Este truco te permitirá conservar la lechuga fresca y crujiente más de un mes

Un contratiempo doméstico muy común sucede cuando compramos una lechuga pero apenas utilizamos unas hojas y guardamos el resto. Pasados unos pocos días, queremos volver a utilizarlas, así que abrimos la nevera y… La lechuga se ha quedado seca y con un aspecto que invita muy poco a comerla. Ahora, una “tiktoker” estadounidense ha compartido un truco con el que no volverás a tener ese problema, ya que permite mantener la verdura fresca durante más de un mes.

Lama, una mujer de Miami, realizó en dos vídeos una sencilla prueba: meter unas hojas de lechuga en un recipiente de vidrio lleno de agua, que luego cerró y dejó en la nevera durante un mes y diez días. Pasado ese tiempo, se ve cómo abre el bote y la comida se ha preservado prácticamente igual que cuando la guardó.

En el primer vídeo subido en su cuenta @tastegreatfoodie, dedicada a la gastronomía y en el que suele compartir recetas, la mujer simplemente pone la lechuga, añade el agua y luego enrosca firmemente la tapa. El vídeo ha sido visto por 174.100 personas.

Pero es el segundo vídeo, en el que se comprueba el experimento, el que más ha impresionado a los usuarios de la red social, con 1,9 millones de reproducciones. En él ya se puede ver cómo abre la tapa, bajo la cual había puesto un papel para ayudar a la conservación, 40 días después, y la lechuga apenas ha comenzado a dar signos de que haya pasado el tiempo. “Está todavía fresca y crujiente”, dice Lama.

“Nadie quiere guardar lechuga durante un mes, pero es una gran idea si tienes unas vacaciones o te vas de casa por dos semanas”, añade finalmente. Los usuarios reaccionaban con comentarios de sorpresa y de agrado, ya que es un truco que resolverá a más de uno el quebradero de cabeza de qué hacer con esas hojas de lechuga que no va a usar por el momento pero no quiere echar a perder, y que seguro vendrán bien para más adelante.