La tribu de Pau Riba invoca su espíritu con una 'fiesta mayor' en Barcelona

·2 min de lectura

Rosa Díaz

Barcelona, 23 sep (EFE).- Pau Riba murió hace seis meses, pero este tipo de aniversarios no se conmemoran entre su gente, como tampoco se rinden homenajes, por eso, los que se consideran su tribu han organizado este viernes un "Tribu(t)" con formato de fiesta, enmarcado en La Mercè, la Fiesta Mayor de su ciudad, Barcelona.

"Somos una pequeña tribu que hemos montado un concierto de agradecimiento a Pau", ha dicho al principio del espectáculo Anna Tobías, "que es la que ha montado todo este pollo", tal como ha aclarado el poeta Oriol Sauleda.

Una fiesta de agradecimiento como le hubiera gustado a Pau Riba, es decir, con canciones y poemas muy queridos por él y los suyos, que no son necesariamente los más conocidos.

"Pau era infinitamente más que 'Dioptria' o que la respuesta lúcida de una entrevista", ha añadido Sauleda, que ha reivindicado su faceta de poeta recitando "Sant Pere de la Figuera" y "Dolça esclavitud", junto a la banda PLAN, y "Llebrícia i Tortugàlia" y "Llàgrimes i poetas", junto a los poetas Enric Casassas y Núria Martínez-Venis.

Para subrayar la importancia del Pau poeta, a menudo ensombrecido por el Pau músico, el tributo ha empezado con Casassas recitando "Erro" y la poesía ha reinado durante la primera parte del espectáculo, siempre con el acertado acompañamiento de PLAN, una de las bandas con las que tocaba Pau Riba, en esta ocasión en formato ampliado, con Maus de los Mortimers en la guitarra y uno de los hijos de Pau, Llull Riba, a la batería.

La música ha ganado protagonismo en la segunda parte, cuando ha subido al escenario Adrià Punti y ha cantado un tema inédito en inglés de Pau Riba titulado "Worm".

Esta maravillosa interpretación ha dado inicio a un tramo muy emotivo en el que Silvia Pérez Cruz ha cantado "Noia de Porcellana" y otro de los hijos de Pau, Àngel Riba, una nana que le enseñó su padre, "El meu àngel", mientras su hermano Pauet Riba creaba proyecciones en directo.

Como si el cielo su hubiera emocionado, estas tres canciones han estado bañadas por la lluvia, pero una lluvia fina que los músicos no han sufrido gracias a la protección del escenario y que no ha amedrentado al público que ha abierto paraguas o se ha cubierto la cabeza con lo primero que ha encontrado y ha continuado celebrando la vida y la trayectoria de Pau Riba.

"Seguro que Pau nos ha venido a ver", ha dicho Núria Martínez-Venis, que se ha pasado todo el concierto haciendo locuras sobre el escenario, mientras los espectadores, mucho más apocados, seguían sentado en su sillas.

Una seriedad o timidez que han roto cuando Anna Tobías ha anunciado el 'paupurri' y los músicos han interpretado "Estrella de la fortuna", "Licors", "Mel y otros temas del amplio cancionero de Pau Riba, que el público ha coreado feliz de poder darle las gracias por su genial legado.

(c) Agencia EFE