La túnica blanca de Zara que ahora vemos por todas partes

·3 min de lectura

Puede que navegando por el catálogo de Zara te toparas hace unas semanas con una túnica larga semitransparente en tono crudo de cuello redondo y manga larga con detalle de lazadas en la parte delantera combinadas a tono. Quizá no te acuerdes porque pasaba desapercibida entre tanta novedades como las que presentaba la segunda línea Atelier de la firma que tenía seis diseños de alta gama que se llevaron todos los titulares. Pero que no captara tu atención en un primer momento no significa que esta túnica de Zara no estuviera destinada a triunfar. De hecho, no le hizo falta nada de promoción porque se agotó en apenas unos días.

Dejó de estar disponible en las tres tallas en las que lo había creado la marca en tiempo récord a pesar de que no era especialmente barata –35,95 euros era su precio– y de que no parecía ofrecer muchas posibilidades. Eso sí, antes de que fuera imposible conseguirla en la tienda online ya había un buen puñado de influencers que habían sido rapidísimas en incluirla en su armario.

Carla Hinojosa, María Fernández-Rubíes, Anna Padilla, Isabel Campos... la lista de nombres es interminable. Parece que nadie en Instagram ha querido quedarse sin esta túnica. Y eso que no nos equivocábamos en nuestro presagio de que no era nada sencilla de defender. La prueba está en que, aunque desde Zara apuestan por llevarla a modo de vestido largo conjuntada con un pantalón en formato total look, todas y cada una de las mujeres a las que se la hemos visto puesta ha sido sobre un bikini.

La decisión de utilizarla como perfecto complemento playero (o piscinero) ha sido unánime. No hemos encontrado ni una sola influencer que haya probado a combinarla de manera diferente. Es más, si apuntamos con mayor atención veremos que la mayoría ha elegido un bikini de color blanco para que lo que queda a la vista entre las distintas franjas transparentes sea lo más homogéneo posible.

Viendo esta túnica de Zara en las diferentes imágenes que hay repartidas por la red social es innegable su fotogenia. Tiene un carácter etéreo y sutil, de modo que da una sensación de fluidez que resulta de lo más atractiva para el entorno de mar y arena en el que la hemos apreciado moverse. Esto es algo que quizá parezca absurdo no lo es tanto cuando se trata de conseguir la mayor cantidad de 'likes' posibles.

Que quede tan bien puesto le ha hecho ganar muchos puntos esta temporada, más teniendo en cuenta que contaba con duros competidores en este terreno. Un ejemplo, los vestidos de red que están a la orden del día como también lo están los caftanes, esos que han sido los grandes reyes entre las prescriptoras de moda no solo en la playa sino también en las oficinas durante los meses de verano.

Que esta túnica de Zara haya alcanzado la gloria de forma tan inesperada probablemente ha tenido mucho que ver con el timing en el que ha sido lanzado. La lógica invita a pensar que es a comienzo de la estación estival cuando debería haber aterrizado en las tiendas dispuesta a ser arrasada de cara a aparecer en los álbumes de fotos vacacionales de todo el mundo, sin embargo, el haber sabido esperar hasta mediados de agosto le ha venido muy bien a esta prenda porque ha logrado que se coja con aún más ganas. La proporción es la resultante de una menor cantidad de opciones de la competencia unida a la mayor intensidad con la que apuramos el verano

Nos resistimos a volver a la rutina, a despedirnos del olor a salitre y de la textura de nuestra piel embadurnada de SPF50 y este vestido es de lo más evocador en este sentido. Nos invita a agarrarnos a los últimos coletazos del estío con más fuerza y nostalgia. Y ya se sabe que si la nostalgia entra por medio estamos perdidas porque contra ella, amigos, no se puede hacer nada.

Más historias que te puedan interesar

VIDEO: Stradivarius ofrece una nueva función con la que probarse cualquier prenda de la web sin necesidad de salir de casa