Para que tu esmalte permanente dure más, pide que te hagan la manicura rusa

·3 min de lectura
Photo credit: Sibera
Photo credit: Sibera

Sofya llegó a España hace tan solo 7 años, junto a su amiga Julia. Vinieron directamente desde el corazón siberiano, de Novosibirsk (a 8.000 kilómetros de la ciudad de Madrid), con un clima y una sociedad totalmente diferente a lo que ahora viven. Su objetivo era cambiar de vida y decidieron abrir un salón de uñas en Madrid especializado en la técnica de la manicura rusa. Un negocio pequeño, coqueto y femenino. Y todo esto, sin conocer nada ni a nadie en nuestro país.

Sin embargo, Siberia Salón -así se llama su proyecto- hoy ya no es tan pequeño, sino que cuenta con dos locales -uno en Juan de Mena y otro en Núñez de Balboa- y un corner en Espacio Isaac Salido en la capital, más de 156.000 seguidoras en Instagram, y se ha convertido en uno de los mejores salones de manicura de Madrid. Es decir, en un lugar de referencia para el cuidado de las uñas. De hecho, Sofya y Julia se dedican íntegramente a estos tratamientos de belleza y los de manicura y pedicura son los únicos servicios que tienen en su carta. Eso sí, recuerda que, cuando las visites, debes pedir su especialidad: la famosa “manicura rusa”.

A continuación te lo contamos todo sobre este tratamiento del cuidado de las uñas que cada vez tiene más adeptas gracias a sus múltiples beneficios de belleza.

¿Cuál es la diferencia entre la manicura rusa y la manicura normal?

Sofya nos lo aclara: “La manicura rusa se hace con el torno y deja las uñas totalmente limpias, sin cutícula. Se llama 'rusa' porque las rusas fueron las primeras en trabajar esta técnica”. De hecho, se trata de una técnica profesional meticulosa y delicada que sólo manicuristas profesionales instruidas o instruidos en ella son capaces de realizar -vamos, que no intentes hacerte este tipo de manicura en casa-.

¿Por qué elegir la manicura rusa y no una normal?

Sin duda, supera a la manicura clásica por perfección y calidad. “Esta manicura se hace en seco y se quita toda la cutícula, esmaltando más cerca de la piel. Así se aprecia menos rápido el crecimiento de la uña y permite que puedas mantenerlas perfectas durante más tiempo”. De hecho, la acción del torno y la pericia del experto o experta en manicura aseguran una limpieza total de las uñas, que estas se vean más arregladas, y que este resultado se prolongue durante, por lo menos, entre tres y cuatro semanas.

La manicura rusa ¿puede esmaltarse normal?

Sí y puedes elegir entre este esmaltado y el permanente. Del mismo modo, puedes realizar tu manicura rusa con uñas acrílicas o de gel (si no sabes cuál elegir, te explicamos la diferencia), o dejarlas naturales. Aunque tal y como nos cuenta Sofya, la mayoría de sus clientas prefieren la manicura rusa con esmaltado permanente por su durabilidad extra.

Manicura rusa: ¿qué herramientas emplean?

Además del torno de uñas, para realizar este tipo de manicura se necesita un 'primer' libre de ácidos para deshidratar la uña sin dañarla (y asegurar así que el producto que se aplique después se va a adherir perfectamente), una base que proteja la uña natural antes de aplicar el esmalte, el propio esmalte, un 'top coat' y un aceite especial para el cuidado de las cutículas.

Manicura rusa: ¿cuánto cuesta?

La manicura rusa sin esmaltado cuesta 25€. En Siberia Salón, con esmalte tradicional sube a 28€ y con esmalte semipermanente a 55 €. Si además te apetece que este tratamiento se esmalte con un diseño original de ‘nail art’, añade entre 2 y 4 € por uña extra.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente