Eso sí el especial, que se titula Grand Prix del verano 2020: 25 veranos juntos, se emitirá en directo para alegría de los fans coincidiendo con una fecha muy señalada ya que fue precisamente un 17 de julio de 1995 cuando se estrenó este espacio televisivo que estaba llamado a hacer historia.

Sin embargo, es poco probable que su vuelta tradicional se haga efectiva. Si bien tiempo atrás cientos de seguidores se unieron para pedir su regreso a Televisión Española (TVE) a través de la plataforma Change.org y del hashtag #QueremosGrandPrixTVE, de recuperarse este formato de entretenimiento familiar se necesitaría trabajar en una nueva versión. Y es que como contamos hace un tiempo, el propio Ramón García culpó a los grupos animalistas de dificultar la puesta en marcha del mítico formato que dejó de emitirse el 13 de septiembre de 2009.

Porque la mayor reticencia de las cadenas a la hora de renovar este concurso es la presencia de las vaquillas con esos nombres que siempre tenían rima. Si bien se podría hacer un show sin reses la verdad sea dicha que el animal era el auténtico símbolo, de hecho hasta formaba parte del logo. “Las vaquillas se cuidaban perfectamente, venían en sus camiones y tenían su corral apropiado. Nadie las tocaba”, señaló el presentador.

Por tanto, a través de este especial inédito (un homenaje como apunta la cuenta de Twitter @LaCapaDeRamon) podremos rememorar algunas de las pruebas más divertidas del programa-con trompazos incluidos-como la cucaña, los troncos locos o la patata caliente en la que los padrinos y alcaldes de los pueblos eran quienes luchaban por obtener la mayor puntuación. Pero, sobre todo, nos servirá para ahondar en la figura de un presentador cuya popularidad ha ido decayendo. Porque si bien se mantiene delante de los focos con el programa En compañía de Castilla-La Mancha, y le hemos visto recientemente en el programa Lazos de sangre dedicado a Carmen Sevilla, el vasco ha ido dejando atrás la fama de antaño.

Ha perdido incluso su popularidad como anfitrión en las campanadas de Nochevieja. Y eso que Ramón García es el único presentador de la televisión española que ha retransmitido este evento en tres décadas distintas manteniéndose al frente de dicho rol durante 16 años (14 veces en TVE y 2 veces en Antena 3). El de Bilbao fue el encargado de dar la bienvenida a 2018, con Anne Igartiburu en la cadena pública, causando furor en las redes sociales por el uso de su capa y por regresar una nochevieja más por todo lo alto después de permanecer ocho años sin este trabajo hasta su vuelta triunfal en 2014. Quién sabe si volverá a repetir la experiencia y si los espectadores nos tomaremos otra vez las uvas en condiciones a su lado pero lo que nadie le quita es que forma parte de nuestra tradición navideña.

No obstante, son muchos los motivos por los que echamos de menos en la pequeña pantalla nacional al incombustible Ramón García que el próximo 28 de noviembre cumplirá 59 años. En Grand Prix el presentador logró conectar con los espectadores de una forma mágica durante la grabación de 125 programas. Obviamente estamos hablando de otra época, cuando la televisión era otra cosa y los gritos o la crispación no tenían prácticamente cabida en el medio catódico. En este sentido, se echa mucho en falta su presencia que proporcionó las mejores audiencias históricas a TVE.

Y es que una de las cualidades que siempre ha engrandecido a Ramón García es su humanidad, esa capacidad de empatizar con los concursantes pero también con cualquiera que esté pasando un mal trago. Ahí tenemos su comentada reacción en vivo cuando se enteró el pasado mes de mayo de la muerte por cáncer del hijo de su amiga Ana Obregón. “Me cuesta hablar en pasado de él. Le conocí cuando era un bebé. Le he visto crecer y para mí era un niño muy especial. Hoy mi querida Ana, que estará destrozada, ha perdido lo que más quería en este mundo que es a su único hijo. Y eso tiene que ser durísimo. […]. Y como hacíamos cada vez que empezábamos cada programa de ¿Qué apostamos? te agarro de la mano, empieza la música porque la vida tiene que seguir”.

Este gran maestro del entretenimiento ha luchado a contracorriente para mantenerse en el candelero y por eso sigue siendo uno de los presentadores más queridos por parte de la audiencia. Desde luego, ya es hora de que se vuelva a contar con este todoterreno que no ha perdido su carisma ni su garra a pesar del paso de los años. Es posiblemente uno de los profesionales españoles que mejor domina el directo y, sin duda, su versatilidad, su naturalidad y espontaneidad, las claves de su éxito, cada vez se necesitan más.

En definitiva, para alegría de muchos fans nuestro Grand Prix regresa con un especial dando protagonismo al añorado artífice de su éxito. Y es que ya han pasado 10 veranos desde la última emisión del concurso y es un tiempo más que suficiente para que nos haya invadido la nostalgia y ahora mismo estemos aplaudiendo hasta con las orejas la posibilidad de que su breve puesta en escena pueda convertir en una realidad al desaparecido programa que marcó una época en España.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©RTVE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente