Turquía se exculpa de secuestrar el avión con respiradores para España y da una versión diferente a la del Gobierno

Personal militar eslovaco procede a vaciar un avión procedente de china con material médico (Photo by STRINGER / AFP) (Photo by STRINGER/AFP via Getty Images)

Desde que la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, informase este viernes de que las autoridades turcas bloquearon en Ankara un avión proveniente de China cargado con respiradores adquiridos por España para luchar contra el coronavirus, un conflicto diplomático ha estado a punto de emerger.

La manera de evitarlo por parte del gobierno turco no ha sido otra que la de lavarse las manos y rechazar que fuesen ellos los que secuestrasen el material sanitario comprado por España. Su ministro de Exteriores, Mevlüut Cavusoglu, acusó a la empresa turca que llevó a cabo el negocio de vender dichos respiradores sin los permisos pertinentes:

"Nuestras empresas firmaron desafortunadamente acuerdos con otros países para ganar más dinero y luego nos presionaron a través de esos Estados", aseguró a la emisora CNNTürk.

Además, Cavusoglu, da otra versión diferente a la de la ministra Laya, quien informó en rueda en prensa de que la aeronave fue bloqueada en Ankara cuando hacía escala desde China. El ministro de exteriores otomano sostiene que “el material no era de China, sino que fue comprado a una empresa turca y cada compañía turca debería tener el permiso del Gobierno para vender material sanitario al exterior”.

Cavusoglu, que recuerda una reciente ley que prohíbe la exportación de material sanitario mientras dure la pandemia del COVID-19, rechaza ciertas alegaciones lanzadas desde España. Sin embargo, suaviza el asunto detallando la buena relación que existe con España: "Tenemos una relación perfecta con España. Ellos tienen una unidad de (misiles) Patriot aquí. El Gobierno español no nos ha acusado de nada".

Es más, dice que “el Gobierno español” les ha dado las gracias por cómo han llevado el asunto.

Con todo, finalmente Turquía ha accedido a autorizar la exportación de material sanitario comprado por España que, desde un principio, fue adquirido por varias comunidades autónomas como Castilla-La Mancha o Navarra.

Por tanto, las relaciones de cooperación entre España y Turquía durante esta crisis se mantienen sanas y van a seguir dando sus frutos, como ya ocurrió con la llegada del pasado miércoles de un cargamento a Madrid, transportado por una aeronave militar turca.

Este avión aterrizó en la base de Torrejón de Ardoz con 250.000 mascarillas faciales, 20 máscaras anatómicas, 750 protectores oculares, 2.000 trajes protectores EPI y 1.000 litros de líquido antibacteriano. Turquía envió este material en respuesta a la petición de auxilio que hizo España a la OTAN, una llamada a la que solo han atendido hasta el momento este país y la República Checa.

Este embrollo, por otro lado, no ha pasado desapercibido para los partidos de la oposición.

La secretaria de Internacional del PP y portavoz de Exteriores en el Congreso de los Diputados, Valentina Martínez, tras tildar la decisión turca de "confiscación" e incluso de "robo", ha opinado por medio de un comunicado que esta situación refleja "la tremenda debilidad" del Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos.

Para ella, las relaciones internacionales de España también se encuentran en "estado de alarma", ya que España "no tiene peso en el mundo" y el presidente, Pedro Sánchez, "carece de aliados".

Martínez ha avanzado que por este asunto el PP pedirá la comparecencia en el Congreso de la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, que se sumará a la ya registrada por la, según sus palabras, "la nefasta gestión de las repatriaciones".

Desde el grupo popular europeo, Dolors Montserrat ha tildado de "inadmisible" que Turquía "requise respiradores pagados por España".

A su juicio, el Gobierno ha incurrido en "la inacción", y por ello, los populares en el Parlamento europeo pedirá explicaciones tanto a la Comisión Europea como al responsable de la diplomacia de la UE, Josep Borrell.

Precisamente a Borrell también interpelará Vox, según ha señalado su eurodiputado Jorge Buxadé, quien ha recalcado en su cuenta de Twitter que "la actuación de Turquía contra España" pone "en grave riesgo la vida de españoles".

Más historias originales sobre el Coronavirus que te pueden interesar