Trucos sencillos para que no te de pereza ir al gimnasio

Cuando empieza el año todo son buenos propósitos de dieta y gimnasio. Pero estamos en febrero, ¿has pisado el gym o no has vuelto desde que te apuntaste? Si eres de los perezosos, te cuento algunos trucos para que ir al gimnasio no sea un suplicio.

Trucos para ir al gimnasio sin pereza Gtres

Ir al gimnasio en buena compañía

Si tu pereza se debe al aburrimiento de entrenarte solo o a la vergüenza de sentirte en un ambiente que no es el tuyo (ya sea por falta de experiencia, por inseguridades personales, por falta de rutina etc.) lo mejor es que empieces a ir acompañado.

Si asocias el gimnasio a un buen rato con tu mejor amiga, tu padre o tu colega del trabajo, seguro que te cuesta menos ir. Además, es una motivación importante pensar “seguro que el otro tampoco tiene ganas y va, pues yo voy a ir” y así os dais apoyo moral el uno al otro e ir al gimnasio se convertirá en vuestro momento del día para desconectar y cuidaros física y mentalmente.

Con un entrenador personal es más sencillo Gtres

Contrata un entrenador personal

Los personal trainer son la opción ideal si tienes muy pocos conocimientos sobre rutinas de ejercicios o/y manejo de la aparatología del gimnasio.

Para evitar lesiones, para conseguir más rápidamente tus objetivos y, sobre todo, para asegurarte de que haces bien tus rutinas y tu dieta alimenticia, los profesionales del entrenamiento personal son la opción ideal.

También cabe decir que cuando pagas a alguien que dedica su tiempo 100% a ti y al cual tienes que “demostrarle” resultados, tienes más sentido de la responsabilidad que si vas a tu aire y no das cuentas a nadie.

De esta manera la cita con tu entrenador te obligará a ir al gimnasio hasta que le cojas el truco y, cuando sea rutina y veas resultados, ¡se convertirá en una sana adicción!

No te pongas objetivos imposibles Gtres

Te interesa: Tres ejercicios quema grasa que puedes hacer en casa

No te exijas demasiado

Todos queremos un cuerpo 10 y una salud de hierro pero, antes de ver resultados, tendremos que trabajar duro y cada cuerpo responde de un modo distinto a los entrenamientos. La base para no desmotivarte o frustrarte a medio camino es ser realista.

Ponte objetivos y deja tiempo para cumplirlos, no te machaques a diario por obligación y sin disfrutar porqué solo acabaras dolorido y agobiado además de frustrado y ‘odiando’ el gimnasio.

No vas a poder levantar 50 kilos el primer día porqué lo único que te ganarás es una lesión. Aunque lo quieras todo ‘ya’, hay que ser realista y coger pesos pequeños que, paulatinamente, irás aumentando. Lo mismo pasa con tu resistencia en ejercicios de cardio como elíptica o cinta de correr, no pretendas correr una hora entera sin asfixiarte si no lo has hecho en toda tu vida previamente.

Ten paciencia, sé constante y los resultados llegarán, de eso no me cabe duda.

Elige un entrenamiento que te guste Gtres

Adapta tu entrenamiento a lo que te gusta

Hay mil y una maneras de hacer ejercicio y puedes encontrar la más adecuada para ti. No porqué todos hagan spinning o pesas tienes que hacer tú lo mismo si no lo disfrutas.

Puedes hacer remo, boxeo, piscina, running, yoga, clases en grupo que siempre son más amenas y divertidas, incluso Zumba que es bailar perdiendo calorías.

Según tus objetivos (pérdida de peso, ganar masa muscular, ganar peso, definir, tonificar etc.) deberás elegir un tipo de ejercicio u otro pero, dentro de cada grupo, hay mucha variedad así que piensa en qué te gusta y adapta tus rutinas.

Con estos consejos mirarás al gym de otro modo y seguro que, poco a poco, irás incluyendo el deporte en tu rutina hasta que, casi sin darte cuenta, se convertirá en tu estilo de vida.

¿A ti te da pereza ir al gimnasio o vas habitualmente? ¿Crees que estos consejos te ayudarán?