Este es el truco para hacerse el maximoño que Penélope Cruz ha lucido en Venecia

·3 min de lectura
Photo credit: Jacopo Raule
Photo credit: Jacopo Raule

Una de las llegadas más esperadas al Festival de Cine de Venecia ha sido la de Penélope Cruz. La española ha desplegado sobre la ciudad italiana la elegancia mediterránea de la que es embajadora internacional y no ha dejado indiferente con sus selecciones estilísticas. Fiel a Chanel para su vestuario, la firma que lleva representando desde hace años, han sido sus peinados los que se han convertido en fuente de inspiración.

Photo credit: Kate Green - Getty Images
Photo credit: Kate Green - Getty Images

Las comparaciones son odiosas, pero a nadie le puede molestar que se le vincule a una grande del cine como Audrey Hepburn. Y es que desde que la madrileña recogiera su Oscar, enfundada en su vestido palabra de honor de Pierre Balmain y estrenando un flequillo postizo del que ya no se desprendería nunca, establecer paralelismos estilísticos ha sido inevitable. Y ese flequillo que la actriz usa con intermitencia a su antojo ha sido protagonista durante su cita en Venecia, donde la intérprete lo ha usado hasta en dos ocasiones, demostrando la versatilidad de estos pocos mechones.

Photo credit: Silver Screen Collection - Getty Images
Photo credit: Silver Screen Collection - Getty Images

Pero ha sido uno de los looks el que nos ha llamado especialmente la atención: su apuesta para la presentación nocturna de The Eternal Daughter. Penélope apostó por un maxirecogido con mucho volumen que recordaba al estilo que grandes como Audrey o Brigitte Bardot ya lucieron en los años 60. Y es que parece que todo lo que tiene que ver con aquella época está de vuelta: estas son las tendencias de los años 60 que recuperamos en 2022. Para conseguir este volumen en el moño, debemos recurrir a un viejo conocido: el donut de gomaespuma. ¿Te acuerdas de él?

Photo credit: Kate Green - Getty Images
Photo credit: Kate Green - Getty Images

El donut de gomaespuma es una circunferencia esponjosa para crear peinados con más densidad capilar de la que puede dar el propio cabello. El invento se hizo muy popular en los años 2000, junto al bumpit, el artilugio para dar volumen al pelo, y se empleaba sobre todo para construir moños como el que la protagonista de Volver ha llevado. En el mercado existen varios tamaños de donuts que elegiremos dependiendo del volumen que queramos aportar. Para recrear el peinado de Penélope, debemos seleccionar uno de los más grandes sin preocuparnos por el peso, porque una de las ventajas de este elemento es que no pesa nada.

Comenzaremos realizando una coleta a la altura que queremos que quede el moño. Después introduciremos esta por el agujero del donut. Como se trata de una prótesis de gran tamaño, si queremos asegurarnos de que no se va a mover, podemos fijarla con algunas horquillas. Ahora se trata de cubrir el donut con el cabello de la coleta. No obstante, si el largo del cabello no es suficiente podemos ayudarnos de extensiones, cuya raíz esconderemos en el interior del donut. Poco a poco iremos cubriendo la gomaespuma distribuyendo el cabello en una caída natura y fijándolo con horquillas dirigiendo las puntas hacia dentro, como haríamos con un recogido tradicional.

La artista culmina el peinado de inspiración años 60 añadiendo su característico flequillo postizo que enmarca su rostro hacia la mitad de la frente, un corte muy actual al que se ha sumado esta temporada su compañera de profesión Blanca Suárez. Cómo poner bien un flequillo postizo es clave para que no salte a la vista que llevamos, en una zona tan visible como la frente, un elemento ajeno a nuestra melena natural.