Tus preferencias a la hora de comer son por culpa de tu genética

un mesa con diferentes platos servidos para comer
Comer según tus preferencias genéticasThe Washington Post - Getty Images

En un capítulo de los Simpson, Lisa comienza comer de manera desmesurada cuando su padre y su abuelo aseguran que será obesa por su genética. En otro episodio, aseguran que la estupidez de los varones de la familia procede también de su herencia genética. En el futuro se podrá ver alguna historia en que los gustos por ciertos platos y sabores se justifiquen por el ADN porque, sí, hay un fundamento científico.

Los investigadores del prestigioso King's College de Londres han descubierto que una parte de los hábitos de alimentación se deben a la genética. El hallazgo se produjo al comparar las tendencias de más de 2.500 gemelos y mellizos y comprobar que quienes compartían más genes seguían dietas más parecidas que quienes compartían una carga genética menos similar.

familia comiendo
Petri Oeschger - Getty Images

Los especialistas ya habían anticipado que existen algunos alimentos en los que la tendencia es más acusada como el café y el ajo. Los investigadores británicos confirmaron esta correlación, pero fueron más allá. "Nuestro último estudio es el primero en mostrar que la comida y la ingesta de nutrientes, medida con nueve diferentes clasificaciones, también forma parte de la genética", explicó Olatz Mompeó-Masachs, autor del estudio y profesor en School of Life Course Sciences.

¿Supone esto que las familias que comparten más gentes comerán lo mismo? No es tan exacta la correlación, ya que también influyen la masa corporal, los niveles de ejercicio físico y otros factores del medio ambiente. Es decir, que Lisa Simpson no tendría que tener los mismos gustos que su padre y podría seguir siendo vegetariana.

Hábitos alimenticios para estar sano

Cuidado con el desayuno

La gran mayoría de desayunos en España carecen de una buena fuente de proteínas y fibra vegetal. Se abusa mucho del pan blanco, de cereales refinados e incluso de repostería. Se ha vinculado el almuerzo y la merienda al dulce, y es difícil corregir este equívoco. Al igual que el resto de comidas, el desayuno ha de ser variado y no cargado con tantos hidratos de carbono.

Puedes sustituir los hidratos de carbono por pan o cereales integrales o tomar fruta o incluso café antes de hacer deporte. Uno de los mejores desayunos para ganar músculo y perder peso puede ser una tosta de pan integral con huevos y algo de verdura como champiñones o tomates a la plancha.

breakfast fresh whole button champignon mushrooms
RistoArnaudov - Getty Images


Come sano fuera de casa

Toma las mejores decisiones nutricionales en función de tu dieta. Los caprichos pueden estar bien de vez en cuando, pero no te dejes llevar y ten cabeza cada vez que salgas fuera de casa y no te dejes llevar por los excesos.

man cutting food on plate in gourmet restaurant
10'000 Hours - Getty Images


Recupera bien después de hacer deporte

Después de hacer ejercicio físico lo ideal es recargar con hidratos de carbono, rehidratar con agua y sales minerales, reparar con proteínas, y por supuesto descansar.

young athletic man eating banana and resting after workout in the city street
ciricvelibor - Getty Images


Sigue una dieta equilibrada y rica en proteínas

Recuerda que una buena dieta fitness debe ser rica en proteínas, sobre todo si quieres adelgazar y ganar masa muscular. Las proteínas son menos calóricas que los hidratos de carbono o las grasas, por lo que una mayor proporción de proteínas en una dieta de adelgazamiento o, simplemente, en tu día a día, es una buena opción para mantener la línea.

proteínas
Image Source - Getty Images