Donald Trump se posiciona contra Meghan y Harry

Anna Sanchez
·3 min de lectura
LONDON, UNITED KINGDOM - MARCH 09: (EMBARGOED FOR PUBLICATION IN UK NEWSPAPERS UNTIL 24 HOURS AFTER CREATE DATE AND TIME) Meghan, Duchess of Sussex and Prince Harry, Duke of Sussex attend the Commonwealth Day Service 2020 at Westminster Abbey on March 9, 2020 in London, England. The Commonwealth represents 2.4 billion people and 54 countries, working in collaboration towards shared economic, environmental, social and democratic goals. (Photo by Max Mumby/Indigo/Getty Images)
Meghan y Harry son atacados públicamente por Donald Trump (Photo by Max Mumby/Indigo/Getty Images)

Tras el Brexit, Meghan Markle y el príncipe Harry se mudan de Canadá a California. Allí les esperaba Donald Trump pero no con los brazos abiertos sino como su declarado enemigo.

Harry y Meghan, los Sussex, ya no forman parte oficialmente de la corona británica y, tras cruzar el charco y empezar su nueva vida en Canadá, ahora la pareja se ha mudado a la costa oeste americana.

Meghan Markle vuelve a vivir en la ciudad de Los Ángeles y, por supuesto, su marido la acompaña en esta nueva aventura que podría ser, además, el resurgir de su carrera profesional de actriz de Hollywood.

Seguramente y tras su boda con Harry el caché de Meghan se ha disparado como la espuma, sin embargo, lo que podría ser una vida idílica se ha topado con un enemigo y no es otro que el mismísimo Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El gobernante, al enterarse de la mudanza de Meghan y Harry a Estados Unidos, ha querido poner las cartas sobre la mesa desde un buen inicio, y ha hecho unas declaraciones públicas que le enemistan directamente con los Sussex.

Trump ha declarado en Twitter que: “Soy un gran amigo y admirador de la Reina Isabel II y del Reino Unido. Me han comunicado que Meghan y Harry han dejado de vivir en Canadá y se han mudado a Estados Unidos.”

Y prosigue: “Quiero dejar muy claro que Estados Unidos no va a pagar su seguridad, ¡la deben pagar ellos mismos!”. Seamos sinceros, razón no le falta a Trump pero, ¿era necesario esta especificación pública cuando en ningún momento Harry o Meghan han pedido que EE.UU les pague nada?

Desde luego Trump se posiciona claramente con la Reina Isabel II tras el sonado Megxit y esta no es la primera vez en que el Presidente habla públicamente al respecto ya que, cuando Meghan y Harry llegaron a Canadá y la noticia saltó a la prensa, Donald ya dijo que le parecía muy triste.

“Creo que es realmente triste, la Reina es una gran mujer, si te fijas ella jamás ha tenido un error, su vida es impecable y le tengo un profundo respeto por ello. Creo que no se merece que esto le esté pasando”, expresó Trump a Fox News al iniciar el año.

Pero, ajenos a las opiniones no deseadas de Trump, Harry y Meghan siguen con su vida normal. Ella quiere volver a la industria del cine y ya está buscando un agente que la ayude a retomar esa carrera de actriz que dejó por amor y que ahora está recuperando, según recogió US Weekly.

Meghan es la voz del documental Disney “Elephant” y, aunque no le veremos el rostro, es una forma sutil de volver poco a poco a su profesión anterior a la de “royalty”. Meghan no cobrará por esta participación documental dado que su sueldo será donado a una ONG.

Ni Harry ni Markle han hecho daño a nadie con su decisión de vivir su vida así que lo justo sería que la prensa deje de asediarles y que personajes públicos o de influencia como Donald Trump, se metieran en sus asuntos en vez de ir opinando sobre la vida de la pareja.

Más historias que te pueden interesar

La polémica prohibición de Meghan a Harry

Los vecinos de Meghan y Harry les protegen así

A Meghan y Harry se les complica su último mes como royals