Los síntomas que pueden desarrollar las personas que tienen un tumor cerebral

Mónica De Haro
·6 min de lectura

Los signos y síntomas del cáncer cerebral se parecen mucho a otras dolencias cotidianas, desde dolores de cabeza hasta depresión. Te contamos qué son exactamente los tumores cerebrales y cómo detectarlos con rapidez

(Foto: TWINSTERPHOTO/SHUTTERSTOCK)
El 'mejor' indicador del cáncer cerebral es un dolor de cabeza diario que no desaparece ni se pasa con los fármacos habituales. (Foto: TWINSTERPHOTO/SHUTTERSTOCK)

En España se detectan alrededor de 3.000 nuevos casos de tumores cerebrales al año, según la Sociedad Española de Neurología. Los datos indican que se trata de un tumor poco frecuente (representan un 2 por ciento del total del cáncer en el adulto) siendo su incidencia mayor en los hombres, donde el pico de incidencia es a partir de los 55 años.

Se denomina tumor cerebral a la presencia de una ”masa” que crece dentro del cerebro, según la Sociedad Española de Oncología Médica.

“Los tumores cerebrales que se originan en el propio cerebro se denominan primarios y los secundarios, es decir, los que llamamos metastásicos, son aquellos tumores que se originan en otra parte del organismo como por ejemplo el pulmón o la mama u otro origen, y que en algún momento de su evolución se extienden al cerebro”, explica el doctor Pedro Pérez Segura, oncólogo médico del Instituto Oncológico Baselga (IOB) y uno de los fundadores del grupo de cáncer hereditario de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM),

Aunque la mortalidad se ha estabilizado gracias a los avances, tanto en las técnicas diagnósticas de imagen como en las múltiples mejoras obtenidas con los tratamientos, los síntomas de los tumores cerebrales se disfrazan de dolencias cotidianas como dolores de cabeza y agotamiento. Por eso cobra especial importancia la detección temprana.

Tal y como explica el Dr. Pérez Segura, los síntomas iniciales de un tumor cerebral pueden ser variados y dependerán de la localización del mismo, es decir, del área(s) afectada(s).

“Un tumor cerebral puede debutar con crisis epilépticas (convulsiones) o con síntomas generales como la falta de concentración, lentitud de pensamiento, cambios de carácter o comportamiento (denominados cognitivos), o también con síntomas secundarios debidos al incremento de la presión intracraneal (dolor de cabeza, vómitos) o finalmente con síntomas más relacionados con la localización del tumor como pueden ser alteraciones en los movimientos o del lenguaje, etc”, añade el oncólogo.

En la actualidad, no hay forma de prevenir en este tipo de tumores; lo principal es cogerlo a tiempo y para eso es importante no ignorar las señales de alarma:

1.- Jaquecas persistentes. Puede ser muy difícil incluso para los médicos distinguir entre los dolores de cabeza (o migrañas) que son signos de un tumor cerebral y los que no. Cuando los dolores de cabeza no se van, sino que empeoran, y suelen aparecer al despertar (por las mañanas la presión intracraneal es alta por estar acostado en la cama durante largos períodos de tiempo), es motivo de sospecha. Y si estas migrañas no desaparecen con medicina tradicional -como un gelocatil o un ibuprofeno- lo mejor es que vayas al médico.

2.- Ligera pérdida de la visión. Algunos pacientes que experimentan este síntoma de tumor cerebral no son conscientes de ello en absoluto, y mucho menos de asociarlo con un tumor cerebral. Es posible que ni siquiera noten un cambio en la calidad de su visión hasta que se empiezan a chocarse con cosas (siempre en el mismo lado del cuerpo) o sufren varios golpes con el coche. Este síntoma particular de la visión periférica deteriorada se conoce como ‘hemianopsia bitemporal’.

Los trastornos del equilibrio, los <a href="https://es.vida-estilo.yahoo.com/cuando-todo-te-da-vueltas-o-como-vivir-con-vertigo-100548835.html" data-ylk="slk:vértigos;outcm:mb_qualified_link;_E:mb_qualified_link;ct:story;" class="link rapid-noclick-resp yahoo-link">vértigos</a> y los mareos pueden estar relacionados con un problema con el oído interno y ser un aviso de que algo anda mal. (Foto: Getty)
Los trastornos del equilibrio, los vértigos y los mareos pueden estar relacionados con un problema con el oído interno y ser un aviso de que algo anda mal. (Foto: Getty)

3.- Debilidad y letargo. Si tiene un tumor cerebral, es posible que no experimente dolor en las extremidades, pero es posible que la pierna o el brazo izquierdo o derecho no respondan de la manera en que está acostumbrado, o en absoluto.

4.- Parálisis de la cara o extremidades, estas alteraciones motoras son bastante significativas. Si dejas de sentir una parte del cuerpo o del rostro, deberías prestarle atención. Y es que si tienes un tumor en el tronco cerebral — el lugar donde el cerebro se conecta con la médula espinal — puedes llegar a experimentar pérdida de sensibilidad o realizar movimientos torpes.

5.- Dificultad en el habla. Otro síntoma común de tumor cerebral es la dificultad o la lentitud a la hora de escoger las palabras. Los problemas de lenguaje, como la tartamudez, la dificultad para nombrar objetos o para comprender lo que otros están diciendo, son síntomas clave de un tumor en los lóbulos frontales o temporales.

6.- Depresión o mal humor. Las personas que sufren un tumor cerebral sin saberlo pueden sufrir alteraciones emocionales y de la conducta, y suelen desarrollar depresión, enfado o ansiedad. Esto ocurre porque el tumor cerebral involucra o comprime directamente porciones del lóbulo frontal, que es responsable de muchos de nuestros rasgos de personalidad.

De hecho, los pacientes con signos de un tumor cerebral también pueden experimentar cambios en el comportamiento, llegando incluso a actuar abiertamente en el terreno sexual o mostrar una pérdida de inhibición. "Un tumor grande y de crecimiento lento en el lóbulo frontal puede incluso alterar la personalidad y el juicio hasta el punto de confundirse con un comportamiento criminal o problemas psiquiátricos", apunta a Reader's Digest, el doctor Mike Chen, profesor asociado en la división de neurocirugía del Instituto Nacional del Cáncer City of Hope en California.

7- Pérdida de audición o zumbido de oídos. El lóbulo temporal, ubicado en la parte media inferior de la corteza detrás de las orejas, es responsable de procesar nuestra capacidad para escuchar sonidos, así como la capacidad para comprender una conversación. Por lo que si hay pérdida de audición de un lado o una sensación de timbre constante, conocida como tinnitus, conviene pedir cita con el médico, que que es quien puede determinar si los síntomas son lo suficientemente graves como para ver a un neurólogo. El otorrinolaringólogo es otro profesional capacitado para realizar este diagnóstico ya que en tumores de los lóbulos temporales pueden aparecer trastornos visuales, auditivos, del equilibrio o del olfato y gusto que afectan a oído, nariz y garganta.

8.- Dificultades para mantener el equilibrio. Una de las muchas áreas donde el cerebro juega un papel vital es el movimiento y el equilibrio muscular coordinado. Si comienzas a tener dificultades para caminar o tienes tendencia a inclinarte hacia un lado, esto podría estar causado por tumores en el cerebelo, el área del cerebro responsable del equilibrio y la coordinación. El tumor también podría manifestarse de otra forma como si de pronto te hubieras vuelto torpe: se te caen las cosas, te cuesta atarte los zapatos o abrochar los botones de la camisa.

Más historias que pueden interesarte:

Epilepsia: de las convulsiones a la ausencia, la risa o el orgasmo

5 alimentos para mejorar la salud cerebral y la longevidad