¿Es tu pareja una mentirosa crónica? Cinco trucos para averiguarlo

·3 min de lectura
Photo credit: skynesher - Getty Images
Photo credit: skynesher - Getty Images

Seamos sinceros, todos mentimos. Un poquito. En ocasiones una mentira es algo hasta necesario para que la armonía siga brillando en nuestras vidas, otras veces, utilizamos estas historias para obtener algún tipo de ventaja o evitar un problema o una obligación.

Pero hay personas que llevan estas mentiras a otro nivel. Básicamente, todo lo que dicen es falso y además, sus historias van escalando y complicándose para mantenerse en pie, generando todo tipo de confusiones y paradojas. Se trata de los mentirosos crónicos, compulsivos o patológicos.

Estas personas intentar moldear la realidad para obtener un beneficio o simplemente para integrarse en cierto ambiente, y tienen sus propias estrategias para no ser descubiertas. Obviamente, tener a una de ellas cerca plantea multitud de problemas y mucho más si esta persona es nuestra pareja.

Diferencia entre alguien que miente mucho y un mentiroso patológico

Hay algunas personas que mienten mucho, pero a las que no podemos calificar como mentirosos patológicos. El tipo de trolero que hoy nos ocupa cumple con las siguientes condiciones:

  • Sus mentiras son amplias y complicadas.

  • Sus historias se extienden durante años o durante toda la vida.

  • Sus mentiras son desproporcionadas o no tienen un objetivo claro.

  • Tampoco son consecuencia de un problema mental o enfermedad.

5 formas de detectar a un mentiroso crónico

No resulta fácil cazar a una de estas personas, especialmente en plazos cortos de tiempo. Este juega en su contra, porque los hechos que pueden llegar a desmentir sus historias se van acumulando. No obstante, en ocasiones, un mentiroso patológico no reconocerá sus mentiras ni aunque sea descubierto.

A continuación te mostramos cinco signos de que estás ante un mentiroso de este tipo.

Habla en términos vagos y generales de cosas muy sencillas

Incluso su fecha de nacimiento o la ciudad en la que creció puede convertirse en una compleja historia con el objetivo de evitar dar un dato concreto que pueda poner en cuestión alguna de las mentiras que quizá lleva años contando.

En otros casos es extremadamente detallista

Esto lo hace para evitar que nadie pueda poner en duda alguna de sus historias. En ocasiones el número de referencias tan excesivo y complejo es lo que da la clave de que está mintiendo.

Inconsistencias

Por muy bueno que sea, el mentiroso patológico no tiene una memoria perfecta y en ocasiones comete errores, dando respuestas diferentes a la misma pregunta. Es una de las principales formas de detectarlo.

No suele comprometerse a planes y cancela frecuentemente

Es oportunista por naturaleza y siempre acudirá al plan que más beneficio le pueda producir.

Se enfada o se pone a la defensiva si se le cuestiona

Si se le pilla en una mentira, probablemente montará un escándalo con el objetivo de desviar la atención de su propia mentira.

Cómo lidiar con un mentiroso patológico

Aunque el mejor consejo respecto a una de estas personas es que la evites a toda costa, a continuación te damos algunas ideas sobre cómo tratar con ella.

  1. Intenta evitarlo de nuevo.

  2. Si vas a enfrentarte a él, prepárate bien los datos.

  3. Piensa que es posible que tenga algún tipo de enfermedad como desorden bipolar, déficit de atención, demencia, etc.

  4. Prepárate para que lo niegue todo y para una respuesta airada.

  5. No te enfrentes a él solo, forma un equipo.

  6. Establece objetivos realistas, nadie así va a cambiar de la noche a la mañana.

  7. Consulta con profesionales.

  8. Es posible que no pueda cambiar, con lo que quizá tienes que ir pensando en alejarte de esa persona.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente