El triste e injusto precio de la fama infantil

Valeria Martínez
·3 min de lectura

Mientras Escuela de Rock ocupa un lugar especial en el corazón de muchos cinéfilos, para una de sus estrellas infantiles fue el cataclismo de la presión y el acoso escolar, pasando una década sufriendo adicciones, desorden alimenticio y miedo por la sexualización que los adultos vertían sobre ella. Hablamos de Rivkah Reyes, la niña que con 10 años dio vida a Katie, la bajista en el clásico de Jack Black.

A raíz del fenómeno social y cultural que ha provocado el documental Framing Britney Spears, Rivkah se suma a otras estrellas infantiles como Mara Wilson (Matilda) en poner sobre la mesa el lado más oscuro de la fama juvenil siendo mujer.

Fuente: Instagram/rivkah.reyes
Fuente: Instagram/rivkah.reyes

¿Cómo puede un niño actor conocer el precio oscuro que acarrea la fama? El reconocimiento internacional, el acecho de fans adultos, el riesgo de sufrir bullying y la presión familiar, son solo algunos de los altibajos que trae consigo el éxito cinematográfico infantil. Y Rivkah es un ejemplo más de ello.

Rivkah Reyes, que actualmente tiene 28 años, compartió su historia con The Post, asegurando que ella también, como Britney Spears, se sintió “insegura” a raíz del éxito de la película debido al comportamiento obsesivo de fans adultos. Cuenta que en una ocasión un hombre intentó tomarle fotos cuando estaba en el colegio, mientras los foros de la red contaban con comentarios sexualizándola con algunos hombres escribiendo que “no podían esperar a que tuviera 18”. 

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El éxito despertó los celos de sus compañeros de escuela, quienes la acosaban haciéndole burlas nombrando la película o haciéndola sentir diferente. “Especialmente después de terminar el rodaje, cuando volví a la escuela, la gente era muy agradable o malvada. No había punto medio” dijo. “Me perseguían por el colegio gritando ‘escuela de rock’”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Incluso, en un blog de 2020 publicado en Medium, Rivkah cuenta que una niña le pidió un autógrafo para luego romperlo delante de ella y tirarlo a la basura. Añade que el director de su escuela le dijo que el acoso del hombre que intentó fotografiarla en su propio centro de enseñanza “era el precio de la fama”, mientras su madre le leía los comentarios negativos y sexualizados de las redes y que, al verse en la película, vio todos los aspectos negativos de su físico, desarrollando entonces un desorden alimenticio. 

A pesar de haber disfrutado de una experiencia diferente, viajado por el mundo y asistido a entregas de premios como los MTV Movie Awards, el bullying la autoconvenció de que jamás sería nada más que “la niña de Escuela de Rock”, a no ser que consiguiera un papel más importante. Y toda esa presión la llevó a desarrollar “una adicción rabiosa” que duró de los 14 a los 24 años, recurriendo a comida, drogas, sexo, alcohol y a autolesionarse.Pasé más de una década aterrada de que había llegado a mi cima a los 10 años” escribió en el blog.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

De todos modos, en este momento de su vida y tras varios años de sobriedad, no se arrepiente de haber vivido aquella experiencia, sino que se siente agradecida. Incluso mantiene el contacto con todos sus compañeros, esos niños que, como ella, también estaban comenzando y con los que formó una segunda familia en aquel set hace 18 años. Pero también Jack Black ha mantenido su presencia en su vida, no solo yendo a ver las obras de teatro donde participa, sino también compartiendo escenario con ellos (como muestra el vídeo de abajo) ayudándolos. “Cuando uno de mis compañeros de reparto se metía en algún problema legal, Black me contactaba y preguntaba si sabía si estaba bien y si podía reenviarle su contacto” cuenta la joven.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

A pesar de todo, asegura haber superado las consecuencias de aquella experiencia. Tras “sobrevivir una decena de relaciones tóxicas y tres intentos de suicidio”, la actriz comenzó una nueva etapa en sobriedad en 2017, volviendo a la actuación, leyendo cartas de tarot, escribiendo para televisión y componiendo música. Actualmente trabaja en un podcast que servirá de espacio para que otras estrellas infantiles tengan una plataforma.

Más historias que te pueden interesar:

Fuente de la imagen: Instagram/rivkah.reyes