El truco de la reina Letizia para llevar los labios 'glossy'

spanish royals attend an audience with participants of the annual session of the nato parliamentary assembly
La reina Letizia se apunta a los labios 'glossy'Carlos Alvarez - Getty Images

Si hay una reina a la que le guste seguir el ritmo de las tendencias, esta es doña Letizia. En numerosas ocasiones ha dado cuenta de que le encanta incorporar la moda al rígido protocolo real y la hemos visto luciendo vestidos cut-outs o vestidos con transparencias. Pero no solo se fija en las tendencias de moda, la belleza también es una de sus aficiones y a sus numerosos cambios de look capilares, se suman unos maquillajes vanguardistas. Hace unas semanas sorprendía con un delineado en dos colores en los premios Princesa de Asturias, se ha atrevido también con la sombra naranja y ahora se adentra en las tendencias de labios.

spanish royals attend an audience with participants of the annual session of the nato parliamentary assembly
Carlos Alvarez - Getty Images

Los Reyes recibieron este domingo 20 de noviembre en audiencia a los participantes de la 68ª Asamblea Parlamentaria de la OTAN en el Palacio Real de Madrid, un acto para el que la Reina rescató uno de sus trajes más solemnes, que además incorpora la tendencia de las plumas. Doña Letizia apostó para esta cita por un maquillaje que destacaba sus ojos con profundo ahumado en tonos rojizos y, sin embargo, sus labios tampoco pasaron desapercibidos.

La esposa de Felipe VI apostó para esta ocasión por una tendencia de labios que tiene su origen en los años 2000 y no es nada raro, ya que desde hace varias temporadas estamos asistiendo al resurgir de la estética de esta década, desde los labiales en tono nude, al perfilado de labios marcado. Pero la consorte se decanta por otra corriente, en concreto por los labios glossy, apostando por un labial en color natural que refleja la luz con un potente brillo. Tras muchas temporadas en las que los labiales mate han sido la norma, poco a poco este efecto glaseado ha resurgido, comenzando por las generaciones más jóvenes y ahora extendiéndose a todo tipo de público.

Aunque las fórmulas de estos labiales, poco a poco, han ido mejorando para poder llevarlos de una forma cómoda, uno de los grandes inconvenientes de los glosses son su pegajosidad. Si los llevaste en los 2000 seguro que recuerdas la lucha constante para que esos mechones delanteros, tan típicos de entonces, no quedasen atrapados entre la cremosidad del cosmético. La Reina soluciona este problema de una forma sencilla y al alcance de todos, recogiendo el pelo en un moño pulido que no deja ningún cabello suelto.